14 junio, 2024

El avión presidencial.

Muchas controversias han estado en discusión sobre el uso de los aviones presidenciales, pero da pena ver cómo quieren mezclar la chicha con la limonada.

Los negociados y el abuso durante la década y media (sobre todo los primeros 10 años de correato), son completamente diferentes a lo que ocurre actualmente. Una cosa es usar los aviones para procesos delictivos, que deberían ser penados por la ley, intentando lograr impunidad con ese proceso, no dando información obligatoria e intentando ocultar información, y otra, completamente diferente es el uso para el traslado de las autoridades presidenciales a diversos destinos.

Por decretos mal escritos, se pretende decir que se ha hecho mal al trasladar al presidente y a su esposa a Miami para su operación. Si bien no es un viaje oficial, es el traslado limpio del Presiente a otro país, y está completamente justificado. ¡Tiene muy claras las indicaciones de quien viaja y para qué!

En los viajes que sí deben ser cuestionados, no existe indicación ni siquiera de quien viaja, peor para qué, y los destinos son paraísos fiscales y creo que hay algunos con destino desconocido.

El viaje actual del presidente tiene un justificativo claro y justo. Los viajes anteriores eran, a todas luces, delictivos.

No tratemos de mezclar la chicha con la limonada.

Artículos relacionados

Yo Periodista

En enero del 2015 cumpliré 20 años como periodista. Y a lo largo de todo ese tiempo tengo el sano orgullo de decir que he servido más con el ímpetu con el que he vivido mi profesión que ocasionado daño con mis errores que sí, los he tenido y, sin lugar a dudas, los tendré. No he hecho periodismo para acumular medallas. Para que la gente me admire. Para adornar mi personalidad con el premio Pulitzer o el del ITV o las portadas de las revistas que aquí, principalmente “las peluconas”, siempre le dan la vuelta a los mismos. Mis causas en este camino han sido las de los menos favorecidos, las de aquellos a los que se les negó la oportunidad de denunciar. Las de los maltratados por el sistema. Las de los estafados. Las de los que fueron humillados por la indolencia y el sórdido quemeimportismo.

Juramento Hipocrático

2013 Penn State College of Medicine White Coat Ceremony

Si observo con fidelidad este juramento, séame concedido gozar felizmente mi vida y mi profesión, honrado siempre entre los hombres; si lo quebranto y soy perjuro, caiga sobre mí la suerte contraria. Es así como sabiamente reza la última oración del juramento hipocrático. Juramento que efectúan los profesionales de la salud antes de empezar sus prácticas con pacientes, y aún con frescas ilusiones de ejercer su profesión con inocencia y pureza, como también se invoca en una estrofa del juramento en su versión clásica. Este compromiso ético, resalta la intención de los médicos de no rehuir de su responsabilidad con la sociedad, y su predisposición , si es necesario, de comparecer ante un tribunal.

1 comentario

  1. En la actualidad la crítica malsana sobre el uso de los aviones presidenciales, desnuda de cuerpo entero el cinismo de los delincuentes del SSXXI.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×