19 junio, 2024

La dirigencia indígena al garete

Hablar en estos tiempos, de concertación, es un tema complicado.

La dirigencia indígena, siente que, si perdió la presidencia de la república, le queda aún ganar la batalla por la presidencia de la asamblea nacional. sería tan fácil como aliarse a su enemigo político tradicional, el ex presidente correa y lograr así la 1ra., o, la 2da. vicepresidencia, presidir varias comisiones legislativas o dominar el cal.

Sería una “alianza estratégica” contra natura, sólo por hacerle difícil la tarea al nuevo gobierno. -del señor Lasso de la posibilidad de lograr la rehabilitación económica, del país. de insistir en su necedad, saldrá más dividido de lo que ya está.

Su partido se desinfla como “vejiga con caliche”. adiós a las intenciones políticas de gobernar al país en un futuro cercano, con una óptica tan pequeña y poco visionaria.

El país, -no sólo el gobierno próximo-, necesita que todas las fuerzas políticas, arrimen el hombro, para salir de las crisis: económica, de salud y de ética que transita el país.

Esta sería la postura política que requiere la patria, de sus dirigentes, partidos y movimientos políticos. de otra manera nos hundiremos en el caos, con los que quisieran que fracase el nuevo gobierno.

El socialismo del siglo XXI, está siendo derrotado, en estos días. ya lo lograron Chile, Ecuador, Colombia, Panamá y lo logrará el Perú.

Serán los países de la costa del pacífico sur de Sudamérica, los que con seguridad logren restablecer, las democracias en el resto de los países de esta subregión del mundo, con el apoyo de las democracias de otros países de este continente y de Europa.

Esta sería la dirección correcta en materia macroeconomía y política subregional.

Otra dirección sería.volver a lo mismo del cercano pasado: Venezuela, Brasil, Argentina, Nicaragua y Cuba.

Ese es ahora, el panorama político nacional e internacional. Así lo veo como simple ciudadano, que quiere lo mejor para su país.

Espero coincidir con uds. mis queridos lectores.

Artículos relacionados

Convirtamos en águila al elefante

“No es debido al tamaño que uno gana o uno pierde, hay que ser el mejor en cualquier cosa que se haga”. – Douglas Malloch –

De acuerdo a Guillermo Arosemena: “Un Estado grande y costoso no significa mayor eficiencia en el manejo de los recursos públicos, ni mayor bienestar para el pueblo”. Esto para algunos les puede sonar disparatado, ya que un pensamiento aparentemente lógico diría que a mayor tamaño del perro guardián, mejor cuidada está la casa. Esto es cierto… cuando hablamos del perro…, pero el Ecuador no es un perro.

Es raro que se use la figura de Eloy Alfaro idealizándolo pero cambiándolo totalmente. El era un empresario de mucho dinero. No muy religioso. Decía que el Estado no es un buen administrador. Con lo que estaba evidentemente diciendo que debería ser pequeño y no administrar sino regular y fiscalizar. Pero para un gobernante es más interesante tener un Estado grande aunque esto cueste directamente pobreza, desempleo y crimen. Solo para su propia vanidad, para sentir más poder e incluso por presiones de poca gente que se beneficia económicamente de esto. ¡Hipócritas! Pero bueno, así es el ser humano. Igual, los pájaros vuelan muy alto pero tienen que bajar a tomar agua.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×