17 junio, 2024

Una neutralidad demasiado sesgada

A las FF.AA. del Ecuador

“Los lugares más oscuros del infierno están reservados
para aquellos que se mantienen neutrales
en tiempos de crisis moral”.

Dante Alighiere.

Insistimos, como hace  poco más de un  mes, que, por ningún motivo, las FF.AA. pueden declararse neutrales en las contiendas cívicas de la ciudadanía, cuando están en juego los derechos democráticos. En aquel momento aclaramos, a propósito del fraude electoral del CNE y anunciado como evento legítimo por su presidente Juan Pablo Pozo, que el Art. 158 de la Constitución en vigencia es taxativo en su orden. Terminante. Concluyente. O sea no admite discusión. Ningún tipo de réplica.  No hay otra alternativa cuando aclara que “Las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional  son instituciones de protección de los derechos, libertades y garantías de los ciudadanos”.

 

El desestimar esta disposición implica un acto anticonstitucional y violatorio del principio fundamental de un Estado de derecho. ¿Es qué, acaso, en algún descanso del escrito, o  escondido entre los términos usados hay algo que diga, aunque sea tácitamente, que las FF.AA. pueden escoger cumplir o no con el enunciado constitucional? ¿O existe en otro artículo de los 444 de  la Constitución algo que ordene, que cuando la democracia está en peligro, que cuando se atenta contra los derechos, las libertades y las garantías de los ciudadanos, tal cual ha sucedido ahora en los comicios presidenciales, las FF.AA. no deben ni están obligadas a cumplir con el Art. 158? No en vano denuncia Dante Alighiere, en su Comedia, que “los lugares más oscuros del infierno están reservados para aquellos que se mantienen neutrales en tiempos de crisis moral”.

 

Es penoso, por decir lo menos, que quienes están encargados por el propio Estado de Derecho, para protegerlo en sus funciones, se retiren del cumplimiento de sus obligaciones. Ayer el  General César Merizalde, como Jefe del Comando Conjunto firmó, en su representación, semejante declaratoria de indefensión promoviendo el incumplimiento del Art. 158 de la Constitución actual. Exigimos al nuevo Comando Conjunto y solicitamos a las FF.AA., como unidad total de defensa, la rectificación de tal desatino, teniendo en cuenta que dicha declaratoria es anticonstitucional, ilegal y antidemocrática. ¿O es que, el pueblo ecuatoriano debe resignarse a “una suerte sin destino y desprotegido, social y jurídicamente, en manos de los embates del autoritarismo gubernamental actual”?

 

Traemos a colación, por creerlo seriamente pertinente, unas cuantas líneas de un escrito anterior sobre el tema.   

 

“ Señores del Comando Conjunto –dijimos entonces- esta posición inadmisible va más allá, sin embargo, de una simple posición institucional. ¿Por qué?  Pues que obliga al pueblo, a los ciudadanos a reivindicar para sí, y por sus propias fuerzas, una lucha continua para restablecer los derechos, las libertades y las garantías usurpados. Una lucha sinónimo de resistencia, acogida y declarada legítima incluso por los organismos internacionales… En nuestro caso el Art. 98 determina, con mucha claridad, que “Los individuos y los colectivos podrán ejercer el derecho a la resistencia frente a acciones u omisiones del poder público (…)  que vulneren o puedan vulnerar sus derechos constitucionales y demandar el reconocimiento de nuevos derechos”. ¿O es que las FF.AA., conscientes de los hechos, y estando en sus manos el salvar el país de una catástrofe institucional, aceptan, sin embargo,  la imposición  del régimen dictatorial fascista  en Ecuador, que vulnera los valores democráticos de nuestra sociedad?  

 

Nadie, que quede claro, pide a las FF.AA. que intervengan mediante el típico “golpe”. Lo que exigimos es que, aceptando constitucionalmente el Art. 158, acudan las FF. AA. en apoyo de la democracia, y hacerlo acatar  ante el Consejo Nacional Electoral. En otras palabras… Las FF.AA. respondiendo, legal y legítimamente, por mandato del Art. 158, exhortan  al CNE, cumpliendo con la protección de los derechos, libertades y garantías constitucionales de los ciudadanos, a determinar, con la nulidad de las elecciones últimas, las nuevas a llevarse a cabo. Esto es en  cuanto a los derechos electorales de la ciudadanía que demanda nuevas elecciones, con veedores internacionales serios
y con nuevas autoridades electorales, sin sistemas electrónicos, entre los candidatos pertinentes.
¿Es que  hay otra forma, señores de las FFA., de dirimir este problema político, sin lesionar la dignidad de los ecuatorianos y evitar la confrontación, quizás con víctimas mortales?. ¿Cómo puede gobernar en un ambiente democrático, un candidato que recibe, la victoria presidencial, por mínimo puntaje, en un contexto de irregularidades en el cumplimiento  de la Ley de Elecciones y el proceso eleccionario, desnudando ante el mundo un fraude de graves consecuencias sociales…?

Artículos relacionados

Burdocracia

La burocracia en su concepto natural es la estructura sobre la que reposan e interactúan los servidores públicos de un país. Lastimosamente, en nuestro país aplica la descripción negativa de este término; […]

La locura del Poder

Cito a Pablo Cazau “¿Quién no deseó ser alguna vez como Superman o como Dios? ¿Quién no se embriagó con esa cosa llamada Poder, y que alguna vez Henry Kissinger llamara el ‘afrodisíaco definitivo del hombre’ (cuanto más se tiene, más se quiere)? ¿Y quién, en fin, no repudió alguna vez tales íntimos e insensatos anhelos asumiendo la identidad del humilde? Porque ya lo dijeron una vez los seguidores de Joung: quien por fuera se muestra modesto, inconscientemente se siente poderoso, así como quien necesita ostentar poder, por dentro se siente insignificante”. Y esa insignificancia, agrego yo le impulsa a ratificar un creciente e infinitas ansias de poder.

Es un círculo vicioso infernal: Chávez, Fidel, Hitler, Correa y tantos más. No abandonan el poder democráticamente sino que solo la muerte los separará de ese manantial de vitalidad. La tendencia de este tipo de personajes, que los hay muchos en la historia económica y política de la humanidad, es a ensimismarse y confundirse o tutearse con Dios.

4 comentarios

  1. COMENTARIO Y OPINIONES QUE NACEN DE UNA POSICIÓN OPOSITORA QUE, A CUALQUIER COSTO, QUIEREN IMPONER SU VOLUNTAD, QUÉ MAYOR CUMPLIMIENTO DE LA NORMA CONSTITUCIONAL DE PARTE DE LA FF.AA. QUE ACATAR LA DECISIÓN DEMOCRÁCTICA DE LOS CIUDADANOS, QUIENES NOS EXPRESAMOS EN LAS URNAS.

    BAJO EL CRITERIO EXPUESTO EN ESTA PUBLICACION DEBERÍAMOS ENTENDER QUE EN ÉPOCAS PASADAS SÍ CUMPLIAN CON SU OBLIGACIÓN CONSTITUCIONAL, CAMBIANDO DE PRESIDENTES SEGÚN LA COYUNTURA Y CONVENIENCIA DE LOS GRUPOS DE PODER…

  2. Sr. Arteaga;

    Es la segunda vez que usted insiste en la barbaridad de pedir que las FF.AA. se conviertan en árbitro de un asunto que no les compete. Debería asesorarse con algún abogado para que le dé interpretando la ley ya que usted no lee ni le importa lo que dice.

    No creo que sea ignorancia lo que a usted le impulsa a tan descabellada propuesta, estimo que es un afán de buscar notoriedad a sabiendas de no ser juzgado por su temeridad. Pero de insistir en su locura, deberemos solicitar a la justicia para que actúe contra usted como conspirador y agitador por insitar repetidamente a las FF.AA. a que tomen un rol que no les corresponde.

    Considero que por un mínimo de respeto a quienes leen este blog, ustedes los analistas amateurs deberían tener elementales conocimientos sobre el asunto que quieren trasmitir y no escribir disparates como el presente, donde usted únicamente demuestra una carencia de cultura general.

  3. Para lo que ha quedado Marco Arteaga, ex defensor de los derechos del pueblo palestino, hoy tocando las puertas de los cuarteles para promover la intervención anticonstitucional de las fuerzas armadas, como si viviéramos la época de la democracia tutelada de los años 70 y 80s. ¡¡¡Quién te ha visto y quién te ve, Marco Arteaga!!!

  4. Discrepo enormemente con las opiniones antes mencionadas, los ecuatorianos queremos un país libre democrático y resulta que existe tanta gente segada por la actual política que no piensa en el futuro. Señores, nosotros somos personas adultas con un futuro ya realizado, profesionales que crecimos en un país libre, donde cada uno elegía lo que quería ser, creaba su propio negocio bien o mal teníamos información real de lo que pasa en nuestro país, hoy por hoy la situación real no la conocemos, no sabemos a ciencia cierta que sucede en cuestiones económicas, sociales, ni morales, conocemos lo que les conviene mas no lo que debemos conocer.
    Hemos sido informados sobre los casos de corrupción que abarcan autoridades de poder y nos hacemos los ciegos, sordos y por ultimo terminamos mudos, por que no reaccionamos cuando están desfalcando nuestro país.
    Entonces entiendo que lo que estamos esperando es que el país se vea sumido en crisis para reaccionar, veo que el ecuatoriano espera sentir la crisis en sus bolsillos para salir y reclamar, cuando lo que debemos hacer es pedir que los políticos tengan por lo menos el grado de responsabilidad moral para manejar la economía que es generada por el trabajo de cada uno de nosotros.
    Vivimos discutiendo por lo que el uno u otro dice, tomando posiciones por uno u otro político cuando debemos exigir a cualquiera que este en el poder, que sea correcto y no corrupto.
    Señores el futuro es de sus hijos de sus sobrinos de sus nietos, abran los ojos y miren bien lo que esta sucediendo, claramente nos guían a un proceso comunista donde lo que prima son intereses personales y no los del pueblo, donde el lema es divide y vencerás y esa división empieza en las familias, las organizaciones sociales, las instituciones y por ultimo los pueblos.
    Yo no quiero que me regalen nada, dando gracias a Dios mis padres supieron darme la mejor herencia que son los estudios mi profesión y por eso cada día trabajo con dignidad y por eso no estoy de acuerdo con todo lo que se viene dando en nuestro país, creación de grupos armados, los poderes y organizaciones a favor de un partido político, ¿como se llama esto?.
    Si existió o no fraude lamentablemente no lo sabemos pero si felicito a las personas que como el Sr. Marco Arteaga Calderón son valientes en expresar su descontento con respecto al silencio de las FFAA, por que como lo indica no queremos un Golpe de Estado, no queremos botar presidentes, lo único que queremos es sentir el respaldo de una organización que esta llamada a defender la democracia en los pueblos, que esta llamada a servir al pueblo no a un individuo ni partido político,
    Antes de tomar la decisión de apoyar a un partido político lo que debemos hacer es unirnos todos y exigir que los políticos guíen nuestro país por un camino democrático, con poderes imparciales, con instituciones libres de ejercer sus propias acciones.
    Únicamente de esta manera creamos un futuro prometedor para las próximas generaciones, no esperemos a que se derrame sangre para cambiar, no esperemos que destruyan nuestra economía que de por si ya se encuentra afectada, para pedir un cambio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×