Deberes y Derechos – Desde mi Trinchera
Comentario

Deberes y Derechos

Todo parte de que los individuos exigimos solo “derechos”.  

No hay derecho sin deber, no hay ganancia sin costo, no hay garantía sin aval, no hay beneficio sin obligación. Ambos lados son parte del todo de la sociedad, de la vida, del hacer…del ser.

El deber es parte del derecho, así como el derecho es parte del deber.  La gente, como la suma de los individuos, exige al “otro” así como del Estado todo. Obligación recibir, olvidándose que nada (a excepción del amor) se crea, se logra solo cumpliendo con la contraparte.  

Y el solo exigir y tener derechos quizás pueda funcionar  en el corto tiempo, pero a la larga es insostenible, tarde o temprano pasará la factura, es irremediable. No es mi punto de vista o mi opinión, no! es una regla de vida.

Esos errores se ven en sociedades enteras. Nos han convencido en Latinoamérica que el mundo tiene una deuda con nosotros, y por tal debemos seguir exigiendo. “La leche debe alcanzar con equidad para todos”; pero no priorizamos que debemos sostenidamente producirla primero.

La Constitución actual es garantista, y por tal a mi juicio, está mal concebida. Los candidatos ofrecen los servicios gratis, la gente fundamenta sus decisiones en quien da más derechos y a menos costos.

La Ley Especial  de Galápagos establece los derechos de los residentes.  Hemos creído, olvidando esos principios básicos de que para tener derechos debemos cumplir deberes y obligaciones. Salvo  los menores de edad por su condición vulnerable y los mayores de edad, por similar condición y por haber ya CUMPLIDO  previamente al estado, no significando por tal que la sociedad en general no deba compensar cumpliendo solidariamente los deberes correspondientes para sostener estos derechos.

Leí alguien que decía: si eres galapagueño guía tendrías derecho de vivir donde tú decidas y no estar obligado a vivir aquí para poder ejercer la profesión” Interesante opinión pero refleja la distorsión que como sociedad tenemos de no entender que tener un derecho privilegiado de vivir en una área especial, nos exige y demanda muchas más obligaciones, deberes y responsabilidades por tal. En general hemos crecido, bajo un manto que las cosas funcionan así.

Mi propuesta es trabajar en los principios, en los valores, en lo que estructura la sociedad, en las capacidades  individuales, en nuestra obligaciones para con el estado, en nuestra solidaridad para quien la requiera,  y por tal, en lo que podemos así lograr mejores oportunidades para todos.

 

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *