25 mayo, 2024

En el día de graduación de mi nieta

Danielita:

Me dirijo a ti, como realmente lo eres. Una escritora consagrada.

Tienes el don de escribir, y ya a tan corta edad, has escrito tu primera novela. Novela que es un gran secreto su contenido.

Yo, de ella, solo conservo un pequeño fragmento, 3 cartas, que  tu Colegio escogió, para insertarla en una publicación oficial, que junto a unas treinta cartas, versos y composiciones varias, tus compañeras y tú, lo hicieron solas, con la sola supervisión de la excelente coordinadora de Literatura del Colegio, que las agrupo y las alentó a escribir.

He leído ese Libro, y creo que, en cada una de esas “cartas”, hay un mensaje muy claro, de lo que son, de lo que piensan y del rumbo que tomaran en la vida.

La escritura, madura a los niñas como tú, y gracias a esas “descargas” de vuestro intelecto, logran plasmar y evadir las dificultades, -grandes o pequeñas-, que a tu paso, -corto aún en el tiempo y en el espacio- que deberán recoger en los años venideros, pero que lo tienen claro, así como, tu visión de la vida, que ya no será tan ideal o irreal como hasta ahora lo ha sido, que te pondrá a prueba en cada paso y en cada logro que alcances, con tu esfuerzo, constancia y decisión. Logros, que te llevarán a triunfar, frente a los demás y rebasar los limites inicialmente impuestos por ti, que paso a paso lograrás, sin desbordes, ni apresuramientos.

Recuérdalo, esta dicho en las escrituras: “Cada cosa en su lugar, cada emprendimiento en su tiempo”.

Que Dios te guíe en tu camino, y que los Santos y Santas del cielo, te cuiden en todos los instantes de tu vida.

Es lo que deseamos tus abuelos y todos los seres más queridos de tu familia.

Te queremos mucho Danielita y te deseamos lo mejor para ti.

Tus abuelos Pincho y Coca, Mariana y Danilo.

Artículos relacionados

La caída del cóndor (1)

Estos días pasados, han sido materia de comentarios, en las familias Samborondeñas, -quizás llevados a las redes sociales-, un suceso extremadamente lamentable, acaecido en una ciudad norteamericana, que como “resultado” de una […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×