16 junio, 2024

¿Libertad de Expresión?

Con estas palabras califico, el Candidato oficial, la vandálica acción, de unos simpatizantes de (AP), de lanzar “latas de atún” contra la Sucursal del Banco de Guayaquil, en la ciudad de Manta.

Actos vandálico que en el caso de M.P.D., (Extinguido), el Presidente Correa los califico de “tira piedras”. Entonces, a éstos, emulando al viejo partido de izquierda, tendríamos que llamarlos los “tira enlatados”.

Pero, recordemos algo de reciente data.

Tales latas de atún, fueron donados por el gobierno Alemán, para los damnificados del Terremoto del 16 de abril (2016), que afecto severamente a las provincias de Manabí y Esmeraldas, provocando, este fenómeno telúrico, unas 600 muertes aproximadamente, unas mil casas destruidas, algunos edificios de hasta 7 pisos, terminaron en escombros afecto adicionalmente la infraestructura del agua potable y de la luz eléctrica y unos cientos de familias damnificadas, que lo perdieron todo, y han tenido que permanecer hasta la presente fecha, (10 meses después), en carpas del Ejército y de Organismos de Socorro, ecuatorianos.

Esta acción vandálica comprende 2 delitos al mismo tiempo: 
1). El ataque a la propiedad privada y
2). El robo de alimentos de damnificados del terremoto, que llegaron al Ecuador desde Europa, para alimentar a aquellos ecuatorianos que lo pe
rdieron todo, en menos de 1 minuto, en ese fatídico día.

Presumo, si aquellos vándalos hubiesen sido partidarios del señor Lasso y el edificio atacado, la Sede Provincial o Local de A.P, hubiesen sido, inmediatamente enjuiciados por Terroristas y por desestabilizadores del Gobierno, y estuvieran en la cárcel, pagando una pena de 20 a 25 años.

Pero, esta penosa realidad -como hecho de campaña política- ya no suciasino delictiva, fue calificada con la expresión que pretendía minimilizarla y convertirla en un ejercicio de uno de los derechos del ser humano mas excelsos como la “libre expresión”que es un derecho natural de las personas y no una dádiva legal o soberana de un presidente o de un dictador.

Solo la ignorancia crasa de quien lo dijo, o la convergencia de estas acciones criminales con su pasado político como miembro integrante y activo de una facción extremista ecuatoriano AVC… “Alfaro Vive Carajo”, pudo asimilar un delito, penado por las leyes ecuatorianas, a un derecho natural de la persona humana. Es como confundir -así caracterizado en el lenguaje popular- “la mierda con la mostaza”.

¿Este candidato oficial, con nexos tan cercanos con los gobiernos de la década ganada, aspira gobernar nuestro país?, que requiere de un gobierno que lo precedida un hombre inteligente, entendido en finanzas, en economía, en empresa privada y en emprendimientos, y de hombres y mujeres patriotas, que están demostrando, una fuerte vocación democrática, no solo en las redes o medios de comunicación, sino en las callesvenciendo el miedo, el temor y la persecución a la que son sometidos inmediatamente, como ya lo hemos escuchado, en el caso de un joven ex candidato presidencial, que investigo y probo documentadamente, la ilicitud de ciertos negocios, nada santos, de altos funcionarios y empleados públicos de este gobierno, vinculados con empresas constituidas en el exterior, para encubrir nombres y apellidos, con empresas fantasmas, (que aparecen y desaparecen), legalmente constituidas, que las autoridades de la Fiscalía Norteamericana, están enteradas y están realizando las investigaciones respectivas para ajusticiar a aquellos, que han participado en lo que se conoce como “lavado de dinero”. 

Negocios ilícitos que nos ha llevado como país, a ser incluidos en la “lista negra”, de entre los muchos países del mundo que también lo hacen, afectando nuestra imagen externa, y otras consecuencias mas graves aun, como lo es, el cierre total del crédito externo, por parte de los organismos internacionales crediticios, en momentos que con urgencia se requiere tenerlos a nuestro favor, para palear en parte, la dura situación económica que atravesamos como país, y el gigantesco endeudamiento externo e interno de este gobierno, que tiene a todos los sectores institucionales y privados al borde del colapso.

Solo el pueblo en las urnas, este 2 de abril, nos devolverá la esperanza que requerimos mantener los ecuatorianos, si esta decisión favorece ampliamente, al candidato de la oposición, Guillermo Lasso Mendoza.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×