22 junio, 2024

Boletín de Prensa 079 / Quito, 03 de diciembre de 2014 – Impuestos camuflados en la reforma laboral

Lo denuncia Andrés Páez y demuestra el despropósito del Ejecutivo

Tratando de mimetizar la reforma y perdiéndole al artículo en medio de otras tantas reformas, el Gobierno camufla un nuevo impuesto, esta vez a través del IESS, para obligar a todas las personas que reciben un ingreso sin relación de dependencia, para que hagan un aporte al IESS. Al respecto se advierten los siguientes hechos:

1. Este despropósito consta en el numeral 9 del Art. 42 del proyecto de reforma laboral, que reforma el Art. 15 de la Ley de Seguridad Social y establece una aportación individual obligatoria de toda persona que reciba un ingreso a cualquier título, y menciona a los trabajadores autónomos, profesionales en libre ejercicio, el patrono o socio de un negocio, el dueño de una empresa unipersonal, el menor trabajador independiente, la persona que realiza trabajo no remunerado del hogar;

2. Lo anterior quiere decir que todos los ecuatorianos estamos obligados por el Gobierno para aportar a ese mamotreto institucional llamado IESS, y como la norma es tan general, tendrán que aportar al IESS no solo los profesionales, sino también los artesanos, la señora dueña de una tienda de abarrotes, los informales, las amas de casa, los menores de edad que realicen labores de cualquier tipo. Ese es el verdadero alcance de este disparate impuestero;

3. La medida afecta en mayor medida a la clase media que ha sido el soporte electoral de este Gobierno y con ello le obliga a una persona a pagar impuesto a la renta, impuesto al valor agregado, anticipo del impuesto a la renta, patentes municipales y ahora impuesto para el IESS;

4. En la tristemente célebre Resolución 464 del IESS se establecía lo mismo y fue la presión ciudadana la que obligó a que dejen sin efecto semejante medida y ahora replican el despropósito a través de este impuesto camuflado perdido en medio de más de una decena de reformas a la ley del IESS.

5. En la Resolución 464 del IESS, dictada en el corto y penoso paso por el IESS de Fernando Cordero, se establecía que el aporte será del 20,2% de los ingresos; en esta reforma ni siquiera se establece eso, y se deja a discreción del IESS establecer el porcentaje del aporte obligatorio;

6. Los autores de este cínico planteamiento, no recuerdan que la Corte Constitucional, mediante sentencia publicada en el Registro Oficial No. 525 de 16 de Febrero de 2005, declaró inconstitucional la frase “obligados a solicitar protección” (página 7), puesto que la afiliación debe corresponder al beneficiario; es decir, el beneficiario tiene derecho a la afiliación y si desea lo hace o no lo hace pues al no estar en relación de dependencia no tiene porqué estar obligado a aportar al IESS;

7. Distinto fuera que la reforma obligue a los ciudadanos a afiliarse a una institución seria y competente, pero todos sabemos que el IESS es un desastre, donde la corrupción ha sido galopante, donde los servicios son malos y en algunos casos pésimos, donde el maltrato es a la vista de todos y donde se han hecho inversiones inmobiliarias que están claramente bajo sospecha;

8. También se reforma el literal b) del Art. 12 de la Ley de Seguridad Social y se establece que “la realización de cualquier actividad remunerada o no” es el hecho generador de esta obligación, con lo cual se consagra y se refuerza el impuesto camuflado;

9. El gobierno de Correa, es el más impuestero de la historia y con esto lo que hace es clavarle un impuesto camuflado especialmente a la clase media, que ha optado, incluso estando afiliada al IESS, por servicios de medicina prepagada para poder atenderse ante la imposibilidad de recibir una atención oportuna y decente en las instalaciones del IESS, donde hay por cierto excelentes médicos, pero que sufren de serias deficiencias administrativas que tornan imposible una atención de calidad.

A los que reciben ingresos en relación de dependencia les limitan las utilidades, y a los que no reciben les clavan un impuesto camuflado. Y encima de esos se dicen socialistas los que, en los hechos, son todo lo contrario.

Artículos relacionados

1 comentario

  1. Dígame, asambleísta de los ecuatorianos honestos y trabajadores, HASTA CUANDO VAMOS A SOPORTAR ESTO? Es necesario acaso una verdadera REVOLUCIÓN SANGRIENTA como la Francesa o la guerra Civil de Los Estados Unidos, u otro 24 de Mayo de 1944 para acabar con esto? Hacen lo que les da la gana, violan la Constitución creada por ellos mismos a cada rato, insultan a los que quieren, nos tienen atosigados todos los días y a toda hora con las cadenas nacionales, tienen todos los poderes atrapados, y así estamos impávidos?. Creo que hemos perdido la dignidad y la fe. Siga luchando asambleísta, pero haga conocer al pueblo sumiso y pendejo de este país, las cosas que están pasando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×