28 mayo, 2024

Propaganda Falsa

La propaganda en televisión del Ministerio de Finanzas indica que la deuda se la destina a la inversión en carreteras, etc.

¿Cómo puede explicar que la inversión del año 2014 es $7.000 millones, de acuerdo a cifras del Gobierno, pero el déficit presupuestario del año 2014 asciende a $11.300 millones, que es la tercera parte (33%) del presupuesto 2014 de $34.300 millones?

Este déficit es desglosado así: $7.272 millones admitido por el Gobierno, más $1.000 millones de deuda a China por pagar inmediatamente por préstamos garantizados con flujos de dinero resultantes de ventas petroleras y $3.000 millones que el Gobierno llama “necesidad de financiamiento” para pagar la amortización de deudas (capital e intereses), que es déficit, ya que no tiene dinero para pagar las deudas y que deberían ser pagadas con dinero propio, no con más deuda.

Aparte del déficit, todo lo que ingresa al erario nacional por petróleo e impuestos a los ciudadanos sirve para mantener los gastos del Gobierno.
¡Basta de propaganda engañosa con dinero de los ciudadanos!

Antes, en mi artículo “Rectifique o despídase” indiqué que la Administración Pública en su cuenta de Twitter @AdmPublicaEc envió propaganda falsa, indicando que el Gobierno ha construido 8 hidroeléctricas. A pesar de las protestas no han rectificado.

Una persona del público me escribió sugiriéndome que no insista, porque no van a rectificar. Pero no insistir sería un error. Sería aceptar la mala utilización de los recursos del Estado, puesto que la función de estos organismos gubernamentales es informar, no engañar. Deben recordar que son funcionarios públicos, pagados con dineros recaudados con impuestos grabados a los ciudadanos, con dineros del Estado. Deben utilizar bien el lenguaje y rectificar ya que todavía no se ha construido ninguna hidroeléctrica, y rendirnos cuentas, ya que tenemos derecho a información responsable, veraz y verificada.

Artículos relacionados

Desde el rincón rojo

Al escritor peruano Eduardo Arroyo Laguna, reconocido docente universitario. Pero, antes que nada, un excelente amigo…, sinónimo de amplia solidaridad!

Hablar sobre Mariátegui hoy es traer, en actualidad, uno de los referentes más sólidos, más serios y más realistas hacia la apertura de los cambios necesarios y posibles en Latinoamérica. En el contexto claro y decisivo, por supuesto, de un bienestar social en plenitud de justicia y libertad. Bienestar social en plenitud de justicia y libertad sobre todo para las grandes mayorías, aun recargadas por la sola supervivencia como especie… José Carlos Mariátegui, que nació peruano, como ideólogo socio político por su proyecto consecuente de liberación hemisférica pertenece, tal cual lo hemos enunciado en otros momentos, a nuestra América. La América de Bolívar, de Vasconcelos, de Rodó, de Martí, de Sandino, la América de Alfaro… Aunque murió demasiado temprano, casi a los 36 años, su obra muy fértil sigue siendo, incluso, un sendero de llamada y advertencia para que los pueblos latinoamericanos puedan caminar por él, sin temores y con decisión, al encuentro de su destino…

2 comentarios

  1. ¡Bravo! Aplausos señor Sañay de La Bastida. Excelente artículo como siempre. Siga desnudando a esa sarta de ladrones y mentirosos que se dan la gran vida con los dineros extorsionados al pueblo. Pobre pueblo que paga impuestos como nórdicos, para obtener servicios africanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×