22 mayo, 2024

¡Basta ya!

Esta vez empezaré mi artículo citando una profunda y oportuna frase del poeta, novelista y ensayista mexicano Javier Sicilia.

Si no tenemos policías, jueces, abogados, fiscales, honestos, valerosos y eficientes; si se rinden al crimen y a la corrupción, están condenando al país a la ignominia más desesperante y atroz.”

Creo, sin temor a equivocarme, que toda ésta estresante barbarie por la que cada ecuatoriano honesto y de bien está atravesando, ha superado, diametralmente, todos los niveles imaginables de actos de corrupción.

La torpe e ignominiosa cultura del robo de los dineros de todos los ecuatorianos por parte de funcionarios públicos; cuyas ambiciones y degradación moral no tiene límites, creyendo dichos sujetos que es su derecho no descartar la oportunidad de ejecutar la comisión de tales delitos y/o creer que su demencial estado de postración moral los eleva a niveles que superan todo tipo de astucia, sintiéndose orgullosamente, además, unos personajes con histriónicas conductas que los hacen creer  “ser más listos que otros”.

Es de conocimiento público que a muchos niveles estamos atravesando una grave crisis económica, diplomática, política, social, moral, etc., además de impredecibles consecuencias.

Basta con observar la situación que actualmente atraviesa la seguridad integral de los ecuatorianos, arrebatada y sometida grotesca y violentamente por parte del crimen organizado y el narco tráfico, haciendo del miedo una suerte de reiterativos actos emocionales en la psiquis de cada ciudadano que vive en nuestro país, sin saber si regresará o no con vida a su hogar, basta con observar el actual vergonzoso sistema de justicia, la inconcebible crisis del sistema energético, el descalabro de los hospitales en el área de salud, la infraestructura de la educación y de toda la sociedad, la grave crisis del IESS, etc. Y así pues, muchos sectores más.

Basta, además, con observar comentarios desde diferentes sectores políticos; unos juzgando gobiernos anteriores, incluido el actual. Otros, aprovechándose de las circunstancias, creando y preparando nuevas plataformas para la campaña política del siguiente proceso electoral. Otros, desde la insurrección, ejecutando torpes e insulsos actos demagógicos a fin de igual manera de sumar simpatías para las futuras elecciones.

Y muchos nos preguntamos: ¿En qué parte de nuestra realidad está quedando, al menos, el verdadero sentido de honestidad y amor por nuestra patria; que es simplemente aquel mismo amor que se entraña en nuestras propias actividades y deseos de superación, en nuestros propios principios y valores de nuestra familia…?, sin darse cuenta que todo aquello son actos de auto destrucción, por lo tanto, de incalculables consecuencias.

Recuerdo aquel dialogo que tuve hace algunos años con un buen amigo norteamericano, periodista de profesión, quien conversando sobre la realidad de nuestro país, y al preguntarle que me responda desde su punto de vista, cuál era la solución para nuestros problemas, en ese entonces, por lo que, mirándome fijamente a los ojos, y con cierto gesto de pena e impotencia, sutilmente me puso su mano derecha sobre mi hombro izquierdo, y muy respetuosamente me respondió: “Raúl, la única forma de que tu hermoso país cambie, es que salgan todos del ecuador….que no quede uno solo…para que luego sea habitado por gente nueva…”

He ahí pues qué; mientras que algunos personajes, arraigados a una especie de cultura casi generalizada, contradictoria a verdaderos principios, nos sometan sin resquemor alguno, y nosotros lo permitamos, entonces continuaremos siendo lamentablemente un país escaso de radicales decisiones por cambiar su aberrante presente.   

En lo personal, me siento estafado, desubicado, temeroso, viendo como nuestro pobre país ha venido perdiendo todo sentido de moral, honestidad y decencia; en el cual, y entre otros, se está procesando penalmente al ex presidente del Consejo de la Judicatura, en esencia, ex juez de cuentas de los funcionarios judiciales, llegándose a condecorar en un gobierno anterior a un ex Contralor General del Estado, funcionario prófugo, actualmente procesado por la justicia de los norteamericanos y prácticamente sentenciado a más de 100 años de reclusión mayor, para sucumbir luego ante la muerte dentro de una prisión.

¿Cuál es realmente el futuro que debemos legar a nuestra prole? ¿Es acaso aquello lo que realmente queremos y esperamos continuar viendo caer en pedazos nuestro país, solamente opinando desde la comodidad de la crítica, desunidos y manteniendo un cómplice letargo, desprovisto de acciones propias de lo que somos: GENTE DE CASTA VALIENTE Y HONESTA…?

Artículos relacionados

Bla, bla, blá

Es una pena tener que reconocer que el hombre es un animal egoísta, aprovechador y orgulloso, que busca su vanagloria y su comodidad. Muchos de los líderes de mi juventud han pasado por el poder, no me refiero a nuestro país solamente, sino a todo el mundo, y en la mayor parte, las cosas no han cambiado sino de figuras arriba y en las partes donde sí ha cambiado, ha cambiado para peor y no para mejorar.

Todos los políticos actúan en igual forma. Prometen, juran y el cambio es de cabezas y no de situación, porque al llegar al poder, se sigue la costumbre. En los países donde el cambio es radical, como en Cuba, la realidad de la situación es más triste aún, porque con las represiones, el hombre pasa a ser un ente abúlico, que vive haciendo colas para recibir mendrugos y no se esfuerza por progresar, para mejorar, ni le valdría de nada el hacerlo.

2 comentarios

  1. Lamentablemente, seguimos lo mismo o peor, a los miembros del Consejo de la Judicatura son los de la Corte de justicia, envían a Correistas, el ultimo Wilman Terán, esta detenido como vulgar delincuente, el 24 de marzo de 2024, presente «recurso extraordinario de revisión en materia laboral» en la mencionada Corte de Justicia, el servidor judicial que recibe las demandas, me devolvió la misma, aduciendo que no reciben por ser a la “materia penal”
    Volví a insistir, que es en materia Laboral y no penal, con Oficio No. 393-JDSN-P-CNJ-2024, el , 02 de abril de 2024. JOSÉ DIONICIO SUING NAGUA, presidente de la Corte de Justicia, manifiesta
    “Al respecto, es necesario señalar que de conformidad con el artículo 226 de la Constitución de la República del Ecuador, las instituciones del Estado ejercerán solamente las competencias y facultades que les sean atribuidas en la Constitución y la ley. (son asignados para hacer justicia, Art.75, Art. 76.- Art. 82.- Art. 76.- Art. 167.- Art. -172) .
    Continua: “En virtud de lo anterior, el Código Orgánico de la Función Judicial establece que la competencia para conocer, sustanciar y resolver los recursos extraordinarios de revisión está limitada a la materia penal y en procesos seguidos contra adolescentes infractores, conforme expresamente mandan los artículos 186 y 189
    respectivamente.
    Es obligación cumplir lo que ordena , el Código Orgánico de la Función Judicial art. 4.- principio de supremacía constitucional.- art. 5.- principio de aplicabilidad directa e inmediata de la norma constitucional.-art. 6.- interpretación integral de la norma constitucional.- art. 7.- principios de legalidad, jurisdicción y competencia.- art. 8.- principio de independencia.- art. 9.- principio de imparcialidad.- art. 10.- principios de unidad jurisdiccional y gradualidad.- art. 12.- principio de gratuidad.- art. 15.- principio de responsabilidad.- art. 16.- principio de dedicación exclusiva.- art. 17.- principio de servicio a la comunidad.-art. 18.- sistema-medio de administración de justicia.- art. 20.- principio de celeridad.-. art. 21.- principio de probidad.- art. 22.- principio de acceso a la justicia.- art. 23.- principio de tutela judicial efectiva de los derechos.- art. 25.- principio de seguridad jurídica.- art. 28.- principio de la obligatoriedad de administrar justicia.-. art. 29.- interpretación de normas procesales.- art. 100.- deberes. Y otros
    .al finalizar dice “En virtud de lo anterior, el Código Orgánico de la Función Judicial establece que la competencia para conocer, sustanciar y resolver los recursos extraordinarios de revisión está limitada a la materia penal y en procesos seguidos contra adolescentes infractores, conforme expresamente mandan los artículos 186 y 189 respectivamente.
    Queda demostrado que la justicia del Ecuador, esta en las peores del mundo, estoy seguro que los presidentes de la C de J. no son idóneos, están en estas funciones por interés personales y políticos, por eso recurrimos a la CIDHU, caso Nos. P-402-13, APELE ESTA DECISIÓN, HAN TRANSCURRIDO MAS DE 30 DIAS, Y NI SIQUIERA CONTESTAN PEOR DAR TRAMITE, LA LEY DICE EN 5 DIAS DEBEN NOTIFICAR

    1. Estimado Econ. Trujillo, lamentablemente estamos viviendo en un pais atomizado por una cultura decadente y escasa de principios y valores, dentro del espectro moral y político; y aquello no quiere decir que los ecuatorianos somos ciudadanos de infima categoría.
      Desde mi punto de vista, lo que observo es cierto grado de displicencia por parte de algunas personas a las que poco o nada les importa el presente y futuro del país. Por otra parte, los actos de los causantes de la actual situación, no esperan parar; ni mucho menos están dispuestos a someterse a una justicia proba y garantista de nuestros derechos.
      Creo que es hora de actuar por el bien de nuestros hijos, de nuestros niertos y por la tan ansiada paz y futuro de toda nuestra patria.
      Espero que pueda resolver su problema. Saludos cordiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×