28 mayo, 2024

Los talentos

“En la vida y sobre todo en el Gobierno constituye especial talento aprovecharse del talento de los otros”. Conde de Romanones
El mundo, en las actuales circunstancias, necesita el aporte de sus mejores hombres, de sus mejores talentos y cualidades éticas y morales.

El pensamiento del Conde de Romanones nos viene justo, en este momento histórico del mundo. El problema radica en la incógnita por despejarse en cada elección y en cada país que si el ganador tendrá ese talento y sobre todo si permitirá, con las garantías suficientes de respeto a la dignidad personal, a la ideología, la actuación responsable, honesta y profesional de quien colabore con sus talentos en su Gobierno, liberada de otros condicionamientos, y solo con la mira puesta en el logro de los mejores resultados para cada país. Puede darse la circunstancia deformante de que también esos talentos se utilicen equivocadamente en dirección a intereses que perjudiquen al país, aunque aparentemente se haya buscado lo contrario. Si algo necesita el mundo en este momento, es el uso de los talentos de sus hombres honestos y responsables, para lograr el consenso que permita las soluciones más adecuadas para la actual crisis. Hay países que han tenido la fortuna de que en sus grandes crisis acertaron al elegir adecuadamente a sus grandes hombres; como los casos de Churchill en Inglaterra y Degaulle en Francia.

Si está en el Gobierno el especial talento para aprovecharse del talento de los otros, ojala Dios ilumine a los pueblos y les dé ese talento para elegir al mejor candidato que permita la salida de la crisis, por caminos de convivencia pacífica, sin traumas, en el marco de garantías y respeto a las leyes, los derechos humanos y a los individuos.

Que ese mismo día Dios dote el talento y la luz a los futuros gobernantes para comprender, que el mundo ama la paz, la libertad, el respeto a los derechos humanos y la justicia. Que el mundo no es el laboratorio para experimentos dramáticos, que está enfermo y necesita tranquilidad, garantías para convalecer y recuperarse. Que la demagogia irresponsable, la pasión irrefrenable, la codicia, la corrupción lo van a destruir, que hacen falta cordura, serenidad, madurez, conocimientos y lo que ya expuse: talento para pedir y permitir la colaboración de otros talentos mundiales, que cubran las deficiencias, debilidades y busquen y trabajen por encontrar las mejores soluciones para un mundo convulsionado por la corrupción , la codicia, las drogas, la inseguridad y la incertidumbre, la contaminación, el cambio climático, el hambre el desempleo y mucho más.

Esta es como nunca la hora de la unión de todos los talentos mundiales, de todas las tendencias, por el bien común: El Planeta Tierra.

Artículos relacionados

Ser bachiller

Los colegios nos entregan por primera vez un título académico, que coincide con el inicio de nuestra pubertad y el término de la adolescencia. Estas son las etapas más bellas de la […]

1 comentario

  1. Señor Garzozi.Excelente su artículo. Me llamó la atención su apellido y me gustaría saber si usted es pariente de Miguel Garzozi. Fuimos compañeros en la escuela de los Hermanos de las Escuelas Cristianas en Riobamba, en la década de los 40, o sea hace unos 70 años, y desde que terminamos la escuela, así como de muchos compañeros, no volví a saber de él. Me daría mucha alegría si usted me hace el favor de dar alguna buena noticia al respecto. Muchas gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×