25 junio, 2024

Guerra avisada no mata gente, o sí?

Una prolongada letanía nos han dado los médicos por años, advirtiendo los riegos de una mala alimentación: Problemas coronarios; nefríticos; hepáticos; y te pronostican una endemoniada diabetes tipo 2, si no cuidas el exceso de peso.

Los galenos y la historia te demuestran con certeza lo que te va a pasar; sin embargo, como aparentemente estás bien sigues feliz comiendo papitas fritas reforzadas con mayonesa. Fumas, bebes y bebes y vuelves a beber hasta perder la razón abriendo el camino para jactarse el día siguiente ¡Qué bruto me tomé tres litros de aguardiente!

La revolución de la vida agregó la marihuana hace pocos decenios y ya nadie huía con sólo oír su nombre. ¿Qué tiene de malo? Era hablar a la pared insistir ¿Qué tiene de Bueno? Sí la necesitas te llevará a cosas mayores.

La cocaína se brindaba hasta mediados del siglo pasado en pequeños pocillos puestos al lado de los saleros de las abundantes mesas e inclusive todavía se vendía como remedio contra el cáncer, lepra, tuberculosis…

La comida tenía un factor limitante que consistía en que la mayor parte se hacía en casa y los “guardafrios” no permitían que muchos alimentos quedarán para excesos o deshoras. Las drogas requerían manejos especializados o entrar al sub mundo.

Vino la explosión de los niños nacidos después de la guerra y nacieron los lugares de comida rápida en donde usted podía rápidamente taponar sus venas con colesterol bautizadas “hamburguesas” con “French fries” y embodegar energías con los deliciosos milk-shakes.

Los exaltes de la droga ya no surtían tanto efectos. Nacieron entonces en todo el mundo, las anfetaminas (anfetamina y metanfetamina) y las fáciles de preparar: LSD, el éxtasis que se cuentan entre las drogas sintéticas de mayor prevalencia y que inicialmente era socialmente aceptable porque se creía que sólo te daba resistencia para los bailes trasnochadores.

Aparecieron “Supermanes” que se lanzaban desde pisos altos a volar y volaban en pedazos; sentían odios y rencores y tuvimos asesinatos en masa y hoy un tipo de droga que te produce intenso calor y tienes que comerte vivos a los humanos.

Aparecen casos raros de impotencias, muertes súbitas por los anabólicos esteroides, desequilibrios mentales y aún sigue la burra comiéndose el trigo.

En eso he estado pensando durante la semana. Nadie desea creer en el futuro al que se marcha; y a esta altura sería un estúpido en insistir con advertencias.

Todo se ha consumado. ¿Se saca algo con reconocer que el limpio triunfador fue el ausentismo y el anulador de votos? Él, que al hacerlo demostraba no creo en usted y nadie podrá vencer el dinero y mucho menos el escamoteo de votos.

Puedes acelerar tu muerte peleando contra el muro de la ignorancia dispuesta por la demagogia, esperar que reaccionen hasta tu tránsito a la propiedad horizontal. O que tus amistades lleguen a las interesantes y comunes reacciones durante tu necrocirugía: ¿Cómo puede ser si ayer lo vi bien? A mí me dijo que por más que iba al galeno le decía que ya no podían hacer nada…

Tranquilos ciudadanos ustedes han decidido su forma de vivir, obviamente distinta a la mía.

Artículos relacionados

Vox populi, vox Dei

Reza un aforismo latino “Vox populi, vox Dei” (La voz del pueblo es la voz de Dios); pero observando la situación general nacional, llego a la conclusión que aún no hay la […]

Ahora la educación ya es de todos…

Leído así de pasada el titular podría pensarse que en el pasado no sucedía tal cosa, y que solamente unos cuantos tenían derecho y acceso a la educación. Pues me permito contradecir a los que piensan de esta forma, ya existía educación gratuita, del estado y en una época; muy buena, luego de la toma del MPD de todo lo que fue el sistema educativo primario y secundario es que la educación decayó.

Si, decayó de tal forma, que tenemos profesores primarios y secundarios faltos de conocimientos en todos los sentidos, amén de las dotes pedagógicas, en este último sentido el asunto es aún más difuso…

No hay comentarios

  1. Muy acertados sus comentarios sobre los vicios que la sociedad ha puesto al servicio de ciertos tontos que viven porque el aire es gratis, y se sumergen en las drogas, no solo marihuana, cocaina, morfina, también químicos como el lizarcol (pegamento); al igual, que los problemas alimenticios sobre comidas rápidas que solo nos aumentan los triglicéridos, el colesterol, y por ende la diabetes y los problemas renales. Dejamos a un lado los ejercicios, caminar, trotar, nadar.

  2. Lo que nos pasa es que la mayoria buscamos satisfaccion inmediata y mientras mas intensa, mejor. En el caso de la politica ecuatoriana con estos ultimos resultados electorales, tambien como que hemos optado por el que ofrecia mas, mejor y mas rapido. Esa es la magia de la mercadotecnia u el poder de las TV s incautadas para que sirban a un solo amo, con un solo mensaje. La otra verdad es que la oposicion se la vio como en camara lenta, sin la chispa de la vida, con mensajes contradictorios unos y muy trillados, otros. Pues bien, ahora solo toca esperar ver si el nuevo dueno del Pais cumple su palabra de no mas, y se retira a su Belgica querida o si se le tuerce la conciencia y decide cambiar la Constitucion para sentarse en su trono indefinidamente.

  3. la verdad es que esta campaña fue el enfrentamiento entre el burro amarrado y el tigre contra el tigre suelto, por toda la desigualdad que se vio y la presecucion que haycontra la oposicion y que no salen a la luz publica; sin embargo amigo le recuerdo que cada pueblo tiene los gobernantes que se merece, gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×