30 mayo, 2024

Nos han convocado para el 17 de febrero, no como electores sino “Chamberos”

Algunos jóvenes llevaron a “Don Burro” a ser inscrito entre los postulantes a la función de asambleístas, aplicando la segunda acepción del diccionario: persona ruda y de poca educación. Lo más interesante resultó en lo cerca que estuvieron en acertar.

Para los que vivimos la época de Laureados congresistas y que podíamos escuchar sus sesudas intervenciones por radio (no tenían que hacer el show frente a la televisión), no podemos aceptar que personas no preparadas para el debate se postulen.

Personajes inolvidables, de los que citaré a unos pocos: René Maugé; Pedro Saad; el Dr. Andrés F. Córdova; Dr. Velasco Ibarra; Guadalupe Larriva; Dr. Julio Teodoro Salem; Dr. Francisco Arízaga Luque; Nela Martínez; Dolores Cacuango; Tránsito Amaguaña; Luisa Gómez de la Torre; León Febres Cordero; Heinz Moeller; Jacinto Velásquez; Doctora Isabel Robalino; Nicolás Issa; Galo Vela; Asaad Bucaram; Víctor Granda; Abdón Calderón; Vladimiro Alvarez Grau; Nicolás Castro Benítes; Pedro Vélez Morán; Benjamín Escudero Maquilón; Héctor Villagrán Lara; Angel Duarte Valverde; Dr. José Vicente Trujillo; Francisco Boloña Rodríguez… Entre muchos que por espacio no puedo continuar citando.

De esa época en que el Dr. Enrique Boloña Rodríguez, Gobernador de la Provincia del Guayas, presentó su renuncia en noviembre de 1945 declarando que “El lodo salpica hasta las mismas alturas del Poder”. De las damas insignes del carácter de Matilde Hidalgo Procel; y de otras mujeres de la clase intelectual de izquierda.

De esa época en que lo difícil era escoger quién mejor representaba nuestros anhelos, de esa época en que la palabra “Patria” era un compromiso, no una canción guarachera.

Esta vez seremos chamberos, separando el fino oro y obras de arte que sin duda, como trazas, existen.

Me viene a mi mente los locales de la zona de Times Square, en cuyos escaparate ponían un fino reloj Rolex, una radio Sony, una cartera Hermes, juntos a un letrero que en letras enormes decía $1,98 y una pequeña aclaratoria, muy difícil de leer: ‘and up´(y más). El asombrado turista entraba a hacer su ’agosto’ y cuando caía el ‘pescado’… Pagaba caro su novatada o salía con un artefacto pura pinta, enteramente descartable.

Aún no hemos visto la mejor parte ¡los suplentes! Aquellos que los esconden bajo la falda de una dama extraordinaria o los camuflan tras la sombra de un buen árbol.

Madre Santa ¡Los suplentes! Al menos hay constancia de uno que es amoral y socio de maleantes, queda por verse cuántos son acunados por narcotraficantes o un cártel.

Todavía escucho a mi comadre que me pregunta ¿Furunfito no era del Partido Conservador? Debiendo explicarle de la crisis de identidad de Furunfito, doble, triple… cuádruple personalidad de Furunfito. Comadre… Si lo fue y de ahí ha pasado por varias camisetas que le hacen ver los hoy verdes que circulan y hasta ese momento le dura su dignidad o ideología.

La lealtad y entereza de principios es para los sandios y llega al más alto nivel. Su lema es “avíspate” ‘الأخ’ (ñaño en iraní que es lo que hoy se estila). Hoy SUMAS, mañana CREO, pasado RESTO… Ya no se valora el que si te apuñalan por la espalda, te vas con la experiencia pero mantienes la lealtad de tu génesis.

La palabra, el apretón de manos, lo que dices o juras, ya no es necesario honrar.

Resulta bastante extraño que el que no ha hecho nada en siete años, ‘por culpa’ del que estuvo hace treinta, lo vaya a hacer ¿en cuatro más?

Se pregona que se requerirán 40 o 50 años para mejorar. Alguien que explique eso a un joven sin derechos, que no sea el de elegir sin la experiencia necesaria, que su papeleta le cambiará la vida, si llega, a los 56 o 66 años de edad y que sus nietos tal vez tengan trabajo y seguridad. Pamplinas.

Artículos relacionados

Solidaridad

Solidaridad fue el primer sindicato libre detrás de la cortina de hierro y representó el símbolo de libertad con el que Polonia venció a la Unión Soviética. Lech Walesa, su líder, detenido […]

No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×