17 junio, 2024

El grupo de los 20

Como fácilmente se puede notar, “el Grupo de los Veinte” desplazó al grupo de los Ocho
(G-8) y lo constituyen los países más fuertes del mundo y las economías emergentes que
son: Canadá, Estados Unidos, Inglaterra, Alemania, Francia, Japón, Rusia e Italia a estos
países se agregaron Arabia Saudita, Argentina. Australia, Brasil, China, Corea del Sur,
India, Indonesia, México, Sudáfrica, Turquía y la Unión Europea calidad que les ha dado
la sensación de ser los que deben regir los destinos del mundo, pero bien visto las cosas
deberían de pensarse que no solo tienen derechos sino obligaciones, y las obligaciones,
a mi entender, son mayores que los derechos. Entre otras cosas habría que preguntarse
la causa de las riquezas de estos países. Y la respuesta será que muchas de esas riquezas
provienen porque existen países menos desarrollados y muchas veces más pobres.

Es importante comprender que el mundo nos pertenece a todos y a medida que pasan
los tiempos somos más interdependientes. Pues bien, esa interdependencia obliga a los
países más ricos a entender que no pueden existir solos y si disfrutan de bonanza es por el
concurso de otros.

Analizar que el mundo de la fuerza física poco a poco está dando lugar al mundo de la
equidad. Es cierto que la justicia y equidad no se impone todavía pero vamos en ese
camino. Camino que deberá ser visualizado por los países más poderosos y la economías
emergentes.

Es significativo mencionar que este grupo no es homogéneo, compacto entre otras cosas
porque existen intereses contrapuestos por ejemplo Estados Unidos tiene petróleo y puede
negociar más libremente con los países Árabes que Japón que no tiene petróleo. Motivo por
el cual deberá de asumir una actitud distinta que Estados Unidos.

A esto se suma, las transnacionales, mega compañías que llegan a tener presupuestos
muchos mayores que países pequeños o medianos. Esas megas compañías ya no responden
a los intereses estrictamente de sus países sino que trascienden su origen a una serie de
tensiones internacionales.

Resumiendo este “grupo de los Veinte” es importante. Ojalá se olviden un poco de ellos
mismos y piensen más en los países pequeños comenzando por quitarles el dogal obligando
a pagar deudas externas que los condenan al más negro de los futuros.

Artículos relacionados

No hay comentarios

  1. No, no es así. Disculpe que lo contradiga.

    Los países del G20 no son más importantes ahora, ni lo serán nunca; ya que en las reuniones del club exclusivo del G7 – saquemos a Rusia que fue invitado por pura lástima – ningún afrentoso del G12 es el bienvenido.

    Son los del G7 + Rusia que se dignaron movilizarse para verle las caras a los dictadores del G12. El menosprecio que recibió la pelona, pintarrajeada y vulgarzota de la Kirchner de la parte del 1er Ministro inglés, debería servirle de guía.

    Otro detalle. Su conclusión sobre la riqueza insolente de los G7 menos Rusia comparada con la pobreza mental y material de los G12, es muy simplista. Los G7 ?sin Rusia- son más ricos porque trabajan más, son más serios y mas cumplidos; además tienen instituciones sólidas y democracias que funcionan. Los otros, los del G12, son una serie de payasos quejosos, que para maquillar su inoperancia, confunden a sus ciudadanos tontos haciéndoles creer que son pobres porque los explotan los de arriba, o entonces se inventan reclamos de ultratumba sobre islas perdidas. Por ejemplo las Falkland.

    Las transnacionales tienen su savoir faire y la plata necesaria para pagar por sus materias primas. Enhorabuena que existen, pues gracias a ellas gozamos de mas productos de alta tecnología y de mejor calidad que los adefesios que fabricamos nosotros.

    Y por último. Nada de perdón de deudas, el que pide prestado, paga. Nadie nos ruega para que nos endeudemos. Ya verá como los chinos no nos perdonarán ni un centavo, al contrario, ellos son famosos por ser inflexibles y excelentes usureros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×