15 abril, 2024

Rectificación

La elección de Presidente de la Asamblea así como de los que integraran el Consejo Administrativo, nos trajo al recuerdo aquel escenario al que nos tenía acostumbrado el desaparecido Congreso integrado en su mayoría por lo que hoy despectivamente se denomina la partidocracia. En medio de insultos y gritos destemplados se reeligió al Corcho Cordero pese a la crítica de la oposición que desaprobaba la forma en que Betty Amores condujo la sesión.

La Revolución Ciudadana y su movimiento Alianza-País quieren a toda costa seguir manteniendo el control total de la Asamblea, sin caer en cuenta que el desgaste les hace cada vez más difícil el gobernar autoritariamente y fuera de los lineamientos democráticos. El argumento de la RECTIFICACIÓN estuvo en el orden del día durante todas las elecciones, tanto es así que en la votación para elegir Vicepresidentes no se consiguió que ninguno de los candidatos obtenga los votos necesarios y, esta quedo postergada indefinidamente. Existe un gran temor de perder el control de la asamblea

El espectáculo del domingo anterior atrajo la atención del país ya que los incidentes que se suscitaron convirtieron al recinto de la Asamblea en un verdadero circo. Los gritos que imputaban a los Asambleistas de ladrones, corruptos, golpistas, etc. se confundían con las palabrotas que se decían entre si, llegando en algunos casos hasta los puñetes; vergonzoso espectáculo, similar al que se daba hace muchos años, con la diferencia de que hoy se le añade ilegalidades con el pretexto de RECTIFICACIÓN.

El destino político del país se definirá en los próximos días. La elección de los Vicepresidentes y la anulación a la que esta abocada la elección de Cordero, podría llevar a Correa a seguir amenazando con la Muerte Cruzada, sin darse cuenta de que lo que se necesita es precisamente RECTIFICAR la forma de gobernar.

LO DE CAMBIAR LOS NOMBRES, SIN CAMBIAR LAS COSAS ES LO PRIMERO CON QUE SE ENGAÑA AL PUEBLO EN TODAS LAS REVOLUCIONES

Artículos relacionados

No hay comentarios

  1. El descaro y la ninguna moral con la que actúan los más conspicuos aduladores y
    ordenanzas del partido de gobierno queda revelado en el triste espectáculo que ofrecen, sin importarles para nada el porvenir de la patria y la pésima imagen que proyectan al exterior.

    Todos los malos congresos anteriores se quedan chiquitos comparados con las trapacerías del actual.

    Irene Hurtado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×