19 abril, 2024

¿Y antes de Colón qué…?

“Una profusión de imágenes y de formas en las obras de los ceramistas y orfebres son el actual testimonio de lo que fue el antiguo Ecuador: crisol de civilizaciones, lugar de innovaciones, de intercambio de ideas”

Esta mención de la pág. 52 en el libro Ancestros e identidad Historia Prehispánica del Ecuador de Rosa Lalama Campoverde, contesta en algo la pregunta del título de este artículo.

Para los que todavía no han llegado a aquilatar el valor ancestral de la raza aborigen americana, por tanto de la ecuatoriana. Para los que estigmatizaron al hombre pre-colombino como “salvaje”.

Es, justo, Rosa Lalama Campoverde en el libro, de su autoría, que acaba de presentarlo en el marco de Expolibro 2011, la M.I Municipalidad de Guayaquil en su programa Editorial, quien repasa para nuestro presente los testimonios culturales de los pueblos pre-colombinos y también pre-incásicos posteriores; muestras que fueron de gran alcance tecno-científicos y artísticos-Porque así fueron estos pueblos antes del mestizaje, al que pertenecemos todos los habitantes del presente, con solo diferencia de color : blancos, negros o trigueños.

Solo hay que leer hoja a hoja este hermoso y bien diseñado libro, para que todos los ecuatorianos nos sintamos orgullosos.

No podía ser menos, siendo su autora una maestra de larga trayectoria en la cátedra de Historia en Colegios y Universidades y, sobre todo, estudiosa; lo que la capacita a discutir la superioridad racial de nuestros antepasados aborígenes.

El libro es un resumen válido que va desde la teoría migratoria del Homo sapiens, hasta su organización en aldeas, pueblos y civilizaciones a través de las diferentes etapas de desarrollo desde la lítica, la metalurgia a la cerámica; cada una con su muestra gráfica testimonial de ritos, cultos, dioses, costumbres: entre la doméstica, comunicacional, hasta la técnica agrícola, medicinal, y lo que yo sostengo-“la existencia de una escuela pre colombina evidenciada en sus talleres con maestros que enseñaban y alumnos que aprendían”

Vale mencionar a la Autora-La Lic. Rosa Lalama Monteverde, en un momento trascendente para la nación. En 1988 ante la criminal depredación del Museo de Oro de la Casa de Cultura Núcleo del Guayas-entre un incendio premeditado- ella levantó su voz y reunió a mujeres y hombres de esta Ciudad para formar el “Frente de Defensa del patrimonio Cultural de Guayaquil” (me encontré entre sus convocadas) para hacer tangible el reclamo ante las autoridades, en un peregrinaje, en busca de investigaciones gubernamentales; desde esta gobernación, a los Ministerios centrales en Quito.

¡Qué fervor de Mujer! Como igual de admirable, la pasión por difundir los conocimientos prehistóricos en su cátedra, hoy testimoniada en su libro.

Estoy de acuerdo con Pedro Saad Herrería en su prólogo quien dice “Un libro indispensable”, ¡Si! Indispensable! Para los ecuatorianos y especialmente los maestros. Como también justifico “la rabia” que le asaltó la vez que una editorial anunciaba el recorrido de “Toda la historia ecuatoriana… desde la llegada de los españoles”(¿?)

Corroboro también la presentación del libro, que hace Melvin Hoyos, artífice de esta publicación, hombre entendido y estudioso, de nuestra Historia, que entre otras cosas habla de “la didáctica inmensa de su esquema…”

Hablando de didáctica, creo sería de gran valía, publicarlo en otro formato y a bajo precio, para que estudiantes y profesores “reflexionen, con las reflexiones” del libro-¡que dicen tanto!

Por ello transcribo la interrogante de la autora, pág. 133, que vale la pena responder.

¿Por qué el politeísmo: antropomorfo, zoomorfo, fitomorfo, etc. de los habitantes de América es expresión de incivilización, pero no lo es cuando se trata, por ejemplo, de egipcios, griegos y romanos, en cuyos amplios panteones adoraban muchos de los elementos naturales que también eran divinidades en este continente?…

Artículos relacionados

Victimas de la violencia

El correazo cobra su primer muerto entre sus antiguos aliados, los indígenas. Así paga el diablo a sus devotos. Primero los utiliza y luego los desecha. Pronto se dará cuenta toda la nación ecuatoriana del engaño y la traición. El discurso violento se ha consumado y las manos limpias están manchadas con sangre. El juicio del presidente es sospechoso y su lamento también. No hay lágrima que devuelva la vida a los caídos y este gobierno es responsable de la ola de violencia en el país. ¡Abajo los opresores!

La incertidumbre

El gobierno se enfrenta a una marcha aislada del FUT que no tenia gran trascendencia nacional. Ahora la pequeña marcha de opositores es la gran marcha conspiradora y todo lo que el gobierno quiera señalar e imaginar.

¿Uuién tiene miedo? los unos porque lo que parecía una expresión democrática a protestar ahora es el mayor evento contra el gobierno. Es evidente que el gobierno necesita crear oposición para regresar a sus viejos tiempos de barricada, de héroe salvador luchando contra el mal; el presidente no puede estar sin ser héroe, defensor, en trinchera, atrincherado, a la defensiva. No entiende que no hay nada que defender ni salir a combatir, no hay ninguna conspiración de la derecha ni de los extraterrestres. Todo es simulación para mantener su discurso “revolucionario”, con el cual gano el poder. Pero ahora ya han pasado ocho años desde aquel tiempo, ahora son otras las prioridades, objetivos y metas.

No hay comentarios

  1. si, aquí no había desempleo, como en Europa de entonces, aquí nadie pasaba hambre, aquí se bañaba la gente todos los dias, mucho antes de la misión geodesica, aquí ya se sabía donde estaba la linea equinoccial; los quipos son muda muestra de contabilidad social, la metalurgia prodigiosa, no pide favor a la europea, los britanicos no mestizaron en la India en 300 años; aquí los españoles y portugueses se casaban incluso con nuestras mujeres indigenas, ¿porque sería?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×