14 abril, 2024

El Padrenuestro en el Siglo XXI

“Cuando pidan a Dios, no imiten a los paganos con sus letanías interminables…. antes de que ustedes pidan, su Padre ya sabe lo que necesitan.” Jesús de Nazaret

Así como el socialismo del siglo XXI es exactamente igual al de cualquier época, la oración que nos enseñó Cristo también lo es. Nos dice Jesús que no nos llenemos de palabrería ni fórmulas mágicas. El Padrenuestro es una síntesis de todo lo que Jesús vivió y sintió a propósito de Dios, del mundo y de sus discípulos. Por lo tanto en torno a estos temas giran las siete peticiones de la oración.

Primera, SANTIFICADO SEA TU NOMBRE: El ideal supremo nuestro debe ser este. Especialmente en un mundo que parece no necesitar a Dios. Necesitamos tener algo que sea santo. Hoy todo es relativo. Las cosas solo están mal si me descubren; sino todo bien.
Segunda, VENGA A NOSOTROS TU REINO: En este mundo donde el crimen está a la vuelta de la esquina y la corrupción disfrazada de elegancia, por todos lados ante la injusticia, pedimos que se instaure el Reino de Dios, el reino de la justicia, el amor y la paz en nuestras vidas

Tercera, HÁGASE TU VOLUNTAD EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO: Esta es una importante señal de modestia. Igual sabemos que es así. Pero hay que decirlo: reconocerlo. Si este cáliz no puede pasar sin que yo lo beba que se haga tu voluntad y no la mía.

Cuarta, DANOS HOY NUESTRO PAN DE CADA DÍA: Aquí aparece la comunidad. Se usa el plural. Necesitamos el pan, el perdón, la ayuda de Dios para mantenernos firmes. Nos estamos refiriendo tanto al pan de comida – como más importante aún- al pan del alma para satisfacer nuestras necesidades espirituales: el hambre de amor.

Quinta, PERDONA NUESTRAS OFENSAS COMO TAMBIÉN NOSOTROS PERDONAMOS A LOS QUE NOS OFENDEN: ¿Perdonamos nosotros de verdad? Las envidias, recelos, actos de mala fe y de humillación hacia nosotros. Porque según como lo hagamos con los demás, Dios lo hará con nosotros. Y si cuando vas a la misa tienes un problema con alguien primero resuelve el problema no sea que tu ofrenda o sacrificio no sea aceptable a Dios.

Sexta, NO NOS DEJES CAER EN TENTACIÓN: En esta época la tentación está por todos lados y por la globalización y bajo costo y eficiencia de las telecomunicaciones se ha multiplicado y facilitado. Hay una gran crisis de valores propagadas por los medios de comunicación social, de difuso subjetivismo, de relativismo moral y de nihilismo. Vivimos demasiado encerrados en nosotros mismos y en nuestros problemas como para construir un nuevo modelo de país donde reine la auténtica solidaridad y se den las necesarias posibilidades de desarrollo para todos.

Séptima y última, Y LÍBRANOS DEL MAL: Sabemos que el mal nos rodea y que hay gente que se comporta mal y nos puede afectar. Pedimos igual a Dios que nos guarde de las astucias de nuestros tiempos que con mucha facilidad nos sacan del camino. Aquí entran también nuestras oraciones para que el gobierno actual revierta las leyes anti cristianas que y no sigan haciendo nuevas.

Que así sea.

Artículos relacionados

En busca de sentido

Cuando leo los discursos de Martin Luther King pienso que la fuerza de este hombre estaba en sus convicciones. El creía y soñaba con un mundo en el que fuéramos realmente libres e iguales. El nos contó su sueño y luchó para lograrlo: “Tarde o temprano todas las personas del mundo tendrán que descubrir el camino hacia una convivencia pacífica y entonces poder transformar esta elegía cósmica en un salmo de hermandad”. Luther King Jr. murió por defender sus ideales. Sus asesinos pensaron que este hombre firme y “convencido” era demasiado peligroso.

Eduardo Maruri me dijo un día que existen dos tipos de personas y que lo que las divide es cómo reaccionan ante el miedo. El primer grupo se paraliza y el segundo reacciona y actúa. Dijo entonces que los que reaccionan y actúan son los que hacen que las cosas pasen. La verdad es que él tiene mucha razón. El mundo es de los que deciden, el mundo es de los que anhelan algo, el mundo es de los que creen firmemente y luchan por conseguirlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×