14 abril, 2024

Caminar sobre las piedras

Caminando sobre las piedras

Muchos nos conmovimos con el quebranto en la salud de Gustavo Cerati, el vocalista del grupo musical argentino, Soda Stéreo. Su voz irremediablemente cautiva, mientras escucho…”Yo caminaré entre las piedras, hasta sentir el temblor…a veces tengo temor, lo sé, a veces vergüenza…”

Y canto. Repito las palabras de la canción y pienso que a mí también me ha tocado caminar sobre las piedras. Si alguien lo ha hecho, sabrá que es difícil mantener el equilibrio, claro, depende sobre qué tipo de piedras estés asentando tus pies. Y qué tipo de calzado lleves.

Si vas descalzo, además de difícil, resultará doloroso. Hay circunstancias en que vamos sin nada, los pies sienten lo duro del camino…

Ese es el camino de la vida. No logro entender si es el camino que Dios ha puesto para que lo vivamos sufriendo a veces, felices otras, pero camino al fin, hay que caminarlo. Algunos como Cerati, caen sin fuerzas, sin desear caer, pero siguen intentando andar dentro de la oscuridad de una mente dormida, tal vez, “sentado en un cráter desierto”, sigue aguardando el temblor…resiste. Otros no han resistido. La fuerza de la desesperación los ha vencido.

Hace poco conversé con una mujer que parecía tener un poco de ansiedad. Se la notaba adolorida, el dolor que daba a notar partía de su alma. Hablamos un poco de Dios, de posibles retiros de los que le informaría para que asista con su esposo…Ella estaba interesada en intensificar su vida espiritual, en acercarse más a Dios. Pocos días después de esa conversación, esa mujer, joven, agradable, madre y esposa, murió. Se quitó la vida. El cráter desierto de los problemas de la vida, “se la tragó” sin duda, y sin piedad.

Quedó pendiente mi información de cómo hacer para que ella se acerque más a Dios. Me pregunto, ¿cuánto más nos quedará pendiente en la vida, con gente que anda por ahí, perdida, con sentimientos que vagan entre la penumbra y la oscuridad, preocupados nosotros los que estamos más o menos bien, por cosas sin mayor sentido?

Por Facebook pregunté, ¿qué harías si sabes que es la última vez que vas a ver o a hablar con una persona?

Las respuestas fueron variadas. Pero cada persona que escribió dio su mensaje de adiós a los otros, porsiacaso no los volviera a ver.

Más, ahí sigue la grieta, en el corazón…de muchas personas, que no encuentran la lógica del sufrimiento, y otras que aunque la encuentran han hallado “la lógica”, pero de nada vale, porque en muchas de esas ocasiones aunque se entienden los motivos, igual se sufre. Los sentimientos y la lógica no siempre van de la mano.

A veces sucede. Pero hay opciones para despertar, para intentar llegar aunque sea a las ruinas de la propia vida. Tal como dice la canción, “se que te encontraré es esas ruinas, ya no tendremos que hablar del temblor…será un buen momento…” Buscar afanosamente a Dios, es una vía acertada, aunque suene repetitivo el consejo. Aunque la decisión final a la que lleguemos no sea la mejor. Al final siempre estará Dios para decirnos cuan acertados fuimos.

Entre una y otra cosa, y en medio de esa dura caminata, cuando sentía las piedras bajo mis pies y el peso de la tristeza hundirme más en una especie de fango insuperable, pedí ayuda a un querido amigo, y recibí unas bellas palabras que entre otras cosas decían que le regale mis problemas a Jesús, que descanse en el Padre…”pues Él es quien sopló la vida para nosotros, y El sabrá también cuidar de nuestras cosas, anhelos, esperanzas aciertos y desaciertos. Que su plan de amor sea el que sobre todo permita comprender que las personas somos frágiles, que cometemos errores y que hacemos daños unos a otros, pero que el plan original no pretendía fallas….Haz las cosas lo mejor posible.”
Haciendo lo que mejor podamos hacer, seguramente estaremos haciendo lo correcto.

Dice el Bhagavad Gita, libro sagrado del hinduismo, que no hacer lo correcto cuando se requiere es peor que hacer lo incorrecto.

Pero antes de decidir cómo seguir andando el camino, se puede pausar, es bueno descansar. Por cansancio del cansancio muchos se quitan la vida, otros la dejan ir…otros siguen de pie aunque quede su alma dormida…a mí, “despiértame cuando pase el temblor”. Un viejo poema versa: “Morir, dormir, mejor soñar”.

Artículos relacionados

Mi cumpleaños

Este seis de Febrero fue mi cumpleaños.

Para muchas personas el día de su nacimiento es un acontecimiento excepcional. Para mí es un día que me sirve para reflexionar. La edad que tengo es la mejor que he tenido. El momento que vivo es el mejor de los que el creador me ha podido regalar.

Muchas personas piensan que la razón de su vida es la acumulación de la mayor cantidad de dinero posible.
Me considero un hijo privilegiado de dios, ya que me ha obsequiado la mayor cantidad de amor posible que un ser humano haya podido recibir.

No hay comentarios

  1. Es verdad que la vida es dura, y muchas veces caminamos sobre piedras y sentimos mcuho dolor,pero también es cierto que el tiempo cura todo, creo mucho en la canción que dice la costumbre es más fuerte que el amor, estoy convencida un 100%,aunque quedan huellas imborrables se puede seguir caminando entre esas piedras llenas de dolor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×