15 abril, 2024

Organicemos bien las autonomías

“Las ideas deben trabajar con el cerebro y por los brazos de hombres buenos y guerreros, o no serían mejores que simples sueños.” – Emerson –

Los grandes logros de la humanidad han empezado siempre siendo como una semilla, o sea que se gestan en determinada ocasión y esta crece y no para hasta que podemos decir que se convierte en un gran árbol. Pero esto no quiere decir que no debemos accionar y que debemos quedarnos cómodos esperando que ‘otro’, que ‘alguien’, la materialice por nosotros. Todo lo contrario. Al igual que a las plantas, a las ideas hay que regarlas, abonarlas, podarlas, cuidarlas, quererlas, etc., ¡Actuar!

En las décadas de los 60 y 70 el doctor Jaime Damerval, siendo diputado, propuso el tema de las autonomías. Este tema quedo en un estado de coma. Después que Damerval sembró esa semilla fue el turno en los 90 de Humberto Mata y su movimiento Fuerza Ecuador. Este grupo volvió a poner en la palestra el tema y también contó con un apoyo multitudinario, incluso con el voto popular en las urnas de una manera abrumadora. Hasta recuerdo que Rodrigo Borja decía que a su parecer las autonomías deberían dividirse horizontalmente, de tal manera que cada gobierno autónomo cuente con las 3 regiones principales del país: costa, sierra y oriente. No estoy de acuerdo. Pero lo que hay que resaltar es que todos queremos contar, de una forma u otra, con regiones autónomas en Ecuador y que debemos remar juntos hacia allá.

En tiempos de campaña fue una promesa del gobierno actual, que todavía no ha sido cumplida. Todos queremos autonomías para poder tener un país más unido.

Jaime Nebot las empezó a hacer realidad pero por las trabas tuvo que irlas haciendo al andar. Es evidente que podemos ver resultados positivos, pero estas no deberían hacerse ‘sobre la marcha’ sino organizadamente. Y eso es responsabilidad del gobierno central. Debe cumplir su promesa. Eso es todo.

Ya la constitución las admite. Se necesita del liderazgo del Presidente para que se vayan haciendo de una manera coordinada y ordenada. Él deber hacer que la organización de estos gobiernos autónomos sea menos costosa y más eficiente. Cada región autónoma debe tener un ejecutivo y un legislativo, independientes a los del gobierno central.

Hay que planificar el proceso para que las autonomías dejen de ser un simple sueño y se conviertan en uno de los mayores logros de esta generación y que la posteridad recuerde que trabajamos unidos en pos de una misma meta y que se hizo realidad, trabajando en equipo, como un puño cerrado.

Artículos relacionados

El quinto puente

Cuando un proyecto vial de envergadura, tiene la aprobación del presidente en funciones, de impulsarlo y ejecutarlo, aparecen los padres y padrastros, como éste, que ya lleva unos 20 años de postergación […]

No hay comentarios

  1. Yo recuerdo la vez que se nos consultó si los guayasenses queriamos ser autonomos,se habló tanto de las autonomias como la panacea de la crisis nacional….votamos,dijimos SI..¿Y qué pasö despues?..Eso faltó explicar en el articulo.

  2. Soniar es pensar que este gobiernos nos lleve a una Autonomia como la queremos los ecuatorianos.
    Por su naturaleza socialista el centralismo es el sistema que liderara Correa hasta que lo boten, las autonomias tal como lo estan planteando el gobierno es otra tomadura de pelo al pueblo.
    Veo que el pueblo indio es el que mas se esta moviendo en esto y esta logrando cosas interesantes, quisas porque a estos nunca ningun gobierno le paro balon y este necesita de nuevos votos electorales para consolidar su poder.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×