15 abril, 2024

Iniciativas Ejemplares

“¿Por qué no habría de haber una confianza paciente en la justicia última para las personas? ¿Hay alguna mejor o igual esperanza en el mundo?” – Abraham Lincoln –

En realidad, seamos políticos o no, nuestras acciones deben estar siempre encaminadas a conseguir el Bien Común. Es creencia normal y universal el que las personas que están en el poder u ocupan cargos públicos están ahí para satisfacer sus caprichos personales o ansias de enriquecerse. Pensar así hace mucho daño a la sociedad como un todo. Nosotros creamos nuestra realidad con nuestro espíritu, pensamientos, corazón y acción.

El Municipio de Guayaquil va a destinar cuatro millones de dólares al año para premiar el rendimiento de los estudiantes de bachillerato con pasajes gratuitos de Metrovía, con computadores portátiles y, lo mejor de todo, con casas para los mejores alumnos y sus familias. Estos son los funcionarios públicos que encienden la llama de la esperanza y nos vuelven a hacer sentir positivos. A esta iniciativa sumamente positiva podemos llamar ejemplar; no solo porque la iniciativa lo es, sino porque está encaminada a crear personas ejemplares.

Cansados ya de promesas que no se cumplen, de planes que suenan bonitos pero que sabemos que son imposibles de llevar a la práctica, esta noticia cae como una verdadera sorpresa, que despierta sonrisas en más de uno. No cae en el error de regalar un pez al que tiene hambre, sino que les enseña a pescar a los hambrientos, apoyándome en una metáfora harto conocida. Citando al alcalde Jaime Nebot: “Si queremos un Ecuador y un Guayaquil exitoso y con empleo, es indudable que tenemos que lograr que nuestros jóvenes sean responsables y estudiosos. Y eso hay que incentivarlo y premiarlo”. No puedo estar mas de acuerdo. Esta iniciativa hay que aplaudirla, no solo que es genial, sino que va a crear genios. Por esta propuesta, por lo menos de mi parte, ¡un gran aplauso!

El gobierno nacional ha tenido gran éxito en su Plan de Vivienda, que es lo más positivo que está haciendo y ha hecho desde su inicio y merece un aplauso por esto. El mayor de los éxitos para que lo continúe.

Artículos relacionados

La hora de los líderes

Definitivamente no hay oposición. Y no porque no haya líderes que la representen sino porque cada uno anda por su lado. Entonces, cuando Rafael Correa habla sobre las marchas, los plantones, las caminatas, las rueda de prensa en parques, la colocación de pancartas, se refiere a ellos como actos ridículos. Y creo que no por el hecho que los motiva – algo que hasta ha demostrado gusta discutir – sino por los “cuatro pelagatos”, como él los señala, que están detrás de ellos.

Algunos dirán por ahí como un punto más en su contra que es intolerable que como padre de la patria desprecie todas esas manifestaciones de democracia por muy pequeñas que sean. Y claro que es así. Pero seamos sensatos o más bien prácticos: la democracia aquí y en todo el mundo se transforma en fuerza avasalladora y se torna decisiva cuando hay mayoría. Por supuesto que no podemos asegurar que él tiene mayoría – ¿o cree usted en las encuestas? – , pero cuando en marchas como la de César Montúfar a la que ni él mismo fue y en las que sólo se llega a distinguir a siete personas cuando aparecen las cámaras, ¿quién demuestra estar en menor posición?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×