15 abril, 2024

Desenlace Dominical No. 42 – 12 de Diciembre 2010

ENLACE CIUDADANO No. 200

El presidente se dedica a anunciar los proyectos con los que sueña aunque sólo queden en ilusorios proyectos y primeras piedras sin posibilidades de financiamiento. También se esmera por visitar todos los países posibles y asistir a toda reunión para hacer a nivel internacional lo mismo que a nivel nacional, es decir hablar y hablar, sin parar su verborrea para llamar la atención aunque nuestro país se esté hundiendo en pedazos, donde ni la producción ni el número de empleos crecen, mientras que crece la delincuencia.

Luego del fracaso en su intento de presionar, como mendigo con escopeta, a los países desarrollados para que lo apoyen económicamente para mantener el petróleo bajo tierra pidió el apoyo de OPEP para la iniciativa Yasuní, pero la reacción fue que OPEP da su apoyo pero cada país debe tomar su decisión individualmente, lo que diplomáticamente significa una buena lavada de manos.

Según Ivonne Baki, el Gobierno pedirá dinero a Warren Buffet para no explotar petróleo en el Yasuní. Warren Buffet, inversionista en mercados del mundo que son la máxima representación del capitalismo, tan repudiado por el presidente. Una contradicción más. Y si conocen de Buffet ¿por qué el IESS no invirtió en sus fondos de inversión en lugar de comprar los bonos basura?

Reviso la primera parte de mi artículo “Política Económica del Gobierno y Seguridad Social” y me refiero a la política de causar incertidumbre y caos deliberadamente, mientras el presidente y sus acólitos tratan de engañar a la nación con falacias y mentiras defendiendo la indefendible tesis de que las inversiones del IESS son seguras, de alta rentabilidad y bajo riesgo, cuando en realidad el riesgo de que los afiliados pierdan su capital y no reciban los intereses es tremendamente alto.

Para escuchar el Desenlace Dominical No.42 del 12 de Diciembre de 2010 pulsar el siguiente enlace (“link”):

http://www.archive.org/details/DesenlaceDominical42Del12122010

Artículos relacionados

La institucionalidad democrática de Latinoamérica

Latinoamérica sigue en pañales. Nos lo ha recordado sin tapujos los recientes
eventos alrededor de la vida política venezolana. Los líderes de Unasur han
cacheteado abiertamente al prestigio de la democracia de nuestra región, pues
decidieron primeramente amparar a un compañero de club, marcado por las dudas
de un proceso electoral lleno de denuncias de la oposición venezolana, ofendiendo
innecesariamente la institucionalidad del alma de las democracia: su correcto
sistema y administración electoral.

Lo que ha sucedido en Venezuela, es el peor escenario al que se aspira llegar en una
elección democrática, en un diáfana e incólume democracia. Es que la obscuridad
y el sumarísimo proceso con que se manejó la situación electoral de la República
Bolivariana de Venezuela, la acerca más a ser el perfecto ejemplo de lo que jamás
debe suceder en ninguna sociedad que se considere democrática; donde el ganador
tiene todo el derecho de reclamar para si el triunfo, pero el perdedor, no pierde el
derecho de denunciar irregularidades y pedir sean transparentemente aclaradas.
Venezuela, su Consejo Electoral, su institucionalidad democrática, lamentablemente,
gracias a Tibisay y su imparcial equipo, se ha convertido en el manual perfecto de lo
que se debe realizar para hacer trizas al concepto de trasparencia electoral. No se
podría siquiera definir la palabra democracia, sin tener que precisar primeramente
el significado de trasparencia.

“Por sus hechos… ¡los conoceréis!”

Nuestro país sufre al momento una crisis terrible en su institucionalidad –o mejor dicho, de lo que queda de la institucionalidad-. La Asamblea Constituyente reunida en Montecristi perdió a su Presidente, quien sin dar más explicaciones que su rostro compungido y decepcionado, sorprendió a los ecuatorianos al salir –al parecer por su propia cuenta- del segundo cargo más importante del país. ¿Cuáles fueron los motivos?. Su salida se da en un momento en el cual la Asamblea cuenta –de acuerdo a las encuestas- con una baja impresionante en la aceptación popular y no son pocos los que la comparan con un Congreso Nacional de esos a los cuales no queremos ni referirnos. El capitán deja el barco en una tormenta terrible y cede posiciones a sus coidearios…

La percepción que siempre ha dado el señor Acosta ha sido la de un político serio, a veces intransigente, pero honesto en cuanto a su vida pública, por lo cual goza de cierta respetabilidad en algunos foros nacionales que hoy están manifiestamente sorprendidos. Ha sido su vida una muestra del concepto cuyas palabras definitorias me sirven para abrir el presente artículo, efectivamente…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×