19 abril, 2024

¡Basta ya a la inseguridad!

Es lamentable tener que haber llegado a la dolorosa muerte de un niño de apenas 10 años, para que este gobierno indolente, al menos en apariencias, asuma su culpa, por su irresponsable accionar, en lo que a materia de seguridad se refiere.

Tuvo que cegarse la vida del hijo de un conocido periodista deportivo, para que Cuero y el señor Jalk, tomen acciones y acepten que las medidas que han asumido, no han dado los resultados esperados.

Sin embargo el dueño de PAIS, sigue acusando a Socialcristianos y Madera de Guerreros de ser los responsables de todas las desgracias que nos embargan, y son tan sinvergüenzas y cara duras, que cuando un medio de comunicación imparcial, entiéndase por esto, que el Estado no es propietario de los mismos, informa sobre las irregularidades que se suceden a diario, y que son harto conocidas por todos, menos por los “dementes” lúcidas, una andanada de procacidad, calumnias e infamias, son soltadas a viva voz en las cadena sabatinas, para tratar de desacreditar todo lo dicho y que no es acorde con lo presupuestado por la Revolución Ciudadana.

Me pregunto, ¿Quién tomó la decisión de rescindir el convenio que existía para el funcionamiento del Plan Más Seguridad?; no puede ser que por odios viscerales y por pura politiquería oportunista, de un sólo plumazo y sin mediar explicación alguna, se deje sin piso un trabajo coordinado entre algunas instituciones, y del cual el único beneficiario directo, eran los ciudadanos comunes, como usted o como yo.

Si realmente las lágrimas y sollozos que derramó el gobernador del Guayas por la muerte del pequeño Bruno, fueron por el sentimiento de responsabilidad por su ineficacia en los planes de seguridad dictados por su despacho, que acepte con hombría de bien, que debemos volver a un accionar planificado y coordinado que ya funcionó en Guayaquil, y al menos, en este caso, si nos dio la “percepción” que en nuestras calles estábamos más seguros.

Debemos protestar, debemos resistirnos a lo que consideramos es injusto para nosotros, ejerzamos de los pocos derechos, (art. 98), que valen la pena del mamotreto de Montecristi, levantemos nuestras voces y exijamos lo que nos permita progresar como guayaquileños y ecuatorianos, venzamos el miedo, un pueblo inseguro, sin trabajo y sin un marco jurídico claro, es un pueblo que no tiene rumbo definido y está condenado al fracaso.

Es insensato, absurdo e ilógico, que en vez de tratar estos temas que son los que se necesita para que en el Ecuador exista una verdadera Revolución Ciudadana, se siga gastando plata, y de lo que tengo entendido, en grandes cantidades, para que se nos siga queriendo engañar con lo ocurrido el 30 de septiembre, o se siga ofendiendo y desprestigiando a los que consideramos que la única vía democrática para la cesación del poder del señor Correa, es el proceso de revocatoria del mandato, iniciado por Carlos Vera.

No podemos estar a expensas de muertes de inocentes para que funcionarios de este gobierno tomen los correctivos que prudencialmente debieron tomarlos hace tiempo atrás, más allá de eso, es al menos sospechoso, por no decir otra cosa, que cuando se mediatizan los hechos, siempre se encuentran a los responsables en los subsiguientes días; no les parecería que lo justo y coherente debería ser que esa celeridad con la que se investiga y se resuelve esos ilícitos existiera siempre, al menos yo aspiro a eso.

Ya es hora mis queridos lectores, que todos juntos digamos ¡BASTA YA A LA INSEGURIDAD!

Artículos relacionados

No hay comentarios

  1. MUY VALIENTE, OPORTUNO Y CONCRETO EL COMENTARIO. LASTIMOSAMENTE, NOS HAN ROBADO HASTA LA CAPACIDAD DEL ASOMBRO Y LO QUE ES PEOR NUESTRA ANTIGUA HIDALGÍA
    QUE NOS HACÍA PROTESTAR POR LOS ATROPELLOS DE ESTOS «DEMENTES OBTUSAS» NO LÙCIDAS. SIGAN ADELANTE.

  2. Es una pena realmente lo ocurrido con el niño; ya ocurrió antes y no una sino muchísimas veces, espero realmente que no vuelva a ocurrir, temo por la vida de mis hijas, esposa y familiares…ya no se puede estar tranquilo ni en la propia casa…el gobierno no hace nada ni lo hará, no le importa.. es hora de que el Señor Alcalde, Ab. Nebot, ponga en circulación otra vez los vehículos de la corporación se seguridad ciudadana de Guayaquil, contrate otra vez los guardianes privados e instale muchos ojos de águila……acaso no tiene la potestad con el código de ordenamiento territorial? y si no la tiene, pues ya es hora de aplicar las AUTONOMÏAS, por la que votamos en un referendum….hasta cuándo vivimos en sosobra?……¡GUAYQUIL PROTESTA!

  3. Estoy muy de acuerdo con lo indicado por Francesco en su espacio de opinion, es hora que se ataque frontalmente a la delincuencia en el la ciudad y el pais, que se dejen de lado los rencores y que funcionen todas las instituciones creadas para brindar seguridad al final el unico beneficiado va a ser el elector que no mira bandera politica en ninguna institucion publica sino que espera que su familia pueda circular por la ciudad sintiendose segura.

  4. La responzabilidad es social, recuerdo la marcha blanca, ud no estaba, la protesta en contra de los jueces, ud no estaba.
    No es valido salir a criticar el gobierno que sea, utilizando cualquier pretexto porque no comparto sus disque ideales, o comportamientos.

  5. Si, basta ya a la inseguridad!,
    Pero alguien va a protestar porque están utilizando a nuestros niños para recorrer las calles el próximo domingo 28 de Noviembre?
    No hubiera sido mas sensato, dado el clima de violencia que estamos viviendo, que hubieran utilizado a militares o a policías en esta labor?
    Este gobierno que ha demostrado su incompetencia para detener los hechos delictivos, Ahora nos dice que se garantiza la seguridad de los encuestadores, que hay 60mil policias preparados para vigilar el proceso…, etc, etc,
    Espero que pase el domingo del dichoso censo porque me angustia pensar en lo que puede suceder. Ojalá me equivoque.

  6. «Lagrimas de cocodrilo» mi querido amigo, son tan culpables que tienen que hacer teatro para que las personas crean que esos sentimientos son sinceros.No han hecho nada por cambiar ni lo harán, pero todo cansa en esta vida, todo se acaba, solamente hay que buscar en la historia,todos los déspotas terminan porque el pueblo acaba con ellos, tarde que temprano lo veremos y entonces comenzará el crujir de dientes, para entonces ya las lagrímas «seran de todos ellos»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×