30 mayo, 2024

Agua: La esencia de la vida

El proyecto de Ley de Agua en Ecuador: ¿Protección del vital recurso hídrico, o una pieza de absorción total del poder y creación de una fuente adicional de ingresos al Fisco?

Atribuyen a Napoleón apremiar a sus ayudantes de cámara diciéndoles: “Vísteme despacio porque estoy de apuro”, para que lo ayuden a ataviarse rápidamente; pero sin que por el apuro se atropellen y lo hagan mal. Igual se debe decir de tan importante y necesaria ley.

Es irracional que por tan sólo cumplir una voluntad obsesiva se promulgue una ley de tanta trascendencia y magnitud que no haya sido cuidadosamente analizada y estudiado todas las sugerencias de posibles riesgos de afectación, para producir una legislación de protección y reparto equitativo del insustituible líquido vital.

La hoy notoria crisis hídrica mundial amenaza la seguridad, estabilidad y sostenibilidad ambiental del globo terráqueo. Tres mil millones cuatrocientos cincuenta mil personas tienen que subsistir con un monto de 50 litros de agua diarios para todas sus necesidades, incluidas en ellas el 70% que demanda la agropecuaria; mientras que ¡únicamente! para el uso poblacional, personal, se promedie un gasto de 250.

La contaminación hídrica y la destrucción de los ecosistemas van en aumento, especialmente en las zonas en desarrollo.

En las últimas décadas, se ha confirmado el hecho de que la protección de los recursos hídricos debe abordarse desde un enfoque integrado. El manejo de los beneficios ácueos reviste una importancia fundamental y las capacidades y forma de empleo deben respaldarse con rigor técnico de ahorro y respeto comunitario.

Las normas en materia de uso, no contaminación y protección general ambiental, deben estar direccionadas a: garantizar la seguridad alimentaria y la salud de la población, mitigar la pobreza permitiendo el desarrollo económico, así como a preservar los ecosistemas vitales.

Puede darse que dentro de este proceso se requieran servicios de purificación, recuperación o preservación de reservas naturales; en cuyo caso el costo tendría que ser cubierto. ¡Algo muy distinto a desear cobrar olímpicamente por cualquier uso!

PRODEPINE, indica: “Para los indígenas, la tierra no es un bien que puede ser comprado y vendido en mercados convencionales porque está dotada de un significado sagrado: sus valores son intangibles; ni puede ser desvinculado de las relaciones socioculturales. La tierra, el agua, el aire, la vegetación y los animales son elementos del conjunto de la vida social y espiritual”.

Hay un admirable poema de Inomoxo, poeta Huaorani: “Si te pones a escuchar todo lo que suena en la selva, ¿qué escuchas?…. No solo suenan tantos animales que has visto, que no has visto, que nadie verá jamás. Y eso que ya no es posible escuchar el canto de seres musicales que presintieron la llegada del gran otorongo negro y huyeron antes y se salvaron, aunque ahora no sepan cantar más”

En 1944 ya el Ecuador asume internacionalmente el respeto a la riqueza natural a través del Convenio para la Conservación de la Flora y la Fauna del Hemisferio Occidental.

El sector agropecuario es el principal usuario de recursos de agua pura, pues utiliza un promedio mundial del 70% de toda el agua superficial consumible.

El acelerado crecimiento demográfico y de las necesidades alimentarias ya ostentan una creciente escasez de agua. En muchas partes se presentan, cuando menos, tensiones internacionales cuando se construye un represa -Tahuin, en Loja, ha sido materia de negociación con la República de Perú.

Ya se da una mayor competencia por los recursos hídricos entre los usuarios agrícolas, industriales y municipales. Los fuertes incrementos de contaminación del agua: Compuestos orgánicos biodegradables; Sustancias peligrosas (explotación minera); Contaminación térmica; Partículas sólidas en suspensión; Nutrientes en exceso: eutrofización (plaguicidas, abonos, etc. agrícolas); Gérmenes patógenos por desbalance; Sustancias radioactivas etc. son un gran problema, principalmente en los países de rápida industrialización.

Además todavía no se ha cuantificado el impacto futuro de la disponibilidad del agua por el evidente cambio climático. Todo plantea severos desafíos técnicos de solución y no pueden ser sometidos a la soberbia o al juego político.

Artículos relacionados

Plan Cóndor (Parte 2)

En Uruguay en 1960, hubo un proceso de deterioro social y económico con un aumento de la conflictividad que incluyó la lucha armada a través de la guerra de guerrillas protagonizada por […]

El Gobierno que no queremos

A pesar de los discursos y de los aplausos, lo cierto es que nuestra región ha avanzado poco en las últimas décadas. En ciertas áreas, ha caminado resueltamente hacia atrás. Muchos quieren abordar un oxidado vagón al pasado, a las trincheras ideológicas que dividieron al mundo durante la Guerra Fría. América Latina corre el riesgo de aumentar su insólita colección de generaciones perdidas. Corre el riesgo de desperdiciar, una vez más, su oportunidad sobre la Tierra. Nos corresponde a nosotros, y a quienes vengan después, evitar que eso suceda. Nos corresponde honrar la deuda con la democracia, con el desarrollo y con la paz de nuestros pueblos, una deuda cuyo plazo venció hace siglos.

Honrar la deuda con la democracia quiere decir mucho más que promulgar constituciones políticas, firmar cartas democráticas o celebrar elecciones periódicas. Quiere decir construir una institucionalidad confiable, más allá de las anémicas estructuras que actualmente sostienen nuestros aparatos estatales. Quiere decir garantizar la supremacía de la ley y la vigencia del Estado de Derecho, que algunos insisten en saltar con garrocha. Quiere decir fortalecer el sistema de pesos y contrapesos, profundamente amenazado por la presencia de gobiernos tentaculares, que han borrado las fronteras entre gobernante, partido y Estado. Quiere decir asegurar el disfrute de un núcleo duro de derechos y garantías fundamentales, crónicamente vulnerados en buena parte de la región latinoamericana. Y quiere decir, antes que nada, la utilización del poder político para lograr un mayor desarrollo humano, el mejoramiento de las condiciones de vida de nuestros habitantes y la expansión de las libertades de nuestros ciudadanos.

No hay comentarios

  1. ESTE DESGOBIERNO LE HACE EL JUEGO A LOS INDIGENAS, .EL ORGANO RECTOR DEL AGUA, DEBE SER PLURAL, ES DECIR¨ESTAR INTEGRADO POR LOS GOBIERNOS SECCIONALES, PRODUCTORES AGRICOLAS, GANADEROS Y INDIGENAS…..
    CUANDO MIS PADRES COMPRARON UNA CASA EN EL BARRIO DE EL CENTENARIO, TUVIERON QUE CONSTRUIR UNA CISTERNA, NO HAVIA AGUA, HEMOS SUFRIDO MUCHISIMO PORQUE VIVIR EN LA COSTA Y NO TENER AGUA EN LOS BAÑOS ES MORIRSE, NOSOTROS NOS BAÑAMOS 4 VECES AL DIA PEOR AHORA QUE EL CALOR ES TREMENDO, GRACIAS A EL ALCALDE, Y A INTERAGUA, HOY TENEMOS AGUA TODO EL DIA, Y ME DIJERON QUE DENTRO DE 1 AÑOS YA NO VA HA SER NECESARIO TENER CISTERNA..!!.QUE MARAVILLA,!! EL 90 X CIENTO DE LOS GUAYAQUILEÑOS TENEMOS AGUA EN NUESTROS HOGARES, Y LA TRINITARIA TIENE EL AGUA MAS PURA QUE PUEDEN TOMARLA SIN HERVIRLA, MIREN SON ELLOS LOS PREVILIGIADOS SIN PAGAR IMPUESTOS Y ASI HAY ALGUNITOS QUE INSULTAN Y SE QUEJAN…NEBOT DEBE INVITAR A LA CIUDAD A ESOS AMARGARGADOS QUE NI CONOCEN NUESTRA CIUDAD…..
    HACE ALGUNOS MESES SE PUBLICO QUE EL AGUA DE QUITO HAVIA ENVENENADO A ALGUNAS PERSONAS, JAMAS HAN VUELTO A DECIR NADA SOBRE EL TEMA, ME GUSTARIA SABER SOBRE ESTE ASUNTO….??????

  2. Estimada Marta,
    Parece que hay personas aún aquí que se han olvidado.
    Mi madre vivía en Aguirre y Pichincha, el agua NO llegaba a la cisterna y había que traerla en tanqueros.
    Sin duda, no hay peor sordo que el que no quiere oir.

  3. Don Antonio cada vez que nos comparte sus comentarios nos ayuda a fortalecer más las ganas de contradecir a su majestad Correa.

    Existen personas que entienden otras que no entienden y las peores las que no quieren entender – a Correa creo y a veces estoy convencido que quién le asesora no es un simple mortal de este planeta.

    Con el tema del agua más parece que quién le da esas ideas sosas y descabelladas es nada más y nada menos que un buen plomero… o gasfitero.

    Ya que cuando habre la boca para expresar algo sobre el agua suena a glug – glug – glug – en otras palabras más comprensivas – tengo la impresión qué – a él le comentaron que cuando el río suena el agua viene con piedras – otra – agua que no has de beber- jala la cadena y creo la más acertada de acuerdo a su personalidad.

    Agua que no has de beber…. ensúciale o también lo que dice el pueblo – cuando el río suena..peces haciendo el amor… ¿ cual le parece a usted?

  4. La persona que usa es seudónimo la KANTALETA, otra vez más acierta: Son extraterrestres mentales los asesores (o prueban nuevas sustancias que les afecta). Adicionalmente, nos da una cantidad de refranes nuevos: Me gustó el que dice: Cuando el río suena… peces haciendo el amor… ¿En su nube o lecho de agua rosada?

  5. Buen día mi estimada señora rosa raquel vela; con todo respeto y humildad acepto su opinión – si usted cree que no tengo sentido – es verdad – este gobierno me ha descriteriado – ya no tengo sentido – ¿ tiene sentido seguir dando KANTALETA ? ¿ mis letras conseguiran abrir el duro corazón de los despistados ? por hoy no tiene sentido seguir escribiendo más – ojala mañana tenga otro sentido – de lo contrario tendré que demandar ante los derechos humanos – al actual gobierno que con sus cadenas continuas me ha hurtado el sentido común – hasta luego.

  6. Estimado LA KANTALETA. Así es la vida ¿Cómo puede tener sentido para quien esta hipnotizada -o cualquier otra situación- lo que usted manifiesta?
    Todos tenemos sentido, bueno o equivocado; tenemos el derecho a opinar sobre la materia que trata el caso y no para criticar al prójimo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×