30 mayo, 2024

Absurdo… pero posible

El llamado a prepararse a las fuerzas armadas venezolanas realizado por el Presidente Chávez, es un hecho que a estas alturas del siglo 21, este del socialismo, de la globalización, de la hermandad, de la lucha contra el hambre, el discrimen, los derechos colectivos, es y suena como una muestra más de la permanente práctica de la filosofía del absurdo del género humano.

Panamá, Colombia, Venezuela, Ecuador y Bolivia, estos países que con diferencias políticas en sus gobernantes tenemos el mismo origen histórico, la indefinición de la raza, religioso, comercial, etc., estamos enfrentando la opción de una guerra, que va a crear polarizaciones y actitudes de los aliados de uno y otro bando.

Lamentablemente esto será así, porque nosotros tenemos que pagarle los aviones, la sociedad petrolera, telefónica, política, ideológica a Chávez, o ¿creen que de buena gente nos regalo los aviones viejos que más le costaba desarmarlos para eliminarlos?, ¿creen que por gusto viene manejando el tema del Alba, de la identificación bolivariana? Nada es gratis en este mundo de la política y de la lucha por imponer ideologías aprobadas por las más grandes de las minorías en los países.

El Presidente Venezolano, al igual que todo dictador, sabe que sus plazos se acortan mientras más oprime al pueblo, el discurso que mantienen es que ellos han conseguido darle al pueblo lo que las oligarquías le han quitado, pero llega un momento en que ya no es posible seguir mintiendo porque ya la gente quiere comida, trabajo, ya no quieren el bono o la regalía, quieren oportunidad de progreso y se dan cuenta que esos caminos están cerrados por el manejo político de los círculos de poder político en los cuales se apoyan este tipo de dictadores, seudo demócratas. Es en este momento cuando se producen las verdaderas revoluciones que trastocan las revoluciones de zarzuela de mal teatro.

En este cuadro, tienen que comenzar a buscar de que manera proveen del circo que necesita la masa para distraerla, para desviar su atención, los enemigos internos se les acaban, ya Chávez tiene controlada a la prensa, solo queda un canal de televisión al que lo tiene ya asfixiado, y es cuestión de días para que lo cierre o lo quiebre. La desesperación por la falta de agua y de energía eléctrica para el diario vivir son motivos de que su popularidad se siga viniendo abajo. No logra aùn el control de la educación para enseñar solo su versión y crear un proletariado profesional que por falta de oportunidades de trabajo se vuelque hacia los extremos de la llamada revolución bolivariana, al igual que en Cuba, en donde no hay más opción que seguir en el estatuto de los hermanos Castro.

Si el sistema llamado socialista fuera realmente beneficioso, los sesenta años que duro en la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, URSS, hubieran sido suficientes para que todos los países asuman el modelo, pero no, al contrario se autodestruyo por no compatible con el sentir humano por ineficaz, inservible, válido solo a los que hacían de cabezas del partido y de la burocracia, desincentivador del espíritu de creación del ser humano así como es en la Cuba de Fidel a la que muchos han llegado y experimentan la desilusión completa del modelo.

Pero volviendo al absurdo, para lograr mantener el poder en ese país maravilloso, rico en Petróleo en niveles similares a los países árabes, como para que sea una versión americana de Dubái, es necesario seguir distrayendo al pueblo, darle una motivación para que no piense en la falta de agua, de energía eléctrica, de oportunidades, de que están sujetos al regalo, a la dádiva limosnera, es necesario darle una motivación patriotera para restablecerle la credibilidad del dictador. Esos mismos argumentos recorrieron Europa en la antesala de las dos grandes guerras, el nacionalismo y el populismo, la consigna patriotera, lecciones escritas por Hitler y Mussolini, para llegar y mantener el poder en beneficio solo del dictador y su cuadrilla de esbirros.

Vamos a la guerra a dicho Chávez, sabe que morirán hijos de Venezuela y de Colombia, no los suyos, habrán viudas, huérfanos, heridos, mutilados, etc., sería bueno que el primer soldado en el frente de batalla sea el instigador y sus familiares, para ver hasta qué punto es capaz de entregarse. Colombia por su parte, acusada por el venezolano, resiste el embate político, verbal. No sabemos si su intención es la que se ha proclamado, esto es la permisibilidad de las bases únicamente para la persecución del narcotráfico, porque aunque no estoy de acuerdo con Chávez tampoco con la intervención militar en otros países, ni siquiera con el pretexto de alejar una posible intervención en sus asuntos políticos internos como lo intenta Chávez al apoyar abiertamente a las FARC.

Artículos relacionados

Roma, la película

Si lo bueno y lo bello tienen siempre alguma cincidencia, tal como creian los antiguos griegos, entonces, Roma, la pelicula de Alfonso Cuarón,  logró encontrar esa coincidencia. Algo con lo que cada […]

No hay comentarios

  1. {«Sería bueno que el primer soldado en el frente de batalla sea el instigador y sus familiares, para ver hasta qué punto es capaz de entregarse»}

    Lleva toda la razón mi estimado caballero, estos auto endiosados lideres son los que le deberían poner el pecho a las balas, lastimosamente se justificaran diciéndonos que ellos son los ?Inteligentes? que piensan por nosotros, que la revolución no puede prescindir de ellos, Orwell lo escenifico muy bien.

    Excelente su artículo, una vez más me he complacido en leerlo.

    Gratos Saludos

    Francisco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×