16 junio, 2024

Constitución sin signos

El dúctil Fernando Cordero solicitó ‘generosidad’ por los errores cometidos en la transcripción de los textos aprobados en Montecristi frente a los textos entregados al TSE para someterlos a su aprobación en el referendeum de Septiembre 28 de 2008, afirmando que no se han ‘mejorado’ dichos textos;

Diario El Universo – Fernando Cordero reconoce errores pero ofrece corregirlos

Asimismo, el intrincado lenguaje usado en la redacción de los textos, usando sutilmente signos de puntuación que permitirán ‘interpretaciones’ en el futuro, de ser aprobado dicho proyecto, me trae a la memoria un ejemplo usado en la escuela sobre la importancia del buen uso de los signos de puntuación:

Un hombre redactó su testamento, sin usar adecuadamente signos de puntuación:

‘Dejo mis bienes a mi sobrino Juan no a mi sobrino Pedro nunca jamás pagarse la cuenta al sastre nada para los curas todo lo dicho es mi deseo’.

Como el testamento no tenía puntuación alguna, cada uno llevó el agua a su molino. Veamos cómo lo leyeron.

JUAN: ‘Dejo mis bienes a mi sobrino Juan, no a mi sobrino Pedro. Nunca jamás pagarse la cuenta al sastre. Nada para los curas. Todo lo dicho es mi deseo’

PEDRO: ‘¿Dejo mis bienes a mi sobrino Juan? No, a mi sobrino Pedro. Nunca jamás pagarse la cuenta al sastre. Nada para los curas. Todo lo dicho es mi deseo’

SASTRE: ‘¿Dejo mis bienes a mi sobrino Juan? No. ¿A mi sobrino Pedro? Nunca jamás. Pagarse la cuenta al sastre. Nada para los curas. Todo lo dicho es mi deseo’.

CURAS: ‘¿Dejo mis bienes a mi sobrino Juan? No. ¿A mi sobrino Pedro? Nunca. Jamás pagarse la cuenta al sastre, nada. Para los curas todo. Lo dicho es mi deseo’.

Por eso la junta del pueblo resolvió invertir el dinero del testamento en la creación de una cátedra de Ortografía, para que no volviera a pasar otro caso como el citado.

La generosidad se puede aplicar con lo propio que se tiene, pero con aquello que sea un bien propio y particular del individuo. La libertad, aún siendo propia y particular, es indivisible cuando se trata de la libertad o libertades de la sociedad. Pedir generosidad sobre un bien común es descabellado, es pedir que seamos confiados e imprudentes. Es firmar un cheque en blanco. Es pedir que los ratones cuiden el queso, que los ladrones cuiden la tienda.

Es pedir que les regalemos nuestro futuro y el futuro de nuestros hijos y nietos.

Frente a esto, contra los avezados disfrazados de piel de Cordero, impulsadores de la mediocridad, – vota simplemente NO

Artículos relacionados

Burócrata

Desde joven aprendí que el término burócrata era una mala palabra; que ser burócrata significaba enriquecerse a costa del recurso público, o al menos recibir un sueldo sin el debido esfuerzo, trabajando menos horas que los empleados del sector privado. Decían que los que trabajaban para el Estado imponían trámites innecesarios para justificar su puesto de trabajo, que no les importaba complicar al usuario para atender a menos personas, que se movilizaban dentro y fuera del país injustificadamente y mantenían prebendas, expresadas en viajes con viáticos, recortes de trabajo, utilización de vehículos con el presupuesto público, y más; todas estas imágenes construidas a lo largo de mi vida, a partir de comentarios escuchados en mi entorno, o divulgados en los medios de comunicación.

Tenía claro que yo nunca sería nada parecido a una burócrata o funcionaria pública, porque yo me estaba formando para ser una librepensadora, ejecutiva eficiente, creativa y ágil. Me gustaba la reflexión y la solución de problemas, el servicio a los demás, la creatividad permanente aplicada en cada situación; todas actitudes y modalidades de trabajo no congruentes con los rígidos y mediocres procesos del sector público.

No hay comentarios

  1. Considerando los comentarios que del ex presidente de la asamblea se hacen a traves de Diario el Universo, indicados ademas en el presente articulo, debo agregar que da muchisima pena e indignacion de comprobar la barbarie moral y politica a la que hemos llegado.

    Me da la impresion de que el presidente Correa, y quienes lo rodean, como que han regado escopolamina en los rostros de millones de ecuatorianos para, con aquella especie de embrujo, convencernos una vez mas de que aqui en nuestro pais todo lo que hace el gobierno y sus acolitos es muy entendible, y nadie debe contradecir aquello.

    ¡TODO SIGUE IGUAL!, pues verdaderamente no es aceptable que ante circunstancias que denotan la existencia de muy graves acciones por parte de quienes tuvieron la responsabilidad historica de redactar una nueva constitucion (eso y nada mas), clamen comprension simplemente a traves de una disculpa, supuestamente enmendatoria a esos «errores», esperando sin duda alguna perdon y olvido por los «tan simples errores cometidos». Asi de sencillo, como que alli no ha pasado nada.

    Una vez mas expreso mi rechazo por la desverguenza de aquellos actores politicos que cada vez pretenden faltarle el respeto a la inteligencia de los ecuatorianos. Eso ademas, sin contar con la imagen que nuestro pais estaria reflejando fuera de nuestras fronteras.

    Ay de quien que, sin ser afin a este gobierno de la revolucion ciudadana y que hubiese cometido «tan simples errores», no hubiera sido entonces condenado ya a la mismisima crucifixion.

    Pero…no, no queridos amigos, recordemos que aqui estamos en el ecuador.

    En mi articulo que antecede y por las denuncias del caso, entre otros, tambien estoy haciendo referencia de los graves «errores» cometidos por esta muy distinguida generacion de «nuevos politicos, de mentes lucidas y corazones ardientes» (los asambleistas del gobierno). Esperemos pues y confiemos que un asunto tan serio e importante, como es el votar SI o NO por ese «BRUMOSO LIBRACO», dependera definitivamente de nuestra intelectual capacidad de escoger, sin lugar a equivocarme, entre el bien y el mal.

    Yo personalmente, y de probarse su mal intencionada participacion en el cometimiento de tan graves delitos, no absolveria de culpa a quienes deliberadamente y llenos de viciados errores, se estan burlando ademas de los que en ellos confiaron. FELICITO A DON ARTURO ROSSI.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×