25 junio, 2024

¡Qué insolencia!

Tuve que leer y escuchar varias veces para creer la absurda información que daba el presidente encargado Rafael Correo de que a partir de la “nueva Constitución” el pueblo sería el cuarto poder del Estado.

Con el debido respeto a la Majestad de la Presidencia, debo recordarle y hacerle notar al economista Rafael Correa que es el Presidente el único que puede ser el tercer, cuarto o décimo poder. El pueblo, economista Correa, es el PRIMER poder y el Presidente es un mandado y mantenido, junto a toda su estructura, por ese pueblo.

Poniendo de ejemplo algo que pueda entender hasta un mal economista: Los propietarios (desde que nacen ecuatorianos o se vuelven jurídicamente meritorios del título) se pueden comparar con los accionistas de una empresa que para facilitar las cosas eligen a un gerente que administre la entidad; a veces se dejan engañar por la verborrea del escogido para ese desempeño ejecutivo y lo despiden legalmente, en otras sí aciertan, y en los casos tibios podrán reemplazarlo al termino de su mandato.

Sin embargo, siempre la autoridad máxima es y serán los accionistas, o, lo que en estas circunstancias corresponde: El pueblo señor. ¡El pueblo!

Creímos que había una doctrina en lo que usted prometió; pero no es así, tomo la: Viñeta de Máximo en El País: “Ojalá hubiese ideologías. Lo que hay son convicciones. Las ideologías son ideas que pueden convivir como hipótesis. Las convicciones son dogmatismos que propician el exterminio.”

Su copiado “Goebleslismo” y la cierta tesis del Ministro de Propaganda del nefasto gobierno de Hitler: Una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad… se requiere de un gran talento para persuadir a las masas y para engañarlas. El cuál se lo reconozco a usted.

No obstante, se olvida de una realidad citada inicialmente por el estupendo presidente norteamericano Abraham Lincoln, y luego reiterada muchas veces: “Puedes engañar a todo el pueblo parte del tiempo, y algunas de las personas todo el tiempo, pero no puedes engañar a toda la gente todo el tiempo.”

Hay que reconocer su capacidad de actuar políticamente, usted para su beneficio pudo atacar a su mentor, usted es astuto e incansable y muy posiblemente sus subalternos no le digan la verdad -o también estén ciegos. Su credibilidad y respaldo están en un descenso constante y todo el dinero del pueblo que usted promete para obras que no se hacen y se gasta en publicidades demagógicas ya no están logrando su efecto.

No menosprecie al pueblo, al que se le ha dado muy poca enseñanza formal, pero tiene un discernimiento que únicamente el que se ha sentado con ellos y los ha tratado de igual a igual lo puede entender; usted lo ha hecho como un compasivo ser (sintiéndose así superior en confirmación de un posible complejo de inferioridad) y eso no es lo mismo.

Igualmente, puede ser que usted esté al tanto de su constante descenso en su capacidad de conducción y tener credibilidad y por eso su apuro de producir cualquier documento inservible e inmanejable lo más rápido posible, para querer lograr su fin antes de que su rápida erosión lo ponga más en evidencia.

Señor Presidente electo democráticamente, concédame nuevamente el derecho a volver a tomar el nombre de ese gran estadista y honesto Presidente de los Estados Unidos de Norte América, gobernante que lucho y murió por la causa de la libertad, a tal punto que por su legado hoy en día, un afro-americano: El doctor y Senador Barack Hussein Obama Jr., tiene la muy posible oportunidad de ser popularmente electo y conducir a la gran nación hermana del norte. Abraham Lincoln dijo lo que era y es la más pura verdad, al expresar: “Gobierno del pueblo, por el pueblo, para el pueblo.”

Artículos relacionados

No hay comentarios

  1. Ante legitimas acciones que debió tomar el Estado para tratar de recuperar o resarcir danos que fueron causados por una banca que utilizó la confianza pública, no es menos cierto que los gobiernos de turno y los respectivos organismos que le correspondía tomar las correcciones pertinentes, deben saber con claridad que muchas de las actuales empresas que figuran en aquel listado que le sirvió al Gobierno actual tomar aquella decisión, muchos de ellas, ya pertenecen a nuevas terceras personas, y que muchas de ellas han sido adquiridas legalmente.

    En un debido proceso que correspondía a las Cortes de Justicia haber tomado acción, pero que en este caso las tomó la AGD ¿tendrán las garantías los actuales propietarios de demostrar la propiedad de sus bienes?; ¿habrá garantía para que la Flia. Isaías, sin que excluya la responsabilidad que deben asumir, ?puedan defenderse, descargar o demostrar lo que tengan que hacer?. ¿Tendrán tiempo de hacerlo antes del plebiscito que se viene?. Lo dudo con este gobierno.

    Lo evidente, y que no entra en duda, es que nos traten como tontos a todos los ecuatorianos ahora. Pretender decir que esta histórica decisión no tiene el objetivo de callar estos medios de comunicación que tienen una línea editorial diferente al gobierno actual, y que nieguen que la circunstancia política es la que motivó y motiva en usar con sofismos verdades a medias para argumentar sus acciones, y seguir en un camino de apuntalamiento a la búsqueda del SI en la consulta.

    Lo preocupante es que el Gobierno está convencido que está en lo correcto, que es lo mejor para todos, que estas decisiones hacen feliz al pueblo ecuatoriano porque creen que es más fuerte aquellos sentimientos de rechazo u odio al pudiente, acertadamente personificados y ?vendidos? ahora por un Isaías o un Noboa como causante de sus males, y no permitiéndoles a nosotros los ecuatorianos en trabajar más bien en herramientas y condiciones de oportunidad y de producción; reitero, no eximo de que deben pagar lo que deben, como cualquier ciudadano sencillo que fallando en un negocio debemos cumplir por toda vía de pagarlas.

    La única seguridad jurídica que existe ahora es la que al criterio del gobierno impone. Toda la maquinaria estatal se debe ajustar a esa visión, no hay equilibrio. El gobierno está seguro que todo es cuestión de estrategia de comunicación, los puntos aquí bajan, los subimos? reforzando el mensaje en este tema, modulando este otro, entregándole un poco de música y canciones de ?profundo amor? , que ?no es tiempo para cobardías? y otra serie de mensajes que satisfacen el ego momentáneo de la gente. Pero lo grave es que, todos sabemos (nosotros no nos podemos en el fondo mentirnos) que día a día se nos vulnera nuestros derechos y oportunidades; y que el hecho que Isaías está prófugo y le incauten su yate en Salinas, no será suficiente para devolver esa confianza que el pueblo le perdió ya a este Gobierno, y que eso signifique que mejora nuestra canasta familiar.
    Siempre digo, nunca es tarde para rectificar.

  2. Escrito en este calamitoso dia es poco lo que le comenta al mal encargado del mando. En este dia de tanto atropelio empezando por la propiedad del senor Dasum hay que preguntar QUE HAY DEL DEBIDO PROCESO. Le ruego sus valiosos comentarios que tan bien orientan a los Eccuatorianos. Saludos

  3. Muy bueno el artículo…Estoy convencido de que nos encontramos a puertas del absolutismo, llámenlo fascismo o comunismo. Utiliza las mismas tácticas…Actuemos ahora..mañana será muy tarde…

  4. Felicitaciones al Gno por recuperar la plata del pueblo usurpada por los saqueadores banqueros protegidos durante estos últimos 9 años por el contubernio con la prensa parcializada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×