29 mayo, 2024

Correa, Uribe, Reyes, Chávez

Es imposible no opinar sobre los hechos que dominan la noticia del país en estos días, Colombia ataco territorio ecuatoriano, mato guerrilleros entre ellos al segundo del grupo insurgente que asola a nuestro vecino desde hace más de cuarenta años.    Los hechos ciertos son: a) ataque de Colombia sobre la frontera ecuatoriana b) no hay muertos ecuatorianos c) permanencia de las FARC en territorio ecuatoriano con absoluta libertad y seguridad d) conversaciones entre personeros del gobierno del Presidente Correa y los miembros del secretariado de las FARC e) periplo internacional del Presidente Correa buscando el apoyo f) solidaridad de la OEA sin condena a Colombia g) actividad de protección al tráfico y al secuestro de parte de las FARC h) control de las FARC de amplias zonas del estado colombiano. 
Todo esto permite indicar  que hay hechos que pueden ser utilizados como medio de justificación de parte y parte en los reclamos planteados.   El ataque de Colombia sobre tierra ecuatoriana a terroristas colombianos, no esta justificado dentro del Derecho Internacional, el ejército colombiano estaba cometiendo una trasgresión tan grave como la que cometían las FARC.   Colombia atacó sobre nuestro territorio a insurgentes de su país, no ataco a fuerzas militares ecuatorianas, ni entro con afán de posesión territorial, no atacó a civiles ecuatorianos, no entro con ánimo de señor o dueño, caso muy diferente a la agresión territorial peruana sobre el Cóndor en donde si la intención fue siempre apropiarse, como lo hicieron, de lo que era el territorio petrolero ecuatoriano del Oriente.   
El hecho grave fue la incursión sobre territorio ecuatoriano, aun con el inmediato repliegue de las fuerzas militares colombianas.   Esta acción contraria al derecho de inviolabilidad de fronteras no tiene justificación legal ni diplomática, mas aun si es continua la penetración, si esta se ha venido dando de manera reiterada  Es correcta la posición del mandatario ecuatoriano de reclamar en el concierto internacional en contra de dicha violación continua.  Estoy de acuerdo con el Presidente Correa en reclamar la inviolabilidad y  exigir un compromiso serio, formal del gobierno  colombiano de que esto no vuelva a ocurrir. Hay que aclarar que hubo violación de frontera no ataque al Ecuador.
Pero, el infaltable pero, ¿Cuál va a ser la acción que en ese mismo concierto internacional se va a tomar para impedir la similar violación de nuestro territorio que cometen las FARC? ¿Se va a investigar a nivel militar el porque estos narcoterroristas pueden armar campamentos dentro del territorio ecuatoriano con tantas comodidades y seguridades? ¿Es que acaso hay militares o autoridades civiles ecuatorianas comprometidas con dichas fuerzas que en su origen representaban una lucha del pueblo colombiano por una vida mejor pero que ahora manejan al mas sucio y vil de los negocios del planeta: el narcotráfico?  Estas interrogantes merecen respuestas hacia el interior de nuestro país, de modo urgente.  Debe el Presidente Correa demostrar que su contrariedad es por la violación de la frontera mas no por la eliminación de (a) Raúl Reyes, que es un delincuente elevado a la categoría de héroe, del que nadie se acuerda ha ordenado implantar bombas, secuestrar, matar.   Que el   murió en la ley que escogió: la violencia.   Nadie es mártir cuando muere en la forma que corresponde a la manera que escoge vivir. 
Los que anhelamos el cambio en paz y democracia no podemos estar de acuerdo con la llamada violencia revolucionaria, yo creo en la igualdad de oportunidades, creo en gobernar con la verdad y bajo ese concepto el pueblo voto por Correa, por el cambio, pero uno en paz, sin violencia, sin guerra que mate hermanos, que separe familias, sin engaños, es por eso que se impone  urgente la aclaración de nuestro gobierno, dejando de lado las posturas matoniles y patrioteras de Chávez, que buscan vientos de guerra para ocultar su fracaso como gobernante.    Que no caigamos en la actitud patriotera, que pongamos tierra de por medio con el servilismo al gobierno norteamericano del de Colombia, pero no demos la razón a las FARC que lo que han hecho es llenar de sangre y lagrimas al pueblo Colombiano, cuidado con  la aventura bélica porque no tenemos para dar de comer a nuestro pueblo que se ahoga en los ríos desbordados, peor para alimentar una guerra.

Artículos relacionados

El gran alivio

De acuerdo con los mails, correos, Whatsapps, mensajes y comentarios, ya desapareció el terror del COVID-19, gracias a la vacuna. El mundo, sobre todo en los países ricos, comienza a estabilizarse. En […]

No hay comentarios

  1. En el noticiero dela television Colombiana, un excanciller informa que con la ruptura de relaciones Ecuador lleva la peor parte puess hay 50.000 refugiados y 300.000 colombianos que se han trasladado a EcuaDOR PARAREEMPLAZAR A LOS EMIGRANTES QUE SE FUERON A ESPANA. Si no hay dinero para auxiliar debidamente a los hermanos afectados por vientos e inundaciones, se sugiere que esos 350.000 sean devueltos a Colombia para que los danmificados tengan donde trabajar y como recibir la necesaria ayuda del gobierno ecuatoriano

  2. Estimado Alberto: Muy cierto tu comentario, pero tambien existe el infaltable pero de preguntarnos:
    Por que las fuerzas de elite del ejercito Colombiano no limpiaron todo, absolutamente todo lo que destruyeron?
    Tuvieron cerca de 12 horas para evacuar no solo a sus bajas y a su trofeo, sino tambien a todos los cadaveres,heridos y computadoras sobrevivientes. Realmente me suena a que Uribe quiso destapar la olla, y de manera sospechosa puso la porqueria contra el ventilador.
    El problema de Colombia NO ES NUESTRO, lo nuestro es la paz y la armonia.
    El gobierno debe entregar a las heridas a sus paises. La presencia de las guerilleras heridas en Ecuador, solo abonara el terreno para mas problemas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×