17 mayo, 2024

¿A donde vamos?

A donde vamos o a donde nos quieren llevar, es la pregunta que debemos hacernos ante los cambios y eliminación de las entidades de servicio comunitario que el Gobierno revolucionario del Ec. Correa quiere realizar, para destruir el positivo trabajo realizado por las Fundaciones creadas por el Municipio de Guayaquil.

La principal critica que se genero en los medios políticos que patrocinaban el cambio y la transformación de los sistemas administrativos vigentes al inicio de este gobierno, fue principalmente contra el Congreso Nacional, integrado por una mayoría de mediocres en el campo moral y ético, sin capacidad para hacer los cambios que el país requería, por lo que se generalizo la expresión de que se vayan todos.

Su integración política, conformada por personas con habilidades muy distintas y diferentes a las características necesarias para evaluar los errores cometidos y generar los cambios requeridos, hacia imposible que el Congreso Nacional pudiera dar tramite a las ideas y planteamientos que el cambio requería, por eso se impulsa y nace la idea de convocar a una Asamblea Constituyente, para que con sumos poderes, establecidos en un reglamento, efectúe los cambios que transforme al país de las miserias, en el país de las mil maravillas.

Los candidatos primero y los elegidos luego a la Asamblea Constituyente, fueron generalmente del mismo perfil de los Legisladores del pasado Congreso Nacional, sin la preparación y conocimiento de las leyes que rigen el que hacer nacional, pues algunos ni la Constitución la han leído, pero si son capaces en deporte, en concursos de belleza, en programación de cine y televisión, con buen voto de popularidad para el apoyo electoral que requerían los lideres del cambio, es decir de similares características de los Congresistas que tanto criticaron los ideólogos de la Asamblea Constituyente. La diferencia quizás radica en que ahora una sola agrupación política tiene la mayoría absoluta, por lo tanto será fácil y quizás mas económico lograr la aprobación de lo que se deseen hacer, concordante con los pedidos del jefe del grupo que prolifera sus decisiones en cada presentación publica que realiza, amenazando que de no obedecerle, presentara su renuncia.

Por lo tanto el cambio estructural planteado, para lograr el cambio que muchos soñaron, aquel cambio que genere trabajo, que elimine la mendicidad y distribuya con equidad y justicia la riqueza nacional, no será posible, porque este cambio no se logra generando la guerra social que ya esta planteada por el Ejecutivo, una guerra de clases, engendrando el resentimiento y odio entre ecuatorianos, dividiendo el territorio nacional, para atacar a las Provincias de mayor población y de mayor desarrollo en el país. Atacando los sistemas que rompieron el caduco centralismo, la eficiencia de las autonomías cantorales, creadas como nueva forma de servicio para simplificar y reducir la permisologia que hace imposible lograr agilidad y prontitud en la ejecución de las obras de interés colectivo, sin eliminar los controles que toda entidad publica debe tener.

El sistema usado, esto es, el de las FUNDACIONES MUNICIPALES, han acelerado la realización de muchas obras publicas CANTONALES, generando el beneficio que el pueblo de Guayaquil requería, constituyéndose en un ejemplo imitado por otros Municipios del país, pues con este sistema se ha logrado agilizar la construcción de muchos servicios básicos, logrando una importante transformación en la educación, en la salud, en el deporte y en los servicios generales, levantando así la auto-estima popular y generando confianza en la obra publica municipal y creando una positiva ilusión de cambio en su futuro.

No se vislumbra un cambio positivo con la forma en que el Gobierno Central desea lograrlo, con el ataque permanente a Guayaquil, tratando de minimizar el verdadero cambio y desarrollo logrado en esta libérrima ciudad, ejemplo de pujanza y deseo de vivir mejor, constituida en ejemplo nacional y de toda América, que muchos desean imitar y que el Gobierno revolucionario quiere destruir, pero no lo lograran, pues Guayaquil ha estado y estará siempre de pie en defensa y respeto de sus intereses.

Artículos relacionados

Voltaire

“Estoy en desacuerdo con lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo”, frase atribuida a François Marie Arouet, más conocido como Voltaire, filosofo, historiador, prolífico escritor francés que figura como uno de los principales representantes de la Ilustración, período que enfatizó el poder de la razón humana, de la ciencia, el respeto de las libertades y los derechos del hombre.

Los estudiosos de los escritos y abundante obra de Voltaire no encuentran esa frase en ninguno de sus escritos. Apareció publicada por primera vez en 1906 en la obra Los amigos de Voltaire, de la inglesa Evelyn Beatrice Hall, con el seudónimo de S. G. Tallentyre, quien se la imputa a Voltaire, como una merecida ilustración y síntesis de las creencias de este famoso personaje.

El grupo de los 20

Como fácilmente se puede notar, “el Grupo de los Veinte” desplazó al grupo de los Ocho
(G-8) y lo constituyen los países más fuertes del mundo y las economías emergentes que
son: Canadá, Estados Unidos, Inglaterra, Alemania, Francia, Japón, Rusia e Italia a estos
países se agregaron Arabia Saudita, Argentina. Australia, Brasil, China, Corea del Sur,
India, Indonesia, México, Sudáfrica, Turquía y la Unión Europea calidad que les ha dado
la sensación de ser los que deben regir los destinos del mundo, pero bien visto las cosas
deberían de pensarse que no solo tienen derechos sino obligaciones, y las obligaciones,
a mi entender, son mayores que los derechos. Entre otras cosas habría que preguntarse
la causa de las riquezas de estos países. Y la respuesta será que muchas de esas riquezas
provienen porque existen países menos desarrollados y muchas veces más pobres.

Es importante comprender que el mundo nos pertenece a todos y a medida que pasan
los tiempos somos más interdependientes. Pues bien, esa interdependencia obliga a los
países más ricos a entender que no pueden existir solos y si disfrutan de bonanza es por el
concurso de otros.

No hay comentarios

  1. El Sr. Correa debe haber hecho algun curso de guionista , creo que son facilmente predecibles los pasos que va a ir dando para lograr sus objetivos.
    Su estrategia se basa, en primer lugar, en lo que el considera politicamente exitoso em el Gobierno de su mentor » Chavez» en segundo lugar,en la conocida política de divide y vencerás, en tercer lugar, en el control de las fuerzas, que historicamente ,han hecho caer a los Gobiernos Ecuatoriano tales como las fuerzas armadas que han sido compradas dándoles responsabilidades en el servicio civil.
    Veo que ya se estan dando pasos, primero legales para protestar por los abusos «constitucionales» del presidente, no hay que dejar pasar uno sin protestar.
    Una de las buenas cuñas televisivas en la campaña de Correa a la presidencia, nos mostraba un ascensor, llamado congreso, del que salian los payasos, las divas y los periodistas, nada ha cambiado , arquitectonicamente, el edificio de la asamblea es un circo de una sola pista donde se filma la actuación de los asambleistas pero tras bastidores, se cierran las puertas de los cubículos de las comisiones que es donde se toman las verdaderas decisiones.
    Desde hace muchos años los paises desarrollados entendieron el nuevo rol del estado descentralizando el poder tambien hacia los gobiernos locales, podemos leer algo sobre nuevos conceptos en «La tercera ola » de Alvin Tofler.
    Disculpe que no solo me remita a comentar, pero creo compartir sus ideas y mas bien mi intención es afianzarlas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×