Opinión Política Sociedad

Los grilletes

De acuerdo con las notas de la prensa, Ecuador adquirió 4000 grilletes, para permitir que estén libres los presos que, por uno u otro motivo, deben presentarse regularmente ante la justicia, o guardar prisión. Decisión que puede sonar lógica, si aún no hay un pronunciamiento oficial sobre su culpabilidad, es decir, aún no está juzgado y declarado culpable.

Lo que me preocupa sobremanera, es el resto de la noticia, sobre todo saber que, de los 4000 grilletes, se hayan disponibles sólo 41. ¿Qué pasó con los demás? ¿Es que tenemos 1278 delincuentes que están en proceso de investigación? ¡Esto está advirtiendo la clase de país en el que vivimos! Como es posible que tengamos tantas personas (1278) con grillete, es decir, sin fórmula de juicio, porque sería el colmo que existan personas condenadas que se encuentran libres, para huir del país, como lo hizo el célebre Fernando Alvarado que terminó botando su grillete para irse a Venezuela, con el beneplácito de nuestras autoridades de justicia, y que nadie, nadie oyó la alarma que sonó y sonó por días, hasta que al fin, por la alarma, encontraron el grillete (y nadie fue juzgado).

¿Es factible que delincuentes, asesinos, estén libres y que los jueces los liberen con grilletes, para que sigan delinquiendo? ¿Qué clase de justicia es la nuestra? ¿Estamos en medio de una banda de delincuentes, asesinos, asaltantes, corruptos, todos con patente de corso y libertad de acción gracias a nuestra corrupta justicia?

Otro punto que me molesta, es enterarme que de los 4000, 2477 tienen daños, porque los que los portadores les cortan las correas con tijeras o cuchillos, los mojan, destruyen el localizador GPS, o lo abren con un cuchillo y dañan los circuitos internos y la policía acepta y no cobra un aparato nuevo por cada aparato que aparece dañado. ¿Es que en este país son los delincuentes los que mandan? ¡Al parecer, esto es lo que ocurre!

Parecen de Ripley las noticias del diario: “… la Contraloría del Estado detectó un perjuicio de USD 9,5 millones por la compra…”, “cuando hay averías lo que hace el personal, es entregarle un nuevo Equipo, para cumplir la disposición legal”, y varias cosas más.

Parecería que estos grilletes se usaran, no por justicia, sino para ayudar al delincuente que es amigo o paga por ello, es decir, son una palanca para el contubernio. Es inconcebible que a la persona que destruye uno, se le ponga otro y aquí no ha pasado nada.

Estos grilletes, al parecer fueron una estafa, y se han convertido en un modus vivendi de la delincuencia!

Ya sabemos que la estúpida excusa, en el caso de Morales, que no se pudo usar el desfibrilador, es falsa. Me preocupa y mucho más que vivamos en un ambiente de zozobra porque los delincuentes condenados estén realizando sus fechorías, amparados por el grillete Electrónico, como los ocho que capturaron en Manta por robar 14 autos y pedir a los propietarios $ 7000,00 a cada uno para devolverlos y uno de ellos, se sacó el grillete y lo destruyó y fue capturado en este segundo robo y sin grillete.

Por más esfuerzo que haga la fiscal, no sirve de nada. La delincuencia está instalada en el país. Baste ver que todos los más altos personajes políticos tanto de la Asamblea (con pocas y honrosas excepciones) están cuestionados.

José Fernando Gómez

@jfgrmd - Médico Pediatra. Miembro activo de la American Academy of Pediatrics. Miembro activo de la Honorable Junta de Beneficencia de Guayaquil. Director de Desde mi Trinchera.

2 Comentarios

  1. Avatar
    Ecuador libre

    Buen ejemplo lo de los grilletes, pero vamos más allá, los jueves aunque los encuentren con armas de grueso calibre les dan medidas sustitutivas, pero no le pasa nada al juez, por lo tanto los otros jueces van a hacer lo mismo. Lo correcto es sacarlos a patadas del puesto que están, enjuiciar a estos corruptos y meterlos en la cárcel así de simple. Esto aplica a todos desde el presidente hasta el portero (como es pobre vi a la cárcel). Denunciar no basta hay que hacer algo o somos igual de responsables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *