Historia Internacional Opinión Política

Los cuadernos de Don Rigoberto

En estas líneas no voy a tratar sobre la novela de Mario Vargas Llosa, he tomado el título de su novela Los cuadernos de Don Rigoberto, para escribir sobre otros “cuadernos ardientes”. Un resumen de la obra de Vargas Llosa, señala, que su protagonista, Rigoberto, “combate su banal existencia con una rica imaginación que va plasmando en cuadernos”, y “…sus audacias y aventuras imaginadas, sus deseos ocultos, van quedando reflejados en estas anotaciones que lo distancian cada vez más de su vulgar existencia”. Aunque los devaneos eróticos de Don Rigoberto son el tema central de la novela en mención, tampoco me voy a referir a la poeta-erótica, autora de la Loba Triste.

Hace pocos meses en  Argentina, explotó una bomba política, aparecieron unos cuadernos que cuidadosamente había escrito un chofer de un ex-alto funcionario kirchnerista. En dichos cuadernos aparecen los nombres de grandes empresarios que tenían contratos con el Estado  y que estaban involucrados en una red de sobornos destinados a recaudar decenas de millones de dólares durante las presidencias de Néstor y Cristina Kirchner.

“Los cuadernos de la corrupción”, como los llamó la prensa argentina, el chofer de nombre Óscar Centeno escribió con lujo de detalles cómo durante diez años hizo viajes en el auto oficial con bolsos llenos de dólares que suman alrededor de 56 millones; incluso, señala, que hizo viajes con dinero en efectivo al departamento privado del matrimonio Kirchner.

Vale la pena transcribir un fragmento de uno de los cuadernos, en donde el autor señala: “Hoy, 6 de mayo de 2013 vuelvo a escribir; después de la muerte de Néstor Kirchner que dejé de hacerlo. Pensé que después del fallecimiento no se haría más el Valijero. Pero sí, disminuyó la propia frecuencia, con la diferencia que se recolecta dinero para el ministro De Vido y el propio Baratta. No quise a anotar más por temor a que me descubran y quede sin trabajo. Pero decidí hacerlo por una reunión que tuvo el ministro De Vido, Baratta y la Sra. Presidenta Cristina F. Kirchner en la cual los instruyó para que sigan recaudando de las empresas para las próximas campañas electorales”.

En nuestro país, también apareció un “cuadernos ardiente”. El caso “Receta de Arroz verde 502”. No es una delicatessen gastronómica, se trata de  un  documento electrónico, en donde se revelan donaciones de varias empresas, entre ellas, la constructora Odebrecht; una de las involucradas en este entramado de corrupción, es Pamela Martínez, asesora de absoluta confianza de Rafael Correay exvicepresidenta de la Corte Constitucional, conocida como la “Corte Cervecera”.

Pamela Martínez de inmediato fue detenida y allanado su domicilio, entre los documentos incautados se encontró un cuaderno en el que Pamela Martínez señala que Alexis Mera habría recibido pagos por USD 3,5 millones, mientras María Duarte USD 2,5 millones de coimas. Pamela Martínez en su declaración asegura que Mera le solicitó dinero por pagos urgentes, ella consultó a Correa y él le dijo que hablara de eso con el exvicepresidente Jorge Glas. Luego, unos sobres llegaron para Mera, a través de Gerardo de Souza, que después se enteró de que era de Odebrecht.

Es preciso reconocer que estos actos de corrupción en el Gobierno de Rafael Correa, han sido develados gracias a periodistas que pese a los grandes riesgos, han investigado y denunciado para que las autoridades actúen con la contundencia que el país espera.

Los Kirchners en Argentina y Correa en Ecuador, son las caras de la misma moneda; la corrupción rampante de los dos gobiernos los hermana. Recordemos lo que se le escapó a Pepe Mujica expresidente de Uruguay, refiriéndose a Cristina Kirchner: “la vieja es peor que el tuerto”.

Lo más grave de lo señalado es que en nuestros países padecemos de amnesia colectiva. En Argentina, después de la caída de Juan Domingo Perón, acusado de corrupción, aparecieron pintados en las paredes unos grafittis, que decían: “puto y ladrón queremos a Perón”, ahora se dice, algo que parece insólito: “ladrona y cretina, queremos a Cristina”. En el Ecuador todavía hay fanáticos enfermos que sueñan con el retorno de Correa.

Debemos reconocer que en Latinoamérica, la realidad supera al realismo mágico.

1 Comentario

  1. Avatar
    BETTY VITERI

    YO MODIFICARÍA SU ÚLTIMO PÁRRAFO: LA CRUDA REALIDAD EN EL ECUADOR, SUPERA A TODO CUENTO DE TERROR. LA DEMENCIA SE HA APODERADO DE ALGUNOS CORREISTAS, QUE CREEN QUE RCD VA A RETORNAR AL ECUADOR. YA LA DEMENCIA ES MENOS CADA DÍA QUE SE DESCUBRE LA CORRUPTELA DE LA CÚPULA ROSA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *