El Ecuador vive un tiempo de angustia por tanto hecho denunciado y nula sanción. En la sociedad hay destellos de repudio ante la presencia de algunos involucrados en esos actos denigrantes; incluso las encuestas ya recogen esta reacción; pero, falta poner en marcha la normativa que impulse las gestiones de investigación y las apoye con instrumentos de mucha efectividad como lo hacen los gringos, tanto para  lo público  como para el sector privado

 Y solo para citar ejemplos, primero  el  endurecimiento de las penas, el rediseño del papel de la UAFE no solo en la investigación  de cuentas en   paraísos  fiscales  sin al interno del país  y que  conjuntamente con  la Contraloría puedan  investigar  y  auditar las cuentas de los accionistas y principales ejecutivos de todas las  empresas  inscritas en la  superintendencias  incluidas la auditoría de cuentas de familiares cercanos de los políticos o a reconocidos prestanombres  que  siempre  llevan una  doble contabilidad  en sus empresas  fantasmas. Este debe ser  el trabajo conjunto de la UAFE, Contraloría y Fiscalía  pero no solo  en el papel sino con resultados palpables que devuelvan la  confianza y credibilidad  en la institucionalidad del país pedida, dejando a un lado la cantaleta de la cirugía mayor contra la corrupción  direccionada.

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *