15 abril, 2024

Mujer…

“…Si puedes tu con Dios hablar, pregúntale si yo alguna vez te he dejado de adorar…”

Presumo fue una de las canciones más escuchadas en las radios de la ciudad, el día 8 de Marzo, en el que se celebra, el “Día Internacional de la Mujer”, (excepto en Alemania, que es el 8 de Abril).

La MUJER no es sólo diferencia de género y de diferencias corporales muy marcadas, que la distinguen de su congénere hombre. Tiene particularidades y sobre todo dones, que la Divina Providencia, se los otorgó exclusivamente a ella, como la maternidad y la belleza. Son ellas las únicas personas del planeta tierra capaces de concebir y engendrar a un ser humano. Gracias a ellas ya somos 8 mil millones de personas en el planeta, gracias a ellas la humanidad ha crecido en número a lo largo de la existencia, de otra manera nos hubiésemos extinguido. Los hombres en esa labor sólo somos un complemento.

La mujer ha sido capaz de llegar a ocupar los más importantes cargos políticos en sus países. Ha presidido reinados y ocupado la Presidencia de la República, en el Estado democrático moderno. Desde la antigüedad egipcia o siria o en el Asia, 3 mil, 4 mil años A.C., presidió imperios.

En materia científica ha logrado en varias ocasiones obtener el Premio Nóbel, por sus estudios y descubrimientos científicos. Ha ocupado en el sector empresarial público y privado, los más altos cargos en aquellas instituciones.

Han sido capaces de participar y tener posiciones estelares, en todos los deportes en los que compiten, en organismos nacionales e internacionales en los torneos que organizan.

En materia de literatura, teatro y poesía han escrito y actuado de manera maravillosa y logrado el respeto de sus congéneres y el aplauso de la ciudadanía, en fin, han sobresalido, en todas las actividades en las que se han propuesto actuar o competir. Hay una excepción,en el Ecuador, las mujeres no pescan en el mar, esa es la única actividad que se abstienen de realizar.

Adicionalmente, son madres, esposas, abuelas, hermanas y amigas y en todos estos campos sobresalen generalmente y logran la felicidad de quienes los/as rodean.

No puedo dejar de reconocer, que no todas las mujeres son candidatas a los altares, cuando quieren actuar con maldad,también lo hacen. Nuestro profesor de Derecho Penal, nos indicaba que las mujeres, son capaces de cometer delitos más atroces que los hombres, pero ese rol, es excepcional, las mujeres están direccionadas para amar.

Espero que este texto, sea imparcial, en cuanto a tratar de “definir”, el ser, o el deber ser de una mujer, sino lo he logrado, les ruego me disculpen.

Lo que si les puedo decir con total seguridad, es que en mi familia, cercana o lejana, sólo hubo mujeres maravillosas, que dieron mucho amor a sus hijos, padres, maridos, hermanos, sobrinos, primos o nietos. No hay excepciones.

Siempre me sentí feliz y orgulloso de tener una familia, como la que tuve o la que tengo. Por ello doy siempre, gracias a Dios.

Artículos relacionados

El virus y la muerte

Virus de muerte, virus de fatalidad. Eres agua caliente sobre el asfalto frío. Gatos malolientes saltando en el fuego de los deseos violentos que no tienen calma. Virus terrible como un cristo […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×