23 abril, 2024

¿EE.UU. y el fentanilo: Una guerra perdida?

¿Por qué Estados Unidos no ha podido terminar con la distribución de las drogas dentro de su país en especial   la nueva droga del fentanilo que es un opioide sintético 50 veces más fuerte que la heroína y 100 veces más fuerte que la morfina?

EE. UU, teniendo la máxima tecnología, recursos económicos y humanos casi inagotables, se encuentra muy distante de acabar con una actividad que ha causado decenas de miles de muertes en los últimos 50 años. Esto me permite afirmar     que los gobiernos latinoamericanos de izquierdas o derechas    de países productores de drogas no son los únicos responsables de tan terrible azote

Se estima que Estados Unidos ha invertido y gastado más de un millón de millones de dólares en su lucha contra las drogas y en especial por el Fentanilo En ese país fallecen más de 100.000 drogadictos por año. Muy pobre resultado, es gestión ineficiente pero siempre estar buscando acuerdos para extender su poderío en bases militares en el mundo entero

El narcotráfico genera un espectro de amenazas: vida, medio ambiente, paz, capital social, democracia e institucionalidad. EI Ecuador presenta debilidades como la proximidad de Colombia y Perú, corrupción, dolarización y una extensa red vial.

La amplia presencia estatal en un territorio compacto, en cambio, es una fortaleza.

La virtual ausencia de cultivos de coca nos libra de la violencia colectiva masiva y las presiones políticas, pero el tránsito por el país es extremadamente grave.  

Un estimado del lavado de dinero está en el orden de 500 a 1000 millones de dólares al año. Esto seguirá creciendo, y la estrategia del actual Gobierno tiende a aumentar nuestra vulnerabilidad. Pero no hay muchas opciones, porque la legalización sigue siendo políticamente inviable o indeseable.

De hecho, se ha argumentado que la presencia del narcotráfico en Ecuador es básicamente un invento de EEUU para mantener su control hegemónico en la región a través del apoyo a la lucha en contra del narcotráfico. Pero esta tesis es equivocada ya que el narcotráfico en Ecuador es una realidad vinculada al crimen organizado a nivel global, lo que se ha calificado como el «lado oscuro de la globalización».

Desafortunadamente, pocos gobernantes y   asambleístas y operadores de justicia están conscientes de los enormes volúmenes de cocaína que son redistribuidos por Ecuador y las conexiones con las FARC y con las mafias colombianas, mexicanas, albanesas e incluso rusas que esto implica.

Políticas actuales

La estrategia antinarcóticos actual de Ecuador está fuertemente moldeada por la guerra contra las drogas norteamericana.

Se basa en la filosofía prohibicionista, sigue los lineamientos de la D.E.A y depende del financiamiento de la asistencia antinarcóticos norteamericana.

La adopción de la lucha contra las drogas en los países andinos es una de las principales manifestaciones de la influencia norteamericana en esta región.

EEUU ha insistido que los países andinos instalen controles estrictos diseñados por las agencias norteamericanas, y al mismo tiempo los financia y monitorea. No obstante, la inclusión del combate a las drogas en la agenda de seguridad en la zona andina es indispensable para la seguridad. Si bien se dio bajo presión norteamericana, es absolutamente necesaria.

La estrategia antinarcóticos en Ecuador actualmente consiste en la interdicción en puntos de entrada y salida, la erradicación manual de coca en la frontera norte, el «desarrollo preventivo» en la frontera norte, el combate contra las mafias, la detención de minoristas y mulas, y prevención del consumo.

Las sumas invertidas son significativas y como ocurre en todos los países andinos la ayuda externa excede el financiamiento interno. De acuerdo al CICAD, agencia antinarcóticos vinculada a la OEA, se invierten anualmente 15 millones de recursos ecuatorianos y 115 millones de recursos extranjeros en la guerra contra las drogas10.

Antes de optar por una búsqueda de una nueva política antinarcóticos es preciso evaluar el desempeño de la actual estrategia antinarcóticos

¿Ha sido un éxito o fracaso la política antinarcóticos del Ecuador? Sin duda ha habido logros importantes.

Los cultivos en la frontera norte se han mantenido a niveles bajos gracias al control militar y el desarrollo preventivo; la inteligencia ecuatoriana antinarcóticos ha mejorado como muestran la sucesión de operaciones exitosas desde el 2005; el tráfico de gasolina blanca se ha estabilizado; y se acaba de promulgar una ley contra el lavado que creó una unidad de inteligencia financiera (FIU). No obstante, existen cuestionamientos mayormente procedentes de la izquierda política que han tenido una gran influencia como los siguientes:

1. Las cárceles ecuatorianas se saturan de minoristas y mulas, mientras los capos de la droga que operan en Ecuador «rara vez son sancionados»11.

2. La llamada inversión de pruebas en los procesos en contra de narcotraficantes consistente en la confiscación previa sentencia de todos los activos del acusado viola el debido proceso12.

3. Las fumigaciones aéreas del lado colombiano de la frontera ponen en riesgo la salud y la seguridad alimentaria de la población fronteriza ecuatoriana13.

4. La Base de Manta y el Acuerdo firmado entre Ecuador y    EEUU representa un sacrificio de soberanía y excede su misión al monitorear la inmigración ilegal procedente del Ecuador14.  

Sin embargo,  mientras Ecuador no aprueba   una verdadera política publica  criminal integral  , la cooperación en el fortalecimiento de la capacidad de las fuerzas del orden y del sector judicial para combatir el crimen organizado transnacional y reforzar la seguridad de los ciudadanos y las comunidades en el Ecuador es bienvenida sin que  esto se condicione a restar  soberanía  al país ,porque  es muy sabido  que los gringos  nada dan gratis de  por medio   está  el negocio de  las armas , el petróleo  y  su posición ideológica  de derecha

Artículos relacionados

¡Cuidado te manchas con sangre las manos!

Correa nos ha llevado a tal extremo de polarización de nuestros sentimientos, que nuestra realidad es muy clara: o estás con el o contra él.

Esta postura radical ha sido fomentada por su verborrea y enfrentando el resentimiento popular contra la comodidad de aquél que con el sudor de su frente, ha podido generar algún tipo de bienestar personal. Malévolamente ha manipulado la carestía y la frustración del que no tiene nada que perder, para que se oponga sin razón a los que algo han logrado y tienen cualquier cosa que perder. Aquí no es cuestión de volver al pasado o si el futuro será mejor. Si esto fuera cierto, el refrán popular dice que todo tiempo pasado fue mejor y así mismo que todo futuro es incierto.

Guayaquil 20 20 (2)

Hay personas que al leer la primera parte de esta entrega, creen que la única y exclusiva motivación de esta iniciativa es la festiva. Pues la cosa no va por sólo montar un circo en el Parque del Centenario. Guayaquil 20 20 tiene motivaciones cívicas, autonomistas y políticas. Es nuestro bicentenario.

Guayaquileños de añeja procedencia guardaron en hábitos, costumbres y preciosos documentos en sus casas y familias la tradición de independencia, autonomía, voluntariado, federalismo, sano regionalismo, y emprendimiento comercial e industrial huancavilca. Guayaquil era y sigue siendo la oportunidad para muchos ecuatorianos y extranjeros. Con los años las oleadas migratorias que venían a buscar mejor vida, rebasaron el sistema municipal de educación guayaquileño que no se dio abasto al tratar de integrar el sentir cívico autonomista en los procesos educativos de los nuevos ciudadanos. ¿Cómo se ama y defiende a lo que no se conoce?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×