30 mayo, 2024

No des el… NULO

Estamos a menos de un mes de un nuevo proceso eleccionario que culminaría el fallido periodo del señor Lasso, mismo que debió concluir en mayo del 2025 y ahora podría fenecer entre agosto y octubre de este mismo año, al decretarse la muerte cruzada el 17 del quinto mes del 2023. 

Que habrá de nuevo me pregunto y me atrevo yo mismo a responderme, NADA, considerando que los mismos actores, salvo pequeñas excepciones, son quienes fungen de candidatos y son las mismas propuestas que no cumplieron, las que se muestras en el nuevo tapete electoral. 

Hasta hace dos o tres semanas, en el caso que hubiera ido a votar, muy posiblemente anularía mi voto, sin embargo, analizando más fríamente las cosas prefiero hacerlo o por quien tenga las mejores opciones de llegar en segundo puesto o sencillamente por el peor, a quien llamaré, como en algún momento se denominó en una campaña mediática como el recordado “Don Burro”. 

Por que no el Nulo y si “Don Burro”, porque si dan el Nulo, ese sufragio, que a mi criterio es totalmente intencionado, con conocimiento y voluntad de causa a diferencia del voto blanco y el anulado, será invisibilizado y esa opción más que válida, no pasa a ser ni una mera estadística. 

Tratando de ser un poco más explícito, como ejemplo pondrá en una elección donde hay votantes, y hay un candidato que saca 32 opciones por él, porcentualmente hablando, el candidato obtuvo 32% de los sufragios, sin embargo, si 20 personas dan el Nulo, la base electoral para hacer los cálculos de los porcentajes baja de 100 a 80 y esos mismos 32 votos que sacó el candidato, pasan mágicamente de 32% que fueron inicialmente a 40% de sufragios “válidos”. 

Lo anterior, como si es que el voto nulo, no tuviera peso electoral o peor aún que quienes en algún momento pensamos en anular nuestra elección, no tenemos derecho a demostrar nuestro descontento con todos y más todavía que según nuestro reglamento electoral, con un voto más del 40% y una diferencia de más del 10% con el candidato inmediato, esto se definiría en una sola vuelta. 

En el ejemplo aquí relatado, que podría ser nuestro escenario actual eleccionario, un candidato con menos del tercio de aceptación nacional, se podría llevar la presidencia de la república el mismo 20 de agosto, las consabidas consecuencias posteriores, serán el resultado de nuestras decisiones; en esta elección estimado lector, te voy a solicitar que medites muy bien tu manera de sufragar y que por ahora, en caso de ser esa tu posición, No des el… NULO.  



Artículos relacionados

¡Acusaciones graves sobre delitos graves!

El Presidente afirma que su hermano ya está en la oposición, o sea que no ha sido sólo empresario sino también político, ahora que se ha convertido en malo en un Ecuador bipolar de buenos y malos, donde los buenos están con el gobierno y los malos con la oposición.

El tema de fondo es que el hermano recaudó $3.5 millones para la campaña, aunque el tope del gasto electoral era menor, y luego contrató con el gobierno por $167 millones, cifra que puede aumentar a $300 millones conforme se acentúan las investigaciones.

1 comentario

  1. ojalá todo el país tenga acceso al artículo de Francesco Aycart. Hay que enseñar a la gente que no tiene acceso a mejor educación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×