30 mayo, 2024

«Hablar huevadas»

Es una expresión de mal gusto, que no se recomienda utilizar entre gente bien educada. Tiene muchos significados precedidos por un verbo, como pensar, creer, decir, proponer, hacer, escribir,prometer huevadas, etc. Su uso está generalizado en Ecuador y no tiene ninguna connotación de orden sexual.

Los abogados no estamos exentos de caer en esto. En una ocasión el abogado con quien litigaba se excepcionó al pago de una deuda contenida en un pagaré alegando: 1.- No ser la firma de su cliente; 2.- Inexistencia de la obligación, 3.- Abonos parciales y 4.- Prescripción.

Comprenderán ustedes que no se pueden alegar hechos incompatibles como negar la obligación y pedir que prescriba un derecho inexistente sobre el cual además ha realizado abonos. 

En mi alegato verbal recordé  la obra de Sigmund Freud denominada  “El chiste y su relación con el inconsciente“  en ella se explica que una de las razones por la cual reímos es el absurdo y señala este ejemplo: Pepito reclama a Juanito que le devuelva la pelota con la que jugaban, a lo que Juanito se excepciona diciéndole: No tengo que devolverte nada; en primer lugar porque tú nunca has tenido una pelota; en segundo lugar la pelota que tenías nunca me la prestaste y en tercer lugar porque ya te la devolví.

Debo reconocer con la humildad que me caracteriza los fines de semana, que los abogados hemos sido destronados por los asambleístas, cuyos desatinos e irracionalidad son norma y no excepción, podría decirse que cada vez que toman la palabra hablan huevadas y lo hacen con aplomo, soltura y petulancia. 

Felizmente ya termina el circo montado por el narcorreismo de UNES y sus aliados, donde quedó demostrado que el contrato por el cual Lasso cometió peculado ocurrió tres años antes de su mandato y quien intervino activamente para que ese peculado continúe es la misma doméstica que lo acusa Miyeya Pazmiñço, según consta en denuncia presentada en la fiscalía por Fernando Villavicencio. Acusación  que como todos sabemos, dormirá  el sueño de los injustos porque Diana nos ha defraudado en todo menos en cómo se viste.

Acusadores y jueces convergen en las mismas personas y pocos legisladores darán su voto por mérito o justicia, porque quien tenga la razón es irrelevante cuando el odio, la inmoralidad y servilismo se dilatan por la inflamada esfera, que al dios anuncian que en la asamblea impera el rayo de estupidez y corrupción que más feroz que nunca amenaza liquidar este paisito.

El partido social cristiano no solo se ha partido, sino también ha perdido identidad, están ahora en el montón, de relleno, hoy son el típico etcétera de una frase. La prensa se refiere a “Unes y sus aliados” donde se amontonan con irrelevancia el PSC; ID; y PK. Asisten al juicio político para hacer bulto y asentir con la cabeza cualquier idiotez proveniente de la acusación. 

Acabo porque me está apeteciendo «escribir huevadas».



Artículos relacionados

Proyecto de Constitución… ¿qué hay de la educación?

Últimamente me ha tocado hablar con muchos maestros y maestras en diversos cursos de capacitación y en la cotidianidad. Percibo que hay marcada incertidumbre –como en toda la sociedad- acerca del futuro inmediato posterior a las elecciones de este fin de mes, en donde estaremos escogiendo un nuevo marco referencial constitucional y no podemos darnos el lujo de equivocarnos.

Por lo anterior mi sugerencia siempre ha sido… “¡lean la propuesta!, artículo por artículo, observen, comparen, relacionen, analicen, evalúen, previo a tomar la crucial decisión”. De hacerlo, de leer con detenimiento, es que surgen ciertas apreciaciones –en el ámbito educativo- que paso a exponerlas…

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×