22 junio, 2024

¿Un Alcatraz «guayaco»?

La prisión de ALCATRAZ, era una de las prisiones más seguras de los EE.UU. (USA). Estaba ubicada en una isla del Océano Pacifico, a la altura de la Ciudad de San Francisco.

En dicha prisión, se encontraban encarcelados los criminales mas peligrosos de los Estados Unidos, en celdas individuales, algunos, otros en celdas de dos o tres penados.

En su interior dominaban varias mafias, que manejaban la prisión, incluídos a los Guardias y Jefes policiales que los controlaban.

No tenían la menor posibilidad de escapar y si lo lograban, no llegarían salvos a tierra, por sus aguas gélidas, infestadas de tiburones..

Alguna ocasión se escaparon tres penados, pero nunca se supo de ellos, si llegaron al continente o si murieron en manos de los tiburones.

Tampoco tenían opción de salir cumpliendo la condena, por cuanto el sistema penal norteamericano es acumulativo, por cada delito que cometan los criminales, de suerte que muchos de ellos, tenían penas de 100,150,200 años o mas.

Los penados en peores condiciones, eran aquellos que ingresaban por penas menores, que las cumplían, pero al salir les daban “encargos”, y si no los hacían, sus colegas delictivos se encargaban de matarlos.

Al interior de la prisión, la situación era peor. Los nuevos tenían que cumplir sus órdenes, o les pegaban, los herían, los violaban o los mataban.

Si algún penado amanecía muerto en su celda o en los SS.HH., nadie sabía nada, ni había oído ningún grito. Asi de sencillo.

El Cine norteamericano, llevó a la Pantalla Grande, tales historias de esta Cárcel. Tenían gran acogida en el público norteamericano y Latino. Recuerdo varias de ellas.

Los sentenciados a muerte, podrían ser salvados, por el Gobernador del Estado de California, al igual que los otros Gobernadores, en los otros Estados, pero muy pocos eran los que lograban perdón Hoy en día, muy pocos Estados americanos, mantienen la Pena de Muerte

Finalmente las Autoridades Federales, decidieron convertirlo en Museo, calidad que ostenta hasta la presente fecha. Actualmente es una manera de hacer Turismo en USA.

Algo similar, pero no igual que en Alcatraz, esta sucediendo, en la Cárcel de Machala, con los infractores de tránsito, que los están llevando a ese lugar, cuando obtienen una sentencia carcelaria. Los ahí presos, les están cobrando dinero, por obtener una cola, comida o algún otro beneficio.

A los infractores de tránsito, no se los puede considerar o asimilar a los delincuentes, por ello, en algunas cárceles, tienen celdas diferentes. Conozco, las Del Cantón Durán y las del Cantón Guayaquil. Debe haber, en otras cárceles del Ecuador. Es a esas prisiones donde deberían trasladarlos y no a las cárceles de delincuentes comunes.

Por supuesto que una persona puede cometer un crimen con un vehículo y/o, atropellar o matar a un tercero, con la voluntad y la intención de hacerlo, eso es otra situación y el autor será sentenciado, como criminal, de comprobarse la actitud del sujeto criminal.

Una propuesta, como la expresada por la Señora Alcaldesa de Guayaquil, de entregar en Comodato al Gobierno, una isla del Golfo de Guayaquil, simplemente resultaría INVIABLE, , según lo comenta, el señor Secretario Naciopnal de Seguridad Pública y del Estado, señor Diego Ordoñez.

Que cada gallo, cante en su gallinero.

“ZAPATERO A TUS ZAPATOS”

Artículos relacionados

País sin institucionalidad

En los grandes centros académicos del Primer Mundo, se viene discutiendo desde hace varios años, si el principal determinante del progreso humano es la institucionalidad o los valores culturales. Distinguidos economistas, como […]

Sobre la Soberbia

Este, el mejor de los tiempos. Este, el peor de los tiempos… Todo este tiempo, tiempo de la soberbia. Soberbio el grande y el chico. La misma antigua soberbia de todos los tiempos, de todas las tragedias… Serviles a los pies de la soberbia…, antes y después, en caravana y bicicleta.

La soberbia, la ira y la envidia, dueñas del mundo (son las modernas Parcas). La soberbia dictamina nuestro destino; la ira enciende, es la violencia, madre de las furias; se quedan y no se quieren ir soberbia, ira y envidia: impiden, imponen, subsisten como la palabra democracia convertida en arenas movedizas. Ser soberbio es el deseo de ponerse por encima de los demás. Dice Fernando Sabater que la soberbia es exigir primero yo, primero yo y después yo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×