29 mayo, 2024

Reformar la Policía

Los medios de Comunicación informan diariamente la violencia en el país y especialmente en la ciudad de Guayaquil donde ocurren asaltos violentos, muertes de ciudadanos, narcotráfico, violencia interpersonal, crimen organizado y secuestros en distintos sectores de la ciudad, lamentablemente no existe familia en la ciudad que no le hayan robado , o que parientes y amigos no hayan sido asaltados o sustraídos sus vehículos, por sentido común comprendemos que las estrategias que han implementado las autoridades para combatir “a los amigos de lo ajeno” han fracasado.

Helvecio sostenía que la conciencia estaba conformada en gran parte por el “Miedo a la policía” , queriendo indicar la importancia que dicha institución tiene para la sociedad, sin embargo , los delincuentes en Guayaquil le han perdido el respeto , por lo que el Gobierno está en la obligación de dotar a la ciudad de Guayaquil del mejor sistema de Seguridad, por lo que considero que entre otras reformas se debe de revisar el actual proceso de selección de los miembros de la institución realizando con urgencia un conjunto de cambios estructurales de las cuales considero que uno de los más importantes es la descentralización de la policía .

Asimismo, se tendría que radicar en un funcionario la atribución de supervigilar la policía provincial, cuidando que los procedimientos sean trasparentes y guiados por la ética más estricta para combatir los graves atentados contra la seguridad interna de Guayaquil.

Por otro lado, debemos recordar que en la actualidad la institución policial se encuentra centralizada en la Comandancia General en la ciudad de Quito, donde posiblemente están los 20 millones de dólares que invirtió el Municipio de Guayaquil para combatir la delincuencia en la ciudad.

Ojalá que estas pequeñas reflexiones sirvan para mejorar la alarmante situación por la que atravesamos, ya que, a pesar de los planes anti delictivos del gobierno, la ciudad de Guayaquil es donde se registran la mayor cantidad de muertes violentas ya que paso de 31 crímenes violentos en las cuatro primeras semanas de 2021 a 91 en el mismo periodo de 2022 burlándose la delincuencia de los operativos que realiza la policía.

Artículos relacionados

El Gobierno no roba

El mundo occidentalizado está acostumbrado a la existencia de impuestos, instrumentos de obligatoria contribución económica a través de los cuales los gobiernos se fondean para operar y a la postre revertir su […]

El error del socialismo

Es muy buena la preocupación por la salud y la educación. Es más, es un imperativo mejorar la atención de la salud y la calidad de la enseñanza. Además, el acceso libre a la educación y la atención médica gratuita son y deben ser, una obligación del Estado.

El uso de este derecho por parte de todos los ciudadanos de un país, es un anhelo que debe ser convertido en realidad. Lo malo, es la utopía de pretender hacerlo sin contar con la infraestructura necesaria para lograrlo. Otro punto en contra, es el no definir las reglas con las que se hará realidad ese avance a una sociedad mejor, más equitativa y solidaria.

Es absurdo, por ejemplo, pretender que el Estado de becas a gente vaga, que no se preocupa por aprender y que pretende que se lo pase de año, o continuar indefinidamente en la Universidad para cumplir consignas políticas o peor, delincuenciales. La escuela y el colegio deben ser obligatorios, la Universidad debe tener la obligatoriedad de estudiar. El estudiante que no pasa de año, debe pagarse sus estudios, pues si no hace el esfuerzo por aprender, será un mal profesional y hará daño en vez de bien, a la sociedad.

1 comentario

  1. Ahora asoman, a diario, los expertos y dan clases de seguridad con gran «solvencia» dicen como deben erradicar la seguridad y lo hacer es quedar en ridiculo porque opininan ridiculeces. Es fácil tomar decisiones cuando no se tiene responsabilidades. Es mejor cerrar la boca cuando no se sabe de lo que se habla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×