30 mayo, 2024

La pornografía en los medios de comunicación Social (II)

Los programas de televisión, cine y especialmente las redes sociales,  presentan cada vez más,  espectáculos con abundantes pasajes donde el erotismo remarca el argumento en una forma obscena, descarada e intimista hasta el escándalo. Ante esta situación. en nuestro artículo anterior, que llevaba este mismo título, destacamos la necesidad de un trabajo mancomunado para concienciar a la comunidad, del daño que hace la pornografía y actuar en forma enérgica. Además, hicimos referencia al Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales; y ahora siguiendo su guía, vamos a esbozar una respuesta al problema de la Pornografía en los Medios de Comunicación Social.

Los propietarios y los responsables de diarios, revistas, radioemisoras, especialmente cine y televisión. son los llamados a controlar que las producciones que se presenten en sus negocios no sean nocivas a la moral pública y vayan encaminadas al bien común. EI beneficio económico es importante, pero no debe ser logrado explotando la debilidad humana. Los comunicadores preocupados de este problema, deben «…unirse para la elaboración de códigos éticos en materia de comunicación social y publicidad, Inspirados en el bien común y orientados al desarrollo integral del hombre. Estos códigos se hacen especialmente necesarios en el contexto de la televisión y las redes sociales, que permite que las imágenes entren en los bogares, allí donde los niños y jóvenes se encuentran a su aire y sin vigilancia».

Los padres de familia, principales educadores de sus hijos, los han de formar» …en una actitud  sana hacia la sexualidad humana, basada en el respeto a la dignidad de la persona como hija de Dios, en la virtud y en la práctica de la autodisciplina». De esta forma los progenitores, ayudados de los maestros lograrán que los alumnos, especialmente los jóvenes, no permitan ser manipulados por los Medios de Comunicación Social que no seleccionan con moralidad sus producciones: además deberían  ser capaces de discernir sus programas y elegir sus diversiones actuando como usuarios responsables de la comunicación.

Como culmen de organización y  acción social, el Estado esta más que nunca  obligado a dar una respuesta al problema de la creciente pornografía  en los medios de comunicación masiva «…Se han de promulgar las leyes sanas, se han de clarificar las ambiguas y se han de reforzar las leyes que ya existen. Dadas las implicaciones internacionales que presenta la  producción y distribución de material pornográfico, hay que actuar a nivel regional, continental e Internacional de cara a controlar con éxito este insidioso tráfico”.

Ante la presentación del desorden y el vicio como algo bueno y deseable, la Iglesia no puede quedarse callada, pues es de su responsabilidad la enseñanza de la verdad, moral objetiva,  incluida la referente a la moral sexual. Los padres de familia esperamos ansiosos una acción de la Iglesia en el campo ético y especialmente práctico, frente a la Pornografía en los Medios de Comunicación Social.

Ella, con su influencia y su prestigio, es la llamada a orientar en el sentido adecuado, e incluso, a censurar en voz alta lo que pone en peligro la vida espiritual de sus hijos. Además la Iglesia debe “…Iniciar un diálogo continuo con los comunicadores conscientes de sus responsabilidades. Debe animarles  y sostenerles en su misión allí donde sea posible y deseable. Los comunicadores católicos y sus organizaciones, con sus perspectivas y experiencias propias, están llamados a jugar un papel decisivo en tales conversaciones».

Hace tres décadas, el Papa San Juan Pablo II, se dirigió a los miembros del Comité de la Alianza Religiosa contra la Pornografía. institución que la componen judíos, católicos, ortodoxos, protestantes y mormones y que luchan contra la propagación de la pornografía. En esta ocasión el Sumo Pontífice pidió a los padres de familia luchar contra esta plaga y promocionar las virtudes de modestia y castidad.

¿Seguiremos impávidos mientras se mina la base moral de nuestra familia   y se pone en peligro la sociedad en que vivirán nuestros hijos?.

Artículos relacionados

El “Gran Dictador”

Quiero aclarar, que el título de la presente entrega NO es mío, y aunque comparto totalmente el concepto del mismo, es preferible acompañar lo dicho con una explicación, de lo contrario, y de no ser del gusto de los dueños del poder, terminaré tras las rejas, chiro más de lo que estoy, y todavía con deudas a este gobierno, que ni varias de mis generaciones podrían al menos pensar en poder pagar; “Gran Dictador”, es lo que escribió un amigo mío, adicto a la revolución ciudadana, y que me mencionó que era un orgullo para él, denominar así al señor Correa.

Ya fuera de broma y tratando de hablar seriamente, dentro del circo político y mediático en el cual nos están obligando a vivir, no puedo concebir, en el amplio espectro de desastrosas actuaciones de quienes manejan a su antojo las riendas del País, que se sancione a una persona, en una velocidad record, de menos de día y medio a tres años de cárcel y 40 millones de dólares por el simple hecho de decir lo que se piensa, es verdad, pueden haber sido falsas, mentirosas, calumniosas, sin sustento las palabras expresadas, pero al menos se tuvo la valentía de decirlas, y se tuvo la responsabilidad de signar con un nombre las mismas.

Mujer maravilla

A las que tenemos hijos nos tocó hacer una parada obligatoria el fin de semana: Batman vs. Superman. Al final de la película una novedad: la Mujer Maravilla, “guerrera de las amazonas”, […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×