25 junio, 2024

País esclavizado, mutilado, saqueado y traicionado (III) 

Según M. Larrea: <<El país luchó 7 años con Inglaterra y sus corsarios que pescaban las ballenas por su aceite (petróleo de esa época). J. J. Flores nombró gobernador al “general José Villamil” que, defendió la soberanía y sacó a los ingleses. O. Hurtado en 1982 se opuso a laConvemar porque:

1) Desconoce las 200 millas marinas soberanas.
2) No reconoce los Estados continentales y “¿archipelágicos”?
3) Es lesiva a la fauna que nace en el Ecuador y fluye fuera de él. Ecuador le ganó a EE.UU. (David frente a Goliat), “en la guerra del atún y 154 barcos (privados)”, entre 1961 y 1966.

Y EE.UU. respondió con la caída de C. J. Arrosemena Monroy e impuso una dictadura militar que cayó porque el país se dio cuenta del favor a EE.UU. El país defendió sus 200 millas con la cohesión de la marina, el Pueblo, la legislatura y el ejecutivo por la vía diplomática hacia Latinoamericana (que duró hasta 1975 con la acción de O. Arosemena, V. Ibarra y G. Rodríguez L.). V. Ibarra en 1946 sacó la base naval de EE.UU. en las Galápagos que tenía unos 10 mil marinos.

Y en 1986, L. F. Cordero “decretó que el Ecuador adquiría plena soberanía sobre el mar intermedio de 125 millas entre las 200 millas continentales e insulares”>> Elguayaquileño V. Rocafuerte en 1836 hizo el Reglamento de Medidas para evitar el Contrabando Marítimo”. J. María Urbina V., militar quiteño, la Declaración de Santiago de 1952 o Tratado del Pacífico de las 200 millas con Perú y Chile, en defensa de intereses extranjeros por la pesca. Y en 1966 el interino C. Yerovi incluyó en el “Código Civil las 200 millas marinas soberanas continentales e insulares”.      

Artículos relacionados

¿Una democracia Presidencialista?

Este criterio, para los momentos del siglo que corre, como que no va más! El
estado-nación, que ha venido procesando su estadía política, desde mediados
del siglo XVII, hoy, casi 4 siglos después, ha colmado definitivamente las
funciones de la estructura republicana. Más aun… Con esta situación, aunque
gestionando algunas alternativas para subsistir en su accionar democrático,
puede decirse que ha sido rebasado. Por propia diligencia en la búsqueda de
solución a sus graves contradicciones. Es cierto que lo nuevo no siempre es
sinónimo de lo mejor. Pero está!

Hoy, sin embargo, con las fronteras del estado nacional quedadas del
tiempo, y avasalladas por la tecnología comunicacional sin esperanzas de
recuperación, de facto la exigencia de más alternabilidad social, más
libertad individual, más participación por derecho, resalta en prioridad.
Negar este hacer es invocar la toma del poder de cualquier forma del
autoritarismo político, definitivamente en desuso. Algo que, ciertamente,
genera en su manifestación socio cultural, inestabilidad jurídica, deterioro
de los derechos sociales, dependencia política de los valores y normas
institucionales… Es que el presidencialismo en una democracia contradice su
esencia misma, al dar paso a la existencia de una dictadura camuflada. Claro,
aparentemente protegida por los mismos criterios constitucionales que la
denuncian.

1 comentario

  1. León Febres Cordero Ribadeneyra, insigne patriota, quizá el mayor referente político de nuestro país, es el justo presidente que los Ecuatorianos necesitamos AYER, HOY Y SIEMPRE. Un país como el nuestro; aún repleto de recursos naturales, únicos en el mundo, se perderá en la ignominia a causa de tanta infamia política.
    Dios bendiga a Guillermo Lasso Mendoza, Dios bendiga al Ecuador…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×