29 mayo, 2024

Sin las Mujeres no habría Humanidad

“La humanidad es como es: no se trata de cambiarla, sino de conocerla.”.

Gustave Flaubert

“La suerte de la humanidad es, generalmente, la que ella se merece. “

Albert Einstein

“El hombre se eleva por la inteligencia, pero no es hombre más que por el corazón.”

Henry Frederic Amiel

“Ser hombre, o ser mujer, es una realidad que no escogimos libremente. Pero no debes revelarte contra ella, sino agradecerla.”

Del libro Análisis de Miguel Beltrán Quera S.I.

La mujer es vida, es amor, es creación, es inteligencia, creatividad, sacrificio y supervivencia, sin ella no habría humanidad.

Es tan importante en el proceso de la humanidad y su desarrollo intelectual que debemos recordar y entender que sin la mujer no habría humanidad y un ejemplo para reflexionar es que sin la mujer más especial y única como la Virgen María, escogida por el mismo Dios no habría cristianos, pues ella es la madre de Cristo, el mismo Dios hecho hombre. La mujer Santa Virgen María es el mejor ejemplo.

En estos tiempos de crisis, conflictos, guerras y más, vemos como los musulmanes en Afganistán y otros países tienen esclavizadas y maltratadas a las mujeres y con ello marcan enormes distancias con el mundo civilizado y en el de cualquier otra religión o política, donde las mujeres gozan de igualdad de derechos que los hombres.

Este es uno de los temas vitales para llegar a un acuerdo entre el mundo musulmán y el resto del mundo que respeta e iguala los derechos de las mujeres y los hombres.

No podemos recibir ni por asilo a musulmanes que no respeten nuestras leyes y pidan asilo en nuestros países donde las mujeres gozan de todos los derechos y libertades llegando, en muchos países, a la presidencia de sus gobiernos.

Hay en las mujeres sometidas del islam mucho cerebro y potencial genialidad perdidos, por impedirles el acceso a la educación, libertades y derechos iguales a los hombres. Estoy seguro que tendríamos otra humanidad, otro desarrollo, más paz y armonía, menos conflictos y en resumen una mejor humanidad.

Si el cambio climático y sus consecuencias arrasan con nuestros planetas y mueren muchos seres humanos, si la mayoría de muertes fueran las ocasionadas a las mujeres, tendríamos una grave situación para que se recupere la humanidad.

Si Dios en su infinita sabiduría creó a Eva para que con Adán se desarrolle la humanidad y gracias a la Virgen María envió a Cristo para rescatarla, quiénes somos los varones y en base a qué muchos de ellos se consideran superiores y las esclavizan.

Uno de los primeros pasos para alcanzar la paz mundial con los musulmanes y religiones o gobiernos similares, está en lograr la igualdad total de las mujeres en todos los campos con los que cuentan los hombres, según corresponda.

Así tendremos una humanidad de mujeres y hombres libres, igualitarios y armonizados, caso contrario creo que nunca lo alcanzaremos.

Concluyo con la frase del Papa San Juan Pablo II:

“La libertad siempre hay que conquistarla. No se puede tener. Llega como un presente y se mantiene por la contienda”.

Artículos relacionados

Nuestros Historiadores – I

Me refiero a aquellos que han escrito sobre la historia ecuatoriana sin usar fuentes primarias, basados en lo que narraron otros, décadas después de haber transcurrido el episodio en estudio. Sus obras están llenas de inexactitudes, los hechos han sido interpretados de acuerdo a la ideología y creencias del autor, no a lo que realmente sucedió. Estas contradicciones históricas existen desde la Independencia de Guayaquil.

En el 2009 estuve en Ciudad Alfaro y tuve la oportunidad de ver el trabajo que se comenzaba a hacer para albergar documentos y fotos relacionadas con Eloy Alfaro. En diferentes lugares hay mensajes en las paredes relativos a este personaje sacados de nuestros libros de historia. En estos se puede interpretar que quienes pelaron junto al Alfaro fueron gente del pueblo. Almorzando con una autoridad de Ciudad Alfaro, le hice referencia a una foto que estaba en exhibición, en la que se encontraban jóvenes soldados que habían acompañado a Alfaro en su enfrentamiento con Veintimilla en las montañas de Manabí. Señalando a uno de ellos, le mencioné que era el abuelo de León Febres Cordero y a otro, Luis Adriano Dillon, padre de los Dillon Valdez, de la familia propietaria del Ingenio Valdez. Recuerdo claramente que sorprendida me expresó: “Habrá que escribir una nueva historia”. Efectivamente hay que hacerlo. No se puede seguir escribiendo sobre verdades a medias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×