14 abril, 2024

Los presidenciables

Con una veintena de candidatos presidenciables en un país de no más de 15 millones de habitantes, resultaba risible, más, aún, una tela de retazos, (patchwork), difíciles de definir para el elector, quienes de tantos, serian los mas convenientes, para gobernarnos como Presidente y Vicepresidente, al igual que Asambleistas.

El ganador de la presidencia, ganaría a la sumo con un -honroso- 20% del electorado, peligroso para el país, cuyas condiciones económicas son tan difíciles.

“NO HAY PLATA”, para pagar las deudas internas y los más elementales servicios públicos.

Los médicos, los profesores, los jubilados, los educadores, los empleados públicos y algunos privados, reclaman sus legítimos pagos, otros, los empresarios y los establecimientos de educación privada, las ven negras, o grises, o nada claras, para su economía y subsistencia.

La renuncia de 5 de los candidatos anunciados a la palestra electoral presidencial; Cristina Reyes, Abdala Bucaram, Alvaro Noboa, el ex Presidente Correa, Y el Sr. Carrasco y Fabricio, el hno. mayor del ex mandatario.

No podrán inscribir sus candidaturas, por imposibilidad física, el ex mandatario, por desistir de la postulación otros, y por no poder actuar con las tiendas políticas, propias o prestadas, otros, por aquellas observaciones de la Contraloría General y de las exigencias regulatorias del C.N.E., y de otras renuncias a dichas dignidades, que se podrían dar en estos días, aclaran el panorama electoral y le dan al pueblo ecuatoriano un respiro para decidir con más tranquilidad y acierto, de quien es, el candidato, o el binomio, que más le conviene al país, -no a los electores-……

Esta vez, el voto en las urnas, será la única arma democrática, que de utilizarse para lo que siempre fue, una arma para bien de la democracia, será la que nos salve, o termine de hundirnos.

No perdamos la fe, ni la esperanza.

El país saldrá ganando.

Artículos relacionados

AVC y Museo de la Memoria II

Como en la primera parte, me seguiré refiriendo en forma fidedigna al libro “Ecuador 1960-1990: insurgencia, democracia y dictadura” de Darío Villamizar Herrera, Editorial El Conejo, 1994. En él se publican los testimonios, con lujo de detalles, de los autores de asesinatos, asaltos, secuestros, etc. de los miembros de las organizaciones subversivas que actuaron, especialmente, en la década de los 80. Les recuerdo que Villamizar, de nacionalidad colombiana, se desempeñaba como vocero político de la organización subversiva M-19 en nuestro país.

“Para el 12 de agosto (1993) se da la acción de AVC más sonada hasta entonces: la sustracción de las espadas de Eloy Alfaro y José Montero del Museo Municipal de Guayaquil. (…)”. (p.136).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×