30 mayo, 2024

Proyecto económico

Tuvo que transcurrir un año del gobierno de Lenìn y algunos Ministros de Economía para que por fin se presente un Proyecto de Desarrollo Económico que se viable. Claro está que los anteriores que ocuparon la cartera de finanzas eran flemáticos de la dictadura Correista.

Con la llegada de Richard Martínez y la amplitud mental de alguien que viene del sector privado, se ha logrado plasmar un proyecto que contempla varios beneficios para inversionistas y para aquellas personas naturales y jurídicas que tienen juicios o mora en el pago con el SRI, IESS, etc., entre otros buenos planteamientos.

La capacidad de movimiento del gobierno en la parte económica no es mucha. El endeudamiento y los compromisos adquiridos con las pre-ventas petroleras han dejado al país totalmente en banca rota, ni que decir de la corrupción donde se levantaron con el santo y la limosna.

Por el momento parece que al Presidente Moreno la situación se le presenta favorable con relación al precio del Petróleo. El presupuesto del Estado lo tenía fijado en US$41,92 y en los actuales momentos bordea los US$63, es decir hay un superávit que beneficia y permite disminuir el endeudamiento que se debe realizar para cumplir los compromisos de la deuda.

Por ahora la pelotita está en la cancha de la Asamblea. El Consejo de Administración Legislativa (CAL) calificó el Proyecto Económico urgente y lo remitió a la Comisión de Desarrollo Económico donde felizmente no están los fanáticos y fanáticas del dictador. Tienen 30 días para presentar el informe y permitir que el país empiece a despegar.
Por ahora y hasta su aprobación o veto parcial, se requiere la tranquilidad necesaria para trabajar y que la corrupción se siga destapando con mayor celeridad.

Artículos relacionados

Déficit 2015

Diario La Hora (4 Septiembre 2014) publicó que “Ecuador precisa que déficit fiscal de 2015 será de $5.000 millones” y explica que el ministro de Finanzas había dicho que además del déficit el país requiere cubrir amortizaciones de deuda por lo que la necesidad de financiamiento para el 2015 está entre $8.000 millones y $9.000 millones y que estos valores no pueden ser considerados como déficit fiscal, similar a lo manifestado por el presidente: “Una cosa es el déficit, la diferencia entre ingresos y egresos, y otra cosa es la necesidad de financiamiento que incluye lo que usted tiene que pagar en amortizaciones” (de deuda, lo que no aumenta el déficit fiscal ).

¿Desde cuándo las amortizaciones de las deudas y los intereses por pagar no son egresos? Si no son ni ingresos ni egresos, ¿qué son? El milagro ecuatoriano requiere préstamos para pagar deudas de capital e intereses entre $3.000 y $4.000 millones. ¿Debemos callar y aceptar la “verdad” del Gobierno que dice que el déficit es $5.000 millones sin contar amortizaciones de deudas e intereses y no decir que el déficit en realidad es $9.000 millones?

1 comentario

  1. Todo parece lucir como si el legado de Correa ( incluyendo al actual jefe de estado) se desvanece como las nubes con un fuerte sol. Interesante es que el actual siga ablando de socialismo y revolución y que se acuse al horroris causa de fascista. Será que la izquierda se quiere “ lavar” las manos de los pecados de la década revolucionaria? Hay es verdad un “ vice” en. Chirona y unos pocos cuantos más que se los trata como aliados molestos que an incurrido en faltas nimias ,pero que por aquello de las apariencias hay que darles un par de nalgadas en público para el consumo de la galería. Se pelearon realmente o es la retirada estratégica solamente lo que vemos? Cuanto dinero se aha recuperado? Seguimos prestando dinero a niveles de intereses de churquero y la nómina del estado sigue devorando los magros recursos que se siguen prestando! Es la misma dictadura con otras caras, más mansas pero no menos revolucionarias y con lascas y afiladas uñas que tienden a que se les pegue casi todo lo que tocan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×