17 mayo, 2024

Samborondón: Pasos a desnivel peatonales

Por fin, entendió, el Alcalde de Samborondón, que es necesario construir pasos elevados PEATONALES, en la Av. Samborondon. Ha aceptado la construcción de dos, uno a la altura del Ñato, y otro mas adelante. Bien por esta tardía decisión.

Pero, se olvido de uno, mas importante y urgente que los dos anteriores, que debería estar ubicado entre los dos grandes edificios de supermercados y Centros Comerciales: Entre Ríos y Village Plaza.

Paso a desnivel peatonal, que por un lado cruce, de acera a acera esta amplísima Av. de Samborondón de 8 carriles y que también cruce en sentido transversal, la gran Avenida que intercepta esta Av. Samborondón y que conduce los vehículos y a las personas hacia el círculo de las Garzas.

Un paso a desnivel gigante, en forma de T.

Habrá que recordarle al señor Alcalde de Samborondón, que, a menos de un año, por causa de un confuso direccionamiento vehicular, o por probable exceso de velocidad de uno o dos vehículos, en ese lugar, se produjo un lamentable accidente múltiple, que dejo, para siempre a una dama, en plena madurez de su vida, sin los dos pies de sus extremidades inferiores para siempre.

La recuerdo siempre y pienso ¿si la(s) autoridades y/o la(s) persona(s) responsable(s) de este lamentable accidente, ya le repararon a dicha dama, su incapacidad permanente de locomoción y la indemnizaron como le corresponde?.

Me alegro que el señor alcalde de Samborondón admitiese que un paso sobre elevado, preserva vidas humanas y es, mas importante que el paisaje, que según él afeaba el entorno.

Por eso este escrito, que no es la primera vez en el que insisto, por cuanto NO es suficiente el esfuerzo que los vigilantes de la CTE, hacen a cada rato, para detener el trafico de esta Avenida. que tiene 10 Kmts. de largo, para dejar cruzar a las personas sin mayor riesgo. Avenida en la que con seguridad, se requiere la construcción de varios pasos elevados peatonales.

Al Gobierno Nacional, también le caen mis inquietudes, sobre la construcción de nuevos pasos sobre elevados, en la Av. Perimetral que uno de ellos se  construyo, ante la irresponsabilidad de un conductor, en estado de embriaguez, que termino con la vida de 15 personas y unos cuantos mal heridos, como consecuencia de su irresponsabilidad.

Pero no, solo a las autoridades les corresponde velar por la seguridad de los peatones. A los conductores también, en sumo grado.

No siempre, éstos están dispuesto a hacerlo; “su tiempo”, su prepotencia al momento de conducir, y el mal proceder y el cambio de carriles a buena velocidad, están por encima de este elemental norma de transito: Velar por la vida de los peatones, aun cuando éstos, sean parte del problema, por su imprudencia y apuro al cruzar, cualquier avenida ancha, de la ciudad de Guayaquil y de Samborondón.

Las Autoridades de Tránsito, de la ATM y de la CTE, tienen la palabra y las formas y métodos para asegurar, o al menos disminuir el riesgo peatonal. Riesgo, que no es suficiente para evitarlo, el uso de CONOS, GALLETAS, PIRULOS, o reducir el numero de carriles, para el uso vehicular, que, solo conlleva a agravar la situación de riesgo.

La “Semaforización Integral, se ha dicho, que será la solución, solución por supuesto costosa, que de adjudicarse el servicio a determinada empresa, demandara un par de años más para su funcionamiento.

Y, hasta tanto??? que hacemos, o que tienen que hacer los peatones sino cruzarse entre los vehículos, en espera de que bajen la velocidad para hacerlo, pues los agentes, -que no son muchos- están apostados, no siempre en los lugares indicados, y en grupos de tres o cuatros o mas, mucho de los cuales, están mas atentos en mirar el celular, mientras los peatones esperan que tales servidores se apiaden de ellos, para poder cruzar, cualesquiera de las tantas Avenidas amplias. de la ciudad de Guayaquil y Samborondón.

Aprovecho esta carta, para tratar a continuación el tema de la limpieza de los canales, de evacuación aguas que bajan de los cerros aledaños, tanto  de la ciudad de Guayaquil y como de Samborondón, cuyas dolorosas imágenes nos muestra la TV, sobre los muertos y heridos, carros dañados y volcados, consecuencia de los torrentosos riachuelos, formados muchos al azar, y evacuarlos, que las Instituciones de Riesgo, y los mismos ciudadanos, tienen que realizar por propia iniciativa, para evitar más perdidas humanas y materiales.

En Samborondon, tenemos el canal del Colegio Delta, que esta lleno de lechuguines, los canales que atraviesan Ciudad Celeste, que son dos, que corren paralelamente hasta el río Babahoyo, que con las ultimas lluvias ya se desbordaron, arruinando parcialmente la entrada, de mas de 1 Km, de tres vías de lado y lado, y con un gran parterre divisorio, hacia el fondo de la misma, hasta llegar a nuevos emprendimientos inmobiliarios e islas pequeñas, en proceso de urbanización, que podrían en algún momento, verse también afectadas, cuando estén listas.

La naturaleza nos muestra doble opción: o constituye el paraíso de sus habitantes, para que se establezcan sobre ella en la búsqueda de la felicidad y el confort, o es su “verdugo”, cuando actúa a través de fenómenos atmosféricos, volcánicos, o hídricos a través de crecidas que arrasan todo a su paso o arremetidas formar que sumergen tierras y poblados ubicados al borde o cercano de las playas sin contar con los fenómenos atmosféricos que constituyen a lo largo de 7 meses al año, los huracanes, ciclones, y espirales de agua, que van destrozando a su paso, viviendas, vehículos, infraestructura eléctrica, arrancando árboles frondosos, y demás destrozos, que gracias a Dios, por nuestra ubicación geográfica, no lo sufrimos, pero que si pienso, en los habitantes de los Estados Unidos, donde año a año se dan, cuyas perdidas materiales -mas allá de las vidas humanas- son incuantificables.

Brigadas de socorrismo, en todos los poblados, deberían establecerse , para preparar mejor a la población, que en el caso ecuatoriano, estamos en pañales.

Escuelas de Conducir y de Educación Vial, se necesita a montones, sobre todo, para el sector profesional y para los conductores de vehículos sport, doble cabina, cuyas dimensiones y velocidad, aterran a su paso.

Creo, que tengo espacio para abordar un tema conexo: las plazas de parqueos en Centros Comerciales.

Cuando éstas fueron diseñadas, autorizadas y construidas, los vehículos sportsman, tenían un metro o metro y medio de largo menos, que los actuales.

En la actualidad, no encajan cómodamente en los limitados parqueos de estacionamiento en estos lugares privados.

Las ordenanzas municipales se quedaron cortas y abra que modificar las dimensiones, para los espacios de estacionamiento interior,  y poner en sus ingresos, para llegar a estacionarse, las señales de transito como: “PARE”, “DESPACIO”, “PEATONES CRUZANDO”, etc., por cuanto las anchas franjas de piso, pintadas de amarillo y negro (rayadas), algunos construidos como pequeñas lomitas, para que los conductores que ingresan, disminuyan la velocidad y puedan pasar, y cruzar sin riesgo, los visitantes, los empleados de los locales comerciales, que tienen que cruzar de estas áreas de parqueo, hasta las puertas de ingreso, hacia los locales comerciales, a pie.

SIMPLEMENTE NO LAS VEN. A diario lucho con estos vehículos, cuando cruzo por estas zonas peatonales y me preocupo mucho mas, en ocasiones, porque las familias concurren con sus niños y sus abuelitos, y no siempre tienen el cuidado que deben tener, frente a tales desaprensivos conductores, o en ocasiones, están mas atentos en dirigir al carretillero, que lleva sus víveres comprados, al puesto del estacionamiento de su vehículo.

Las autoridades, en ocasiones, no siempre ven lo que tienen que ver, prohibir lo que deben prohibirregular lo que deben regular no supervisan con inspectores, estos problemas caseros e institucionales, que ocurren a diario, que se pueden solucionar, sin grandes costos o la contratación de expertos en el exterior, por cuanto son aspectos, en su mayoría de sentido común, del que en mas de una ocasión, adolecen.

Atenti ciudadanos. El cambio esta por llegar

Artículos relacionados

Socialismo Comparativo

Al fin una diferencia del socialismo del siglo XXI con el socialismo del siglo XX. Mientras para Lenin el socialismo significaba la electrificación de todo el país, en el socialismo del siglo XXI de Chávez se castiga a los ciudadanos que prendan las luces del baño a la madrugada. ¡Deben usar linternas! ¿Y nosotros? ¡Con apagones de nuevo!

Vendrán tiempos peores en los que el socialismo del siglo XXI se parecerá más al del siglo pasado, y ésto ya se nota en Venezuela, cuyo ejemplo sigue nuestro gobierno, con mercado negro de divisas y escasez de alimentos de primera necesidad.

2 comentarios

  1. Así es, también se demoró 15 años en sembrar árboles es el parterre central de la Av. Samborondón.
    -No había un solo árbol sembrado hasta el año pasado.
    Solo había palmeras, que no ayudan a oxigenar el ambiente, ni dan sombra, ni ayudan a la ecología.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×