25 mayo, 2024

“Buses, taxis, busetas amarillas, camioncitos, volquetas y un camión” (2)

Soy amigo de las “Escuelas de Capacitación”, enseñan a los principiantes y actualizan a los que ya dominan una ciencia, técnica o carrera profesional. Aprender a manejar, hasta hace un par de años era obligatorio hacerlo en una de estas escuelas, que tenían muchas unidades y buenas y respetuosos instructores; la ley, cambio las reglas del juego y convirtió la obligación legal en voluntaria. ???????!!!!!!!!!!………..

Volvimos, como quien dice, a las épocas de cuando éramos menores y el chofer de la familia nos enseñaba a manejar. Yo creo que fue un error gubernamental, para congratularse con la clase profesional del volante.

Choferes profesionales que tienen su propia escuela de capacitación y  “licencias” para manejar vehículos pesados, y para el transporte urbano e interprovincial. Jamas entenderá cómo la Ley, pudo haberles entregado una responsabilidad de esa naturaleza a los transportistas: “el ratón, cuidando el queso”.

Ningún gobierno de la partidocracia, ni el actual, ha podido doblegar este PODER de los transportistas, que también tienen poder político, y PRESTAN sus unidades en muchos ocasiones a los candidatos O A LOS GOBIERNOS DE TURNO, para que, cuando estén en el poder o estando en él, las leyes de transito, sean mas benignas.

Una paralización del transporte publico, puede tumbar un gobierno.

El Dr. Noboa Bejarano, (expresidente), intento elevar las multas por infracciones de tránsito, tuvo que rebajarlas, so pena de caer.

Los límites de velocidad, en la ley, lo pusieron los transportistas de pasajeros intercantonales, interprovinciales y transportistas pesados, límites que jamás los cumplen, por ello, los accidentes en las carreteras del país y sus lamentables consecuencias.

Sus agremiados –dirigentes– tienen gran influencias en algunos jueces de transito, cuando no, sobre los mismo vigilantes.

Estos, (los vigilantes), sufren, por cuanto si citan algún taxi o algún bus de linea o algún bus intercantonal o interprovincial, esa unidad (Taxi), podría ser de propiedad de “mi Mayor”, o de “mi Coronel” (bus), y si lo hago, me mandan 48 horas al calabozo de la Institución. Mejor miro para otro lado o converso por el celular y no pasa nada

Se implantaron los controles de velocidad, pero entre ellos, cuando se cruzan en direcciones contrarias, apagan y prenden las luces intensas (señal), entonces bajan la velocidad, hasta superar el controlador electrónico.

Otros adquieren los detectores de estos controles, que un kilómetro antes, emiten un sonido y los conductores bajan la velocidad, para evitar la infracción y multa, generalmente son vehículos privados.

Volviendo al tema de las Escuelas de Capacitación y la entrega de Títulos a sus integrantes choferes, me pregunto, ¿Si el transporte masivo es público y facultativo del estado, que concesiona esta facultad a la clase del volante profesional, -pero que tampoco es un establecimiento de enseñanza superior-, ¿porque razones, dan Títulos de conducir y los categorizan según el peso y volumen del vehículo a conducir y la carga a transportar?. Por Ej: para conducir pasajeros, o carga (bienes muebles), o piedras, etc,. ¿Porque la Agencia de Transito Estatal o Municipal, no refrenda estos Títulos en sus propias escuelas de capacitación y se sujeta solamente al control mecánico?.

Tampoco se somete a tales conductores, a controles de salud corporal o mental. Porqué no ?????……….

Por el solo hecho de que la ATM, quiera revisar estas unidades de transporte cada semestre y no una vez al año, ya los taxistas, se oponen. ¿Porque?.

Acaso ¿Van a volver a catolizar ciudad/es del país como en años anteriores?.

Días en los que estacionaban sus taxis en media vía y en varios sectores de la ciudad y cerraban sus avenidas, para producir el caos en el transito y perjudicar a los usuarios, estudiantes, empleados y trabajadores

hay muchos interrogantes sobre mi cabeza. que los dejo a mis lectores, que de seguro me responderán y nos orientarán en el camino a seguir, para una mejor seguridad vial en el país, en sus carreteras y en los sectores urbanos. 

Mal momento para la ATM, para exigirle a los taxista y los transportistas de pasajeros, la doble revisión anual, ad-portas a las elecciones presidenciales y de asambleístas pues, los taxistas por sus contactos con los pasajeros, son grandes conversadores con sus clientes y tratarán de echar por los suelos, tales medidas, aún cuando, todos los ciudadanos conscientes, estemos de acuerdo con la medida a implantarse.

Que las autoridades de transito coordinen entre si sus disposiciones, por cuanto, el fin que ambas entidades persiguen (ATM y CTE), es el mismo: la seguridad para los peatones y el control, seguridad y aplicación de las leyes de transito, para los conductores.

Que se aplique la Ley sin excesiva drasticidad y sin total benevolencia, de parte de los agentes del tránsito motorizado, para bien de todos y que los jueces, por Dios, no sean ni verdugos ni alcahuetes de los infractores y que termine la corrupción para evitar la sanción pertinente.

Que la Dirección de Transito y la aplicación de las leyes pertinentes en esta ciudad, sea un ejemplo para toda la República.

Artículos relacionados

Guayaquil y el momento supremo

Guayaquil abre sus fiestas julianas y yo la siento amarrada con una soga que termina en un nudo gordiano. Desde hace 44 años que vivo con curiosa intensidad este periodo que se extiende desde julio hasta octubre, meses durante los cuales la ciudad se percibe o percibía diferente al resto de sus otras ciudades hermanas. Esto se reflejaba en el rostro de sus gentes que exhibía con pletórico orgullo esa expresión de sentirse libre e independiente sin ayuda de nadie sino de su propia idiosincrasia.

¡Cuantas veces exalté en mis columnas el inicio de julio, y saludé gozoso durante esos meses de vacaciones libertarias! Está bien que seamos una sola república, me decía, pero no por ser parte de ella dejemos de ser nosotros y dejemos de exaltar las diferencias con las que enriquecemos a esa misma república.

La patria ya es de todos

Nos atosigan con esta frase constantemente, que ya nos tienen atormentados; sin embargo piensan todo lo contrario y es así como en el Exterior y precisamente en Cuba, luego de hacer una gran apología de la “democracia” de ese país, se comentó que los “burgueses” han abandonado aquel “paraíso” de la Isla de Cuba; mientras los “burgueses” ecuatorianos se quedan y están pactando con los medios de comunicación para desestabilizarle. Es decir, que se pretende que los ecuatorianos abandonen su Patria, porque no es de ellos, sino del Socialismo del Siglo XXI, que aún no ha sido ni siquiera definido, seguramente para que sean reemplazados por colombianos, chinos, iraníes, cubanos y demás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×