25 mayo, 2024

Carta abierta del Coronel (r) Alberto Molina Flores

Guayaquil,  13 de febrero de 2017

Señores

Desdemitrinchera

Ciudad.-

De mis consideraciones:

El día 13/02/2017, en el artículo del columnista Sucre Calderón, titulado Capacitación, inicia el artículo: “El ‘novel’ Gral. Lalama…”. No tengo absolutamente nada personal con el Jefe de ATM, no le conozco personalmente; conozco que es un respetado y experimentado conocedor del tema tránsito; pero, ¿Quisiera saber qué autoridad le otorgó el grado de General?, porque constitucionalmente, sólo el Presidente de la República tiene la potestad legal de otorgar los grados de oficiales generales de las Fuerzas Armadas y Policía Nacional, mediante el Decreto Ejecutivo respectivo. Si el “General” Lalama, no es oficial militar, ni oficial de policía, mal puede ostentar dicho grado. La autoridad que le haya otorgado dicho grado, se estaría arrogándose potestades que no le corresponde, eso es delito; lo mismo, ostentar un grado militar o un título académico ilegalmente, también constituye un delito.

Agradecería muy respetuosamente se publique esta carta para conocimiento del “general” Lalama, de quién le otorgo ilegalmente el grado y de la ciudadanía.

Atentamente,

 

Coronel de EM (r) Alberto Molina Flores (Ejército)
1703023414

Artículos relacionados

Los bonos y el país

Analicemos las ventajas y desventajas de los bonos para la gente pobre y discapacitada. Me temo que se esté haciendo un daño irreversible a los ecuatorianos, si esta medida no tiene una regulación.

La gran ventaja que veo para el ciudadano que no tiene trabajo es que al menos ayuda a no morirse de hambre. Si hablamos del bono para discapacitados, este valor puede ayudar a los padres o familiares, permitiendo que uno no trabaje para dedicarse a cuidarlo y ayudar para ciertas medicinas o tratamientos.

Lo que encuentro de malo en el bono de desarrollo humano, es el hecho de que le quita al ser humano su afán de lucha y progreso, lo mal acostumbra a vivir en la miseria, de la caridad del Gobierno, entonces busca formas de seguir recibiendo su caridad y ganar algo más vendiendo cosas en las esquinas, mendigando, o si tiene ambición de ganar más, uniéndose a otros para robar, asaltar, vender droga o asesinar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×