16 junio, 2024

Judas Iscariote

En la lista de los Doce, antes que Judas, es mencionado Simón, a veces denominado el cananeo o el zelota. Los Zelotas eran un grupo una especie de movimiento. Simón, uno de los Doce, parece haber formado parte de este movimiento que era conocido con ese nombre. Él junto a Judas Iscariote son los dos personajes un tanto problemáticos, y aparecen citados al final de la lista, Judas Iscariote formó parte de su círculo de amigos más íntimos.

En el texto de Mateo se acentúa el tema del dinero: Judas entrega a Jesús por interés de plata. El texto de Lucas da un paso más realizando una elaboración teológica: el demonio lo poseyó. Fue fácil la traición, pues el Sanedrín (¿Asamblea?), formado por la clase sacerdotal de los saduceos, tenía la mirada puesta en Jesús (¿Pueblo?) a causa de la amenaza que representaba para la purificación del templo.

Jesús le dice al discípulo amado que Judas es el traidor y Judas se levanta y se va, “era de noche”, aclara el evangelista para dejar en claro que judas abandona el recinto donde estaba la luz y se va a la oscuridad. Judas, tiene interés por el dinero, pero aparece desde el principio como un diablo.

El nombre Iscariote puede derivar de sicarius (sica: palabra latina que significa cuchillo corto). Los sicarios eran activistas urbanos dentro del grupo de los zelotas. Siempre usaban un puñal corto, de allí el nombre. El nombre de Iscariote nos lleva a preguntarnos si Judas era un sicario del grupo de los zelotes.

Judas es sinónimo de traición, mentira, maldad y latrocinio. Empero, Judas, lleno de remordimiento, se ahorcó y, por ello, al suicidarse rechazó la misericordia que Dios pone al alcance de todos los seres humanos.

En los últimos días Judas Iscariote del Siglo XXI ha cogido las Monedas de Traición incluso de las entradas futuras, dejando que mueran de hambre, las de por sí lánguidas ratas que moran en la Caja de Nuestro erario.

Nadie ha logrado vencer al lenguaje corporal y claramente se lo descubre en los asalariados y justificadores de lo injustificable. Al último que se vio en una entrevista, Alcalde de un pueblo menor de la Amazonía , se le extremó el enunciado corporal: Incluso ni miraba a la cámara de la entrevista sino que parecía sufrir de la enfermedad del Baile de Sambito, enfermedad psicogénica, que ha contagiado a muchos.

La asambleístas Cynthia Viteri, manteniendo su calidad de dama, muestra un video y repasa al verdadero Mefistófeles; de inmediato la señorita Gabriela (tiene que ser soltera con esa pose y su continuo PMS en clara conjunción con sus Panas) declaran que se “revisarán previamente” lo que quieran mostrar o documentar en la Sala de la Asamblea.

Lucifer, encargado de los sanduches y parte del dinero a repartir (el resto es para sus colas), ha sido contagiado con la risa de hiena que sirve para disimular las mentiras y falsas explicaciones de lo grandioso que está la vida en Ecuador (Confunde su casa con la vida de los ciudadanos ecuatorianos).

Muchos hipnotistas escogen a personas para hacerlas desempeñar actos burlescos contra su voluntad, el Gobierno, con nuestro dinero, y su intervención de los medios, tiene hipnotizados a los ecuatorianos que no se venden. Ya son enfermantes sus mentirosas cadenas que han hipnotizado a algunos conciudadanos.

Despiértense, ellos están obligados a dialogar y escuchar a sus mandantes; además, nos tienen que entregar la información que pidamos sus mandantes.

 

Artículos relacionados

Diplomacia de cristal

“En las Relaciones Internacionales no existen amigos permanentes, sino intereses permanentes”. Esta frase es pertinente para describir la esencia de la Diplomacia y que el Ecuador, una vez más, en su accidentada […]

3 comentarios

  1. Y seguirán robando, chachareando, traicionando y todo lo que sea por permanecer en el poder. Mientras no haya una junta militar o una oposición unida, los Judas seguirán muertos de la risa. Hace falta honestidad intelectual, y pantalones para bajarse de la tarima a tanto idiota, comenzando por el pseudo forajido 001. Seguirán rompiendo los tímpanos y carcomiendo los cerebros más frágiles de la población ecuatoriana, si siguen encaramados en el poder. Todo le han dejado pasar. Todas las injusticias, crímenes de Estado, robos, abusos de toda clase han sido pasados por alto durante estos nueve años de desbarajuste y orgía de gastos del erario público. Levantar las manos al cielo y recitar clamores divinos no servirá de nada. Hay que salir a las calles a defender nuestras familias. Y palos con los mal nacidos. Hay que terminar con esta NARCOTIRANÍA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×