30 mayo, 2024

«Necesitamos que usted asuste al mercado, y nosotros vendemos seguros de los bonos»

Un triste negocios que ha efectuado el Gobierno de Rafael Correa, es entregar la mitad de la Reserva Nacional en Oro Físico, al grupo financiero de Goldman Sachs.

Hay un antecedente que conviene recordar, “los Pativideos”.

En febrero del 2007, Ricardo Patiño se reunió con especuladores que le propusieron al entonces ministro de Economía que haga algún anuncio escandaloso para que el precio de los bonos ecuatorianos se derrumben. Ellos venderían como pan caliente seguros contra una moratoria de la deuda externa ecuatoriana (Credit Default Swaps), cuyas ganancias, unos 200 millones de dólares, se repartirían como Patiño ordenase. (No se llevó a cabo, aparentemente)

“Necesitamos que usted asuste al mercado, y nosotros vendemos seguros de los bonos”, le dijeron. El ministro nunca reveló esa información, pero uno de sus asesores, Quinto Pazmiño, entregó unos videos que había grabado secretamente de toda la negociación. Pazmiño murió de un ataque al corazón y a su esposa la asesinaron.

http://www.sec.gov/news/press/2010/2010-59.htm “La SEC Acusa a Goldman Sachs de fraude en la estructuración y comercialización de CDO Atado a hipotecas de alto riesgo.

Washington, DC, 16 de abril de 2010 – La Comisión de Valores acusó hoy a Goldman, Sachs & Co. y uno de sus vicepresidentes para defraudar a los inversionistas y de falsear y omitiendo datos clave acerca de un producto financiero vinculado a las hipotecas de alto riesgo como el mercado inmobiliario de EE.UU. estaba empezando a fallar.
Materiales adicionales

Litigios de Prensa No. 21489 Queja SEC

La SEC alega que Goldman Sachs estructuró y comercializó una obligación de deuda colateralizada sintética (CDO) que giraba en torno a la realización de valores respaldados por hipotecas residenciales (RMBS) subprime. Goldman Sachs no dio a conocer a los inversores información vital sobre el CDO, en particular, el papel que un importante fondo de cobertura jugó en el proceso de selección de la cartera y el hecho de que el fondo de cobertura había tomado una posición corta contra el CDO.

“El producto era nuevo y complejo, pero el engaño y los conflictos son viejos y simples”, dijo Robert Khuzami, Director de la División de Cumplimiento. “Goldman permitió erróneamente a un cliente que estaba apostando contra el mercado hipotecario de influir en gran medida de que los valores hipotecarios a incluir en una cartera de inversiones, mientras le contaba a otros inversores de que los valores fueron seleccionados por un tercero independiente, objetivo. “Todo lo que contó Smith en aquella ocasión ya había sido evaluado por la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés), que el año 2010 acusó de fraude a Goldman Sachs por su participación en la crisis de hace siete años. Nadie fue a la cárcel. El juicio se archivó a los tres meses, luego de que el banco acordó pagar una reparación de 300 millones de dólares al gobierno y 250 millones a los inversionistas.

En esencia, lo que hizo el banco fue vender a los gobiernos socialistas de Grecia y España (entre otros) unos paquetes de hipotecas que sabía que eran incobrables. La SEC cree que Goldman Sachs empujó el precio de esos paquetes para que se derrumben, con lo cual obtuvo cuantiosas ganancias.

Mucha gente olvidó ya la historia de las hipotecas basura. Pero David Kocieniewski, periodista financiero de The New York Times, insiste en recordarla. Él cree que Goldman Sachs no ha perdido el gusto por especular, sólo que ahora apuesta con materias primas y metales.””
Éste antiguo y otrora prestigioso banco le ha puesto hoy el ojo al oro, cuyo precio en la actualidad está a la baja*.

Primero le propuso a Venezuela. Maduro entregaría 1,8 mil millones en lingotes a cambio de bonos. Por algún motivo, Caracas llegó a la conclusión de que no sería buen negocio.

El oro está en modo de subida y de aquí al 2020, cuando menos, seguirá subiendo. Dentro del patrón usual del mercado se está nivelando al cumplir 10 años de constante alza, dicho estacionamiento no quiere decir que se vaya a quedar ahí, simplemente “tomara un respiro” y seguirá subiendo.

Quien invierta en el precioso metal ahora, superará con toda seguridad un amplio porcentaje de su inversión.

Goldman Sachs dirigió su blanco al Ecuador, que el pasado 2 de junio aceptó entregarle 1.160 barras de su oro físico a cambio de 580 millones de dólares en bonos, con un interés del 0,85% anual.

“El ahorro por guardarlo” no es mucho, pero es una pizca, y de eso se aferra el gobierno para defender el acuerdo.

Lo que ocurre es que hay riesgos.

El principal es que el Ecuador sólo podrá recuperar sus barras de oro dentro de tres años, si primero paga el precio al que se cotice el metal en ese momento. Eso quiere decir que si el precio sigue cayendo, el Ecuador obtendrá una ganancia (puesto que habrá que desembolsar menos dinero recuperar las mismas 1.160 barras de metal. Pero el precio también podría subir… y entonces habrá una considerable. Ambas opciones están abiertas, a razón de $466,000 por cada dólar de incremento en el precio de la onza de oro. El gobierno, por cada $12 que suba el precio del oro, su costo financiero se incrementará en 1% (adicional al 4.25% de interés nominal del préstamo).
Ha revelado el gobierno ecuatoriano es que para tornar aún “más atractiva” la operación, Goldman Sachs le entrego al Ecuador, teniendo la garantía del oro un préstamo adicional por 400 millones de dólares, todo lo cual quiere decir que la dictadura dispondrá ahora de casi 1.000 millones de dólares más para gastar.

Viva la fiesta, ahora sabemos cuáles será el puntal de la nueva matriz productiva: Casa de empeño y especulación.

Artículos relacionados

Las noticias

Asusta ver ciertas noticias, que ya no se sabe si son FAKE NEWS (noticias falsas) o verdad, pero que es necesario analizarlas y comentarlas por su repercusión futura. Según un vídeo, en […]

Hasta que el sol nos ilumine… Encendamos una luz en la oscuridad

Voy a hacer referencia de un reciente artículo de nuestro compañero columnista, el señor Luis Antonio Ruiz, cuyo título acertadamente dice: Mea Culpa. Coincidentemente de aquello, desde hace muchas semanas atrás están dando vueltas por mi cabeza un sinfín de preguntas relacionadas precisamente con el tema al que hace mención nuestro compañero Luis Antonio.

Cierta vez que venía de un vuelo desde Quito, Rafael Correa en ese entonces Ministro de Economía y Finanzas del gobierno de Alfredo Palacio, se acomodó a mi derecha en el asiento ubicado junto a la ventana de esa primera fila. Una amiga que estaba sentada a mi lado, cuyo nombre quiero omitir, me dijo: “Oye hermano…tu eres amigo del ministro Correa..? Yo le conteste negativamente, entonces ella replicó: si ese señor va a ser candidato a la presidencia de la república…yo si voy a votar por el… ES MUY GUAPO (¡¡¡!!!).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×