1 marzo, 2024

Doctor… ¡A las rejas!

En todo grupo de graduación hay uno alto, un medio y el inferior; demarcados por las calificaciones en las materias.

La vida los baraja de nuevo y agrega catalogaciones más específicas.

Un médico también depende de la fe del paciente y de la honestidad en manifestar su cumplimiento con la medicación o instrucciones recibidas. Del mismo modo debe ser súper humano para no ceder ante la presión del mismo paciente y muchas más de los familiares.

Quede en claro: Son humanos y no Dioses, por ende siempre existe la posibilidad de que, con tantos millares de posibilidades, el punto “X, Y, o Z” que no debía estar en la ecuación se presente y el resultado sea negativo. También están los galenos de corazón que luchan tenazmente en casos perdidos y tendrán casos en los que han sido golpeados.

Un facultativo o proveedor de atención médica puede equivocarse y su desliz ocasionar una lesión o la muerte de un paciente.

Se comete negligencia cuando se hace un diagnóstico erróneo por no revisar las alternativas o cuando no se acatan las prácticas médicas estándar. No se puede responsabilizar a los médicos por una condición médica preexistente, aunque la agitación de una condición médica preexistente puede considerarse negligencia.

Estas lesiones causadas por errores médicos pueden generar futuros problemas de salud, nuevos gastos hospitalarios y trastornos emocionales.

Hay un infinito de ejemplos de errores en los que se puede cometer negligencia médica no culposa.
En el peor de los casos, un error provoca la muerte de un paciente, lo cual causa pena y tensión económica en la familia del difunto. Se puede entablar una demanda por homicidio culposo para reclamar una indemnización de daños por los salarios perdidos y el dolor y sufrimiento ocasionados.

Fue en Norteamérica que se comenzó el negocio de la demanda por mala práctica, la que junto a la ligereza de Jurados que otorgaban millones de dólares por indemnización la que todo se volvió “negligencia”. Los seguros comenzaron a costar más y más, hasta el punto que existió un gran déficit de ellos por un lado y costos de locura por otro.

Muchos Estados al darse cuenta pusieron topes a los reclamos o verdaderos análisis de profesionales expertos en su área arte.

Es difícil que un solo médico esté involucrado en una lesión, habrá un montón de derivaciones. La mayoría de las circunstancias, muchos profesionales, enfermeras, asistentes, relevos tuvieron un rol en el cuidado del paciente.

Ha habido estándares referenciales que pueden ser considerados como con la finalidad de saber quién es responsable por una lesión en específico. ¿Empero qué se busca? Quién debe de pagar por lesiones clasificadas como “responsabilidad”.

La carga por mala práctica médica puede venir del aparente incumplimiento del médico en diagnosticar al paciente correctamente, administrar o tratar al paciente sin su permiso o autorización.

Es un camino muy sinuoso y oscuro que si no tiene las debidas señalizaciones y puntos precisos de determinación puede, y de hecho hay muchos casos en que ha sucedido, que se indilgue a una institución o profesional de salud la imprudencia. Y no es raro que esta esté directamente ligada al buen nombre o aparente riqueza del acusado.

¿Cuánto sumará la antipatía? ¿La sucia política? ¿Intereses personales? Y de qué manera se manejará ese tema en que la independencia y objetividad de Sistema de Justicia no obtiene las mejores notas.

Cuán grosero es decirles váyanse al diablo que traigo a otros (sin saber ni cuán calificados estén) a que los reemplacen y quienes estarán tranquilos porque son ahijados de mi amigo.

Artículos relacionados

La ignorancia es atrevida

Días atrás un histérico de la sierra exteriorizó en redes sociales, su odio contra los líderes guayaquileños porque al terminar el paro, unos guayaquileños comentaron que debía crearse la república de Guayaquil […]

1 comentario

  1. Esta actitud del gobierno, es la que hace sospechar de que se trataba de un plan, en cuya trampa cayeron los medicos. Pienso que los ecuatorianos no debemos aceptar, ni olvidar, que el presidente ha sacrificado por un capricho mas a muchos profesionales de nuestra patria, dejandolos sin trabajo, para poner en su lugar a extranjeros, muchos de los cuales seran inferiores en conocimientos que los nuestros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×