22 mayo, 2024

La Hamburguesa

¿Quién habrá sido el falto, o escaso de entendimiento o razón, que permitió la importación de carne molida masivamente, de forma comercial común?

Algo que encuentro similar a una empresa de helados que garantizaba “Todos los ingredientes 100% importados” y que al pedir una amiga un Banana Split se les hizo la pregunta ¿los bananos también son importados? Dios, tal vez no era chistoso… a lo mejor sí.

Jamie Oliver, chef británico, ganó la cruzada contra una cadena de comida rápida, al demostrar que sus hamburguesas incluyen carne de res que no es apta para consumo humano.

Dicha carne se lavaba con hidróxido de amoniaco, para poder ser usada como materia prima en la preparación. La cadena decidió modificar su receta, negaron que haya sido por la iniciativa del chef.

Oliver demostró como el lavado de amoniaco ataca a microbios que existen en partes de la res que no son aptas para el consumo humano. Esta carne, en su opinión, hubiera sido vendida como alimento para perros sin el lavado en amoniaco. El hidróxido de amoniaco es tóxico para los seres humanos y se lo emplea en procesos industriales.

Oliver llama a este proceso de reutilización de carne de desecho en la industria alimentaria humana como “Pink Slime” (“Baba rosa”).

Aún si quitamos las alienígenas para evitar echarles el pecado de todo, hoy en día nuestra sociedad todo, absolutamente todo, lleva un proceso químico o manipulación de la naturaleza. Todo lo que comemos por muy natural que se diga que es, lleva algo alterado: sistémico, genético, o por la química en su producción o elaboración.
Las plantas y cultivos, muchas con semillas alteradas por control genético o preparaciones químicas orgánicas, o peor inorgánicas. Los abonos, los pesticidas, fuentes de agua contaminadas…

Ya no es propio decir que es “natural”.

El campesino me antes (hace mucho tiempo) cultivaba y no tenía que echar tantos productos como se hace hoy; las cosechas eran muy diferentes a como son; pero, de igual forma el sabor, variedad y valor nutricional eran distintas a hoy.

El ganado igual alimentado con comida especial, concentrados hormonales, esteroides, antibióticos y mil cosas más al final cuando salen de las granjas no son 100% naturales.

Llegan a los mercados o fábricas productoras de alimentos, para prepararlos para el consumo o la venta: Frescos, enlatados, alargada la vida útil, llevando más preservantes químicos, colorantes, saborizantes… etc., etc.

Con lo anterior, se presentan ciertas incógnitas: ¿Cómo así, una industria que vive del volumen y control de costos, importaría un producto de un lugar en el cual los precios de la carne en canal es más caro?

La primera palabra en la punta de la lengua es “son mejores”. ¿Lo son?

Analicemos contra las que se venden en un dólar:
Ambiente: Mucho mejor; Trato: Humm… mejor; Sentimiento de nuevo rico: Superlativo; Sabor: Debe extranjerizarse… Sin duda habrá que justipreciar muchos integrantes.

Lo fundamental de un Estado es cuidar a la gente de quien recibe el poder y sus fuentes de trabajo. Hay falsas industrias que son sólo ensambladoras, otras que aportan tan poco que hacen daño.

Sin embargo, la producción de productos básicos del campo o la riqueza natural, no pueden usarse para apuntalar caprichos.

Nuestra carne es excelente, no de mejores razas porque costumbres, y en especial precios políticos lo han impedido.

En este caso particular de la importación de carne, apoyar a los ganaderos, estoy totalmente a favor del presidente Rafael Correa, igual que en alguna medida más que tocaré en la próxima.

Artículos relacionados

Inundaciones, el cuento del gallo pelón…

Talvez el titulo no le recuerde. Hace un año y tres meses escribí sobre lo mismo y como hoy me encuentro en grado de cansancio mental tras escuchar la sabatina arenga, se me ocurrió recordarle a SAI., que la estación invernal pasada se peroro de lo mismo. Claro se culpo a uno, cualquiera u otros de las inundaciones, del dengue, etc., para bajo la alfombra esconder la ineficiencia gubernamental. Usted estimado lector al leer estas líneas podrá considerar que nuestro comentario es cínico, nosotros solo le recordamos que esto es el cuento del gallo pelón. Busquemos las noticias de periodos invernales anteriores y podrán concluir que las mentadas declaratorias de emergencia: nada han solucionado. Es que las causas siguen presentes, nos remitimos a las pruebas, con lo cual podríamos decir como Asterix “du deja vu”.

Las causales de las riadas traen un factor común: lechos azolvados, canales obstruidos por palizadas, drenajes sucios, compuertas maltrechas, desembocaduras cegadas, alcantarillas derruidas para solo citar unas cuantas razones. Es que todo aquello se pudo prever, incluso evitar, con una planificación técnica anticipada.

Las locuras

“Ya volvió el loco que ama”, se escuchó decir hace poco al pueblo, ante el retorno de Abdalá. Definitivamente veinte años de ausencia, por más que haya intentado vociferar desde afuera, fue […]

6 comentarios

  1. No estoy de acuerdo. Su articulo de hoy raya en la demagogia. Existe una franquicia y hay que respetarla. No se trata de cambiar las reglas de la noche a la mañana. Eso es ser poco serio; va a traer escasez y desempleo. Debieron dejar un tiempo razonable a los fastfood, para que pudieran proveerse localmente. Siga aplaudiendo imbecilidades, y pronto tendrá que morderse la lengua.

  2. Este gobierno de mamarrachos está haciendo lo mismo que hizo el imbécil de Chavez; suprimir las importaciones para ahorrar unos pocos dólares, cuando lo que debería hacer es combatir la corrupción, gastar menos en propagandas y prebendas. Muy pronto veremos las colas como en Cuba y en Venezuela. R. Correa está aplicando las políticas económicas fracasadas de la ex URSS y la China comunista. Lo lamentable es que haya gente «educada» como Ud. que se gargariza por unas toneladas de hamburguesas menos. Abra los ojos y vaya al meollo del asunto.

  3. Importar carne no debe de ser un problema,que la industria nacional compita es lo que debe importar. Por que las cadenas de comidas rápidas importan sus productos ?.Lo hacen por que creen que la industria nacional no les puede suplir en la(no hablemos del la calidad) cantidad y el precio? O lo hacen por que al ser una franquicia,están obligados a consumir (comprar-importar) la materia prima?.

  4. CON ESTAS MEDIDAS TAN TORPES LO QUE PASARA ES QUE TODAS ESTAS EMPRESAS INTERNACINALES DEJARAN EL PAIS,Y POR ENDE MUCHISIMAS PERSONAS QUEDARAN SIN TRABAJO!! PROHIBIDO OLVIDAR !!

  5. Interesante opinion, dice las verdades y comprensibles, felicito al articulista por su apoyo al Presidente Correa en esta nueva fase de orientar al pueblo a usar los productos agrícolas y ganaderos del país, porque importar todo es un absurdo y luego reclamamos por la productividad del agro ecuatoriano, producimos y no consumimos, estamos acostumbrados solo a importar sin beneficio de inventario.

  6. hablando de hamburguesas.. en reportajes similares se pregunta cómo puede ser que un EEUU y otros un menú en cualquier cadena de comida rápida sea sustancialmente menor que un kilo de verduras.. la responsabilidad no es de la hamburgesia sino de los intereses q están detrás, sabe cuántas son las corporaciones que controlan la comida mundial?, pq en eeuu producir maíz es tan barato?. la carne de las hamburguesas no siempre es de mala calidad sino que algunas se contaminan con la bacteria del coli y por eso necesitan este proceso de lavado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×