17 mayo, 2024

Los resultados de un viaje

Reunión con Jean-Marc Ayrault, Primer Ministro de Francia

Diario El Universo informo que El presidente ecuatoriano Rafael Correa inicio
una gira por países europeos como Rusia, Bielorrusia y Francia, con los cuales
busca fortalecer los lazos de cooperación.

El viaje de 14 días incluye la reunión del mandatario ecuatoriano con el
presidente ruso Vladimir Putin y su primer ministro Dimitri Medvedev, además
del jefe de Estado bielorruso, Aleksandr Lukashenko.

Uno de los objetivos del viaje será conseguir cooperación en ciencia y
tecnología, afirmó el gobernante en su programa sabatino de radio y
televisión “Diálogo con el presidente”.

Correa suscribirá también “convenios en distintos ámbitos para afianzar las
relaciones” bilaterales, especialmente en materia educativa y comercial, indicó
un comunicado de la cancillería ecuatoriana. También intervendrá en foros
sobre inversión y comercio.

En Moscú, Correa recibirá el doctorado honoris causa en la Universidad de la
Amistad de los Pueblos. Posteriormente se dirigirá a la capital de Bielorrusia,
Minsk, y concluirá su recorrido en París

Con relación a los viajes presidenciales, recuerdo lo que mencionaba Henry Kissinger, ex
Secretario de Estado norteamericano, cuando se le consultaba sobre la importancia de ellos,
respondiendo que solo se justifican los viajes presidenciales cuando se obtienen resultados
para su Estado.

Por otra parte, un ejemplo de lo que afirmaba Kissinger fue el viaje que realizara el ex
presidente de los Estados Unidos de América Richard Nixon a China para volver a reiniciar las
relaciones con ese país. Es interesante anotar la preparación que se tuvo para este viaje ya
que representaba la apertura de los Estados Unidos hacia China.

A todo esto se suma que dentro de la memorias de Kissinger se detalla todo lo que se
trabajó comenzando con el Departamento de Estado que conjuntamente con Kissinger, le
habían preparado al presidente un libro de informaciones que se encontraba en un enorme
tomo negro que tenía como nombre en código “Polo” evocando a un antiguo visitante de la
China de origen europeo.

Por otro lado, Nixon estudio el libro minuciosamente y lo cubrió de notas manuscritas, el
viaje fue un éxito y se reanudaron las relaciones entre China y los Estados Unidos.
Otro ejemplo de éxitos viajes presidenciales lo encontramos cuando el ex presidente
norteamericano John F. Kennedy viajo a Berlín y dio un impresionante discurso diciendo “Yo también soy berlinés “.

Lamentablemente, en los últimos años, algunos presidentes latinoamericanos efectúan
varios viajes con muy pocos resultados quizás porque no se ejecutaron los contactos
necesarios para el éxito de los mismos.

Asimismo, es importante señalar que un viaje presidencial debe de preparase con meses de
anticipación y además tiene que existir una agenda con resultados positivos y que justifique
que el presidente viaje a otro Estado. Esperamos por el beneficio del Ecuador que así
ocurra en el viaje del presidente.

Artículos relacionados

Con la misma vara…

Nuestro país y en general el mundo es una vorágine de noticias casi todas negativas; siempre vinculadas con catástrofes, asesinatos, tráfico de drogas, corrupción en  el sector público, etc.; se generan igual […]

2 comentarios

  1. R. Correa está haciendo turismo. No hay nada que se pueda hacer con Rusia, ni con su satélite, Bielorrusia. Ambos son atrasados en todos los aspectos: político, económico y humano. Pura pérdida de tiempo con ese par de tiranos mamarrachos.

  2. si que son odiosas las comparaciones y ademas, inadecuadas puesno es lomismo MAGNESIA QUE MAYONESANESA ni lo mismo es USA que Ecuador, seamos realistas! Con Putin estabien pero con el satrapa de lukashenko, DA HASTA RISA!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×