30 mayo, 2024

Gracias Presidente

El tema no es novedad. Su debate empezó ya hace algunos años y en el 2008 se intensificó en la Asamblea de Montecristi, cuando se evidenciaron quienes tenían su agenda propia con su clara consiga de imponer en el Ecuador “La Cultura de la Muerte”, y quienes defendíamos la vida.

Luego de dos años de debate y tras algunos intentos fallidos de “ciertos asambleístas” por incorporar al articulado la despenalización del delito de aborto, el proyecto de Código Penal llegó a su recta final.

Felizmente para la inmensa mayoría del pueblo ecuatoriano que es cristiano, católico, y respetuoso de la vida; la semana pasada el Presidente Correa dejó clara su posición frente al polémico debate, manifestando tajantemente que jamás aprobará la despenalización del aborto, y que mientras él sea jefe de Estado, no permitirá la “eutanasia prenatal”.

Con estas expresiones pronunciadas en un momento crucial para la aprobación del Código Penal, los que respetamos la vida estamos seguros que esa mayoría oficialista, se alineará con el clamor popular diciéndole un rotundo NO, a quienes pretenden despenalizar el aborto.

Más allá de los pechos desnudos en el Pleno de la Asamblea, sorprende el ligero argumento de permitir el aborto en caso de violación, pues evidencia el desconocimiento que tienen ciertos legisladores sobre la normativa ecuatoriana, por cuanto dicho acto supone un delito, proceso penal pesquisable de oficio, y que dentro del debido proceso, el supuesto violador tiene también el derecho a la defensa, lo cual incluye apelar la resolución de los jueces. Ahora, hasta que nuestros magistrados dicten una sentencia ejecutoriada respecto de dicho delito, el bebé, supuesto producto de la violación, fácilmente tendría cinco años de edad, es decir, recién entonces es cuando la madre tendría el “supuesto derecho de matar a su hijo”. Impresentable, incomprensible, inmoral.

Aquellos que no tenemos un doble discurso, que siempre hemos estado a favor de la vida, le damos las gracias señor Presidente por hacer respetar el mayor derecho humano que tienen todos los seres: la vida desde la concepción.

Artículos relacionados

No hay comentarios

  1. Estimada necesito comunicarme con usted, leí su artículo y desearía invitarla a un programa de debate de Ecuador Tv para que exponga su criterio. Me podría facilitar un número telefónico para llamarla y comentarle más sobre el programa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×